Alvaro García Linera critica la burocracia mundial para ejecutar $us 500 millones a favor de la Amazonia

2

El vicepresidente Álvaro García Linera criticó el miércoles la burocracia que hay en el mundo para definir la ejecución de 500 millones de dólares, monto que en la 74 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se decidió emplear para conservar la Amazonia de Sudamérica, uno de los pulmones del mundo.

El segundo del Ejecutivo boliviano, en la entrega de equipamiento para la seguridad ciudadana en Santa Cruz, valoró la gestión para utilizar esos recursos económicos; sin embargo, lamentó que su ejecución demore, más aún cuando la Amazonia arde desde hace dos meses.

«Los incendios en al Chiquitania y la Amazonia continental se han desatado hace más de dos meses atrás y todavía la administración y burocracia mundial sigue debatiendo desde cuándo se va a gastar esa plata», criticó.

Según medios de prensa, con esos 500 millones de dólares se prevé financiar proyectos para la preservación de la biodiversidad, el desarrollo de una cadena de valor sustentable, la gestión duradera de los suelos, la promoción de conocimientos tradicionales y la cooperación transfronteriza.

El vicepresidente explicó que esos recursos se prevé ejecutarlos en cinco años, un millón de dólares cada año, por tanto, Bolivia percibiría «12 millones de dólares» anuales, considerando que el país alberga a un 12% de la Amazonia.

«De 100 millones de dólares (por año) este 12% equivaldría a 12 millones de dólares (para Bolivia) por año, y encima (los países) aún no se ponen de acuerdo desde cuándo va a funcionar el fondo», indicó.

Para García Linera, esa es una acción tardía y valoró la respuesta inmediata que implementó el Gobierno boliviano con el apoyo de países amigos y organismos internacionales frente a esa adversidad que afecta al planeta.

En Bolivia, el Gobierno ejecutó entre el 18 de agosto hasta la fecha 23 millones de bolivianos para garantizar la logística estatal contra incendios y anunció que continuará ejecutando los recursos necesarios.

Además, organismos internacionales (CAF, Fonplata, ONU, FAO, PNUD y el ALBA) cooperaron con desembolsos económicos que suman más de dos millones de dólares para reforzar esa lucha.

«Se imaginan lo que hubiera pasado si nosotros estuviéramos esperando que se pongan de acuerdo los países de las Naciones Unidas para gastar la plata y seguro, les garantizo lo siguiente, no se van a poner de acuerdo hasta fin de año y los bosques de la Chiquitania no esperan, el fuego no espera», dijo.

vic/ma ABI