27 años que Boliviamar está en el abandono

1

A 10 kilómetros se la ciudad de Ilo-Perú se encuentran las playas de Boliviamar, que desde hace 27 años está esperando que los gobiernos de turno desarrollen estrategias económicas y que sea la próxima salida al océano Pacífico.

Perú le cedió a Bolivia en 1992 por 99 años: una franja de cinco kilómetros de largo y menos de un kilómetro de ancho, convenio que se firmó durante el gobierno de Alberto Fujimori y Jaime Paz Zamora.

El tratado se denominó acuerdo Binacional de Amistad, Cooperación e Integración Mariscal de Santa Cruz.

Los políticos de la época enumeraron las posibilidades del terreno. Se habló de terminales de carga, hoteles, fábricas. Lo más importante era reducir los lazos comerciales con los puertos chilenos de Iquique y Arica, por donde Bolivia ingresa y despacha la mayor parte de su mercadería al exterior.

27 años después, los 5 kilómetros de costa están abandonados, en el medio de la playa yace un monumento de 22 metros de altura, construido de hierro oxidado. Tiene el rostro de una mujer que mira hacia el Pacífico y a territorio boliviano, las campanas de vitrales que representaban los aretes, desaparecieron.

En 2017, el gobierno de Evo Morales designó a David Herrada como Cónsul de Bolivia en Ilo, los residentes estaban seguros de que impulsarían el proyecto que se suscribió hace más de dos décadas y media.

Lourdes Maldonado vive desde hace 25 en esas costas y lamentó que el Gobierno no haya realizado ningún trabajo para impulsar su desarrollo.

Las costas de Boliviamar se encuentran a aproximadamente 500 kilómetros de la ciudad de la paz, a nueve horas de viaje por la carretera que está completamente asfaltada. Además que fue uno de los proyectos suscritos entre en Bolivia y Perú.

PROYECTO

El exmandatario y candidato a la presidencia por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jaime Paz Zamora, visitó esas costas para conmemorar los 140 años de la pérdida del Litoral boliviano en la Batalla de Calama en 1879.

La exautoridad planteó que es tiempo de que el gobierno de Evo Morales diseñe una política portuaria para potenciar las cualidades económicas de esa región.

“Estoy aquí, mientras que el presidente Evo Morales conmemora el día del mar en nuestro país, yo vengo a hacerlo a estas costas, porque es el mar del futuro. No debemos estar frustrados, pasó lo que haya pasado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en la Haya; Bolivia no debe llorar a Chile, además tenemos la posibilidad de Puerto Busch, que es una salida alterna al Atlántico”, sostuvo.

Desde el pasado jueves se realizaron en el país los actos conmemorativos por los 140 años de pérdida del Litoral boliviano, las autoridades del Gobierno asistieron al traslado de los restos de Eduardo Abaroa a la plaza del mismo nombre en la zona de Sopocachi.

Durante la entrega de las ofrendas florales y desfile cívico militar que se desarrolló el sábado pasado, el presidente Evo Morales convocó a las autoridades chilenas a un “diálogo bilateral” para hallar una solución a la demanda de su país de una salida soberana al mar, en el marco del fallo de la Corte de La Haya de octubre de 2018.

“Es necesario buscar el dialogo bilateral con Chile y proseguir con los intercambios a fin de encontrar una formula que dé solución a este asunto pendiente de interés mutuo. Bolivia alentará acuerdos bilaterales y regionales para mejorar las condiciones de tránsito y acceso desde y hacia los mares”, dijo Morales.

Paz Zamora aseguró que el territorio concedido por el vecino país es apto para la construcción de un puerto que sea administrado por Bolivia.

Uno de los proyectos dentro de su plan de gobierno, con miras a las elecciones generales de octubre próximo, es potenciar las costas de Boliviamar, además del puerto Busch que se encuentra en la frontera con Brasil.

INASISTENCIA

El sábado pasado se tenía previsto realizar un acto conmemorativo por el día del Mar en las costas de Boliviamar, tal como ocurre cada año en esa región; las autoridades diplomáticas del país no asistieron a esos actos. Una delegación de 50 personas aproximadamente dejó un arreglo floral en las costas del Pacífico.

Información brindada por las autoridades de Ilo señalaron que “la diplomacia boliviana no asistiría a esos actos, debido a instrucciones de la Cancillería”. Los compatriotas lamentaron que se haya suspendió el acto solo por intereses políticos.

DERROTA

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) falló en octubre pasado que Chile no está obligada a discutir una salida al mar para Bolivia, en base de un profuso intercambio diplomático que desde el siglo XIX en busca de una solución al enclaustramiento boliviano.

Empero, Morales insiste que la CIJ le dio otros argumentos para que Bolivia pueda mantener su reclamo, como el reconocimiento de que nuestro país nació con costa marítima en 1825 y que el tratado de paz y límites de 1904 no resolvió el tema del enclaustramiento.

Al respecto, Paz Zamora pidió a Morales “dejar de llorar y dejar de ser tan tercos ante el vecino país y que proyecte nuevas alternativas de salidas estratégicas al Pacífico y Atlántico”. Advirtió que el tema marítimo entre ambas naciones está cerrado.

Eliana Uchani

(enviada especial de EL DIARIO a Ilo)

El Diario.