Se dispara el déficit de diésel y gasolina y sube importación

66

El déficit por la menor producción y mayor demanda de gasolina y diésel se dispara, al igual que la importación de combustibles y el costo de la subvención que destina el Órgano Ejecutivo.

Cifras oficiales de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), contenidos en el informe la Rendición Pública de Cuentas Final 2021, revelan que la producción de gasolina especial en 2016 era de 24.112 barriles por día (BBLD) y la comercialización llegaba a 28.297 barriles.

Esto arrojaba ese año un déficit de 4.185 barriles que se cubren con importaciones para evitar la escasez.

El año pasado la caída de la producción llegó a 14.809 barriles y la demanda creció hasta 34.065 barriles, con lo cual el déficit se disparó a 19.256 barriles (datos a octubre).

“El incremento en el déficit de la gasolina especial es explicado principalmente por el incremento de la demanda y la reducción de la producción, sin embargo, su efecto más notorio con un crecimiento anual entre 2016 y 2019 es de 64%”, reconoce YPFB.

En el caso del diésel, los datos oficiales dan cuenta que en 2016 la producción fue de 15.903 barriles (BBLD) y la demanda de 31.148 barriles, con un déficit de 25.245 barriles.

El año pasado la producción declinó a 11.190 barriles y la demanda se disparó a 35.293 barriles, lo cual provocó que el déficit se incremente a 24.103 barriles. “Como resultado de la disminución de la producción y constante incremento de la demanda, el déficit entre 2016 y 2019 ha crecido a un ritmo de 15% promedio anual, lo cual implica que YPFB a fin de garantizar el abastecimiento de hidrocarburos al mercado interno, en cumplimiento de la Ley 3058, cada año importe mayores volúmenes de diésel oil”, subraya el informe de la estatal petrolera.

YPFB sostiene que el crecimiento constante de los déficit señalados provocan el incremento continuo de los volúmenes de diésel e insumos y aditivos, los cuales a octubre de 2021 implicaron que se tenga que traer del exterior en promedio 24.254 barriles (BBLD) y 9.196 barriles, respectivamente.

Importación y subvención

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la importación de combustibles y lubricantes aumentó en 153,7% a noviembre 2021.

El valor pasó de 669,1 millones de dólares en 2020 a 1.697,6 millones de dólares en 11 meses del año pasado.

La subvención a los carburantes este año alcanzará a 4.794,6 millones de bolivianos, monto superior a los 3.013,4 millones que se fijó en 2021.

El exsecretario de Hidrocarburos de la Gobernación cruceña José Padilla opinó que mientras cae la producción aumenta el consumo por el crecimiento del parque automotor.

Añadió que la producción de gas natural disminuyó de 63 millones de metros cúbicos día (MMmcd) hasta 42 MMmcd desde 2014 y eso reduce la oferta de líquidos.

Advirtió que las mayores importaciones para abastecer el mercado interno provocan la salida de divisas. “El consumo de GNV aún no es importante y se consume más gasolina y diésel y el transporte pesado con 1.800 camiones que periódicamente van a Chile incrementa el consumo. Se debería impulsar una mayor producción de etanol y aumentar las reservas de gas, porque si no se tendrá que seguir importando gasolina y diésel”, alertó el experto.

El expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Juan Antonio Morales manifestó en un nota anterior que la elevada suma que se destina a la importación de combustibles tiene efecto en las reservas internacionales netas (RIN), que deben emplearse para pagar la factura.

La Fundación Jubileo advirtió el año pasado que no hay incentivos a la producción, mientras que la producción de gas y líquidos disminuye y los campos productores declinan.

Producción GLP

Opción La producción total está liderada por las plantas separadoras, que pasó de representar el 56% en 2016 a un 71% en 2021.
Gas La producción de gas natural que en 2016 era de 56,63 millones de metros cúbicos día (MMmcd), el año pasado fue de 45,09 MMmcd.

Fuente: pagina Siete