FmBolivia
Radio FmBolivia

Una abuela salvó a su nieto de un ciclo de violaciones sistemáticas

75

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La abuelita de José, un niño de ocho años, fue la que se percató que algo pasaba con su nieto. Se dio cuenta que el pequeño cambió, se volvió retraído, tímido, ya no jugaba y dejó de sonreír. Al ver este cambio de conducta, la mujer decidió conversar con el niño, quien reveló que fue víctima de un ciclo de violaciones por parte de su propio padre.

“Ella se entera que su nieto era agredido sexualmente por su padre biológico (Juan Carlos) desde sus cuatro años”, dijo el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra La Violencia (Felcv) La Paz, Jhonny Vega.

Luego de la confesión, la abuelita de José (nombre convencional) presentó la denuncia el pasado 11 de agosto y llevó al pequeño a la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, donde accedió a una valoración psicológica y a un examen médico forense. Los dos estudios confirmaron las vejaciones.

Vega dijo que de acuerdo con la valoración psicológica, el niño contó que como sus padres eran separados, debía pasar los fines de semana con su progenitor.

El hombre llevaba al niño a dos casas, una que se encuentra en la zona de Tacagua de La Paz y la otra en El Alto. En esta última, el acusado vivía con sus padres. “Él aprovechaba la ausencia de los mismos para agredir al pequeño”, informó el jefe policial.

Después de recibir la denuncia, el personal de Inteligencia de la Felcv identificó la casa donde estaba el progenitor. “Se hace el requerimiento a la Fiscalía para que emita una orden de allanamiento y de aprehensión” , dijo Vega.

Juan Carlos fue trasladado el jueves a las celdas de la Felcv y se negó a declarar. “Se acogió al derecho del silencio” y el pasado fin de semana acudió a su audiencia de medidas cautelares, por lo que fue remitido al penal de San Pedro por seis meses mientras dure la investigación”, dijo Vega.

La abuelita contó que descubrió los abusos porque José no quería hablar, se volvió muy callado, quería estar solo y perdió toda comunicación con sus amiguitos.

El niño estaba conviviendo más con su abuelita porque su mamá estudia enfermería y durante este tiempo estaba en provincia haciendo su internado.

El jefe policial dijo que ahora el Ministerio Público también citará a la madre para ver si ella tenía conocimiento del hecho.

Vega aseguró que en lo que va del año, la Felcv registró 134 denuncias de violación contra menores de edad, la mayoría de los acusados son personas cercanas al entorno familiar: el padrastro, el padre, hermanos, primos y vecinos.

La autoridad policial recordó que hace una semana se conoció que una niña fue vejada por un vecino. La mamá dejaba a su hija al cuidado del vecino porque “lo consideraba como su hermano ya que crecieron juntos”.

“Es importante hablar con los pequeños. Los padres salen a trabajar y cuando llegan a sus casas no conversan con sus hijos sobre qué hicieron en el día. Es muy importante retomar la comunicación con los hijos para que ellos informen lo que les pasa o si están en riesgo cuando se quedan con alguien”, dijo Vega.

La psicóloga experta en educación sexual Marynés Salazar aseguró que en esos casos es importante conversar con los niños, pero además generar confianza.

“Cuando los niños viven una violación, este hecho genera dolor y provoca que el niño no quiera acercarse a la persona que lo está violando. (El pequeño además) se retrae, es decir que si antes jugaba mucho, ahora baje o ya no lo haga”, dijo la experta e indicó que la víctima manifiesta un miedo especial cuando el agresor se acerca.

Puede ser también que el niño intente contar el hecho a los adultos como si le pasara a otra persona. “Si un niño dice que alguien le está besando o manoseando o lastimando su cuerpo siempre será importante creerle, más aún cuando él da incluso el nombre de la persona”, dijo.

Salazar aseguró que a veces los adultos no quieren creer que esto viene de un tío, del papá o del vecino, por lo que es importante que en ese momento la persona le diga al niño que le cree y que más bien le cuente todo lo que está pasando. “Yo te voy a proteger, no tengas miedo”, esa es una frase que el pequeño necesita escuchar para sentirse seguro.

Para hacer la denuncia, una persona cercana debe acompañar al pequeño para que tenga mayor confianza y cuente lo que sucede.

La familia debe hacer entender a la víctima que no es su culpa y que el responsable es el que cometió el delito. La especialista aseguró que es importante que los niños reciban terapia para que puedan retomar la confianza en su cuerpo y sensaciones, así no generen traumas a futuro.

Cinco abusos sexuales por día en el país

Informe Entre el 1 de enero y el 16 de mayo de este año, el Ministerio Público registró 13.866 casos de violencia familiar y 677 violaciones de niños, niñas y adolescentes, lo que equivale a un promedio de aproximadamente cinco abusos sexuales por día y un centenar de casos de violencia doméstica.

El dato se encuentra contenido en un reporte de la Fiscalía General del Estado (FGE), según el cual el total de casos atendidos que se encuentran inmersos en la Ley 348 para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia llega a 16.930, más de 38% de ellos reportados en el departamento de Santa Cruz.

Reporte Una verificación que realizó la Defensoría del Pueblo en 50 municipios del país constató que las unidades dependientes de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) trabajan en medio de muchas carencias y una alta carga de casos en relación a la cantidad de sus efectivos. Entre el 10 y 14 de mayo visitó 62 oficinas, donde trabajan 402 efectivos que investigan un promedio de 344 casos por día.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas