Robo de placas permite otros ilícitos

Las placas de vehículos que son robadas en el interior del país suelen ser utilizadas en las capitales departamentales en otros ilícitos

La Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) identifica al robo de placas de control como la mayor cantidad de denuncias recabadas la pasada gestión con el 58 % de los casos más atendidos.

En los datos recabados por EL DIARIO, se establece que el robo de placas de control de los 8.912 casos registrados por Diprove, se encuentra ubicado en el primer lugar de denuncias recabadas con 3.712 casos en la pasada gestión y en el 2017 con 4.578 hechos.

De la totalidad de denuncias realizadas se evidencia que en el primer semestre en ambos años, se han atendido una mayor cantidad de casos, en 2017 con 1.117 y en 2018 con 1.047 denuncias.

Las placas de control como suelen ser denominadas a las que portan los vehículos, son como la identidad no solo del motorizado, sino del propietario de ese bien, que por sí solo no parece tener valor alguno, pero para las organizaciones criminales logran generar un valor adicional.

Son estas organizaciones las que suelen estar relacionadas a una serie de ilícitos, como el secuestro, atracos, robos agravados, monrrazos, narcotráfico, violaciones y hasta robos por encargo, quienes conocen que en cada uno de estos modos de operar no solo requiere de un vehículo, sino que el mismo pueda tener un falso registro que permita desviar la verdadera identidad del propietario.

En varios hechos delictivos presentados por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), una de las características es que estas personas suelen hacer seguimiento de sus objetivos con motorizados, que tienen una placa de control que no corresponden o son robadas.

Otro aspecto que les favorece a estas personas dedicadas al ilícito, es que pocas veces las víctimas de placas sustraídas suelen formalizar su denuncia y seguir el proceso de búsqueda, por lo general, hacen el requerimiento a su municipio para obtener una segunda placa de control de su motorizado, sin percatarse que dicho instrumento es utilizado en diferentes delitos.

“En uno de los caso atendidos el pasado viernes, se involucra a dos personas quienes realizaban el trabajo de jaladores, que representa a un procedimiento de robar carteras de mujeres, estos individuos procedían a este tipo de hecho en la zona Villa Adela, dos de los detenidos cuentan con antecedentes por robo agravado y el vehículo utilizado siempre era manejado con diferentes placas de control robadas”, detalló el director de la Felcc El Alto, coronel Sergio Bustillos.

Es importante establecer que los departamentos que se presentan mayores casos de robo de placas de control, no necesariamente están ubicadas en la troncal, como suele presentarse en otros ilícitos, si bien Santa Cruz es el departamento donde más robos de placas de control se presentan con 2.907 el 2018, en ese mismo año Potosí ocupa el segundo lugar con 356 robos de placas, seguido de Tarija con 175 y Chuquisaca con 172 casos.

Contrariamente, a estos datos en La Paz, por ejemplo, solo se presentaron cinco denuncias y en Cochabamba solo dos, pero es en estos departamentos de la red troncal donde se comenten los otros ilícitos que requieren de la intervención de un motorizado como instrumento del hecho.

Es por eso que las personas que descuidan sus motorizados y suelen estacionar en vías públicas, por lo general descubren que les han sustraído una placa o ambas mientras que el resto del vehículo está intacto.

Este procedimiento corresponde a las organizaciones delictivas que tienen no solo un extenso prontuario delictivo, sino que por lo general operan en un motorizado para realizar una serie de hechos delictivos, “camuflados”, con placas de vehículos robadas.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más