Noticias de Bolivia

Denuncia de ascensos ilegales alcanza a juez de tribunal militar

45

Las denuncias por los ascensos ilegales en las Fuerzas Armadas (FFAA), aprobados por el presidente Luis Arce, senadores del MAS y el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, alcanzaron ahora al presidente del Tribunal Permanente de Justicia Militar (TPJM), general de Brigada Antonio Monasterios Chui. El uniformado fue puesto en el cargo luego de ser reincorporado de la reserva activa.

“La primera irregularidad es que el señalado general ya se encontraba en la reserva activa, pero que por amistad con el actual Comandante en Jefe de las FFAA -ambos son de la promoción 88- general de Ejército Augusto García Lara, se lo incorporó para asumir la presidencia del Tribunal Permanente de Justicia Militar sin cumplir los requisitos para ejercer dicho cargo”, señala parte de la denuncia enviada a Página Siete por un oficial de las FFAA.

El uniformado que pidió no revelar su nombre, señaló en su nota al menos 11 irregularidades. Entre las más importantes -según los respaldos documentales- están el incumplimiento del artículo 142 de la ley de administración del personal de las FFAA (del 5 de julio de 1979) que está vigente en todo lo que no sea contrario a la Ley Orgánica de las FFAA (LOFA).

“El militar que hubiese pasado a la situación de reserva activa, podrá ser reincorporado por necesidades del servicio, pero de ninguna manera, para ejercer cargos de la alta jerarquía militar, con lo que (el general Monasterios) no podría cumplir las funciones de la presidencia del TPJM, tal como se evidencia en la prueba de jerarquía de las FFAA que adjunto”, señala la denuncia.

Por otro lado, también se cuestionó la legalidad de la resolución de designación de Monasterios, por la fecha en la que se emitió, 11 de octubre de 2021, la cual sería “apócrifa”; en realidad, fue elaborada tiempo después, pero le dieron esa fecha “para justiciar” (legalizar) los actos.

La denuncia señala que el mismo día Monasterios suspendió las actividades del TPJM, pues no tenía el grado requerido para este cargo.

Según la explicación, también se vulneró la norma al designar a Monasterios como presidente del TPJM, sin cumplir el requisito del grado solicitado: “general de división o su similar en la Armada”.

“Monasterios, a tiempo de asumir funciones era general de Brigada, no cumplía el requisito para asumir el cargo, pero lo deciden así porque esto le asegura la posibilidad de ascender (a general de Ejército)”, indica la mencionada demanda.

En relación a esta designación, abogados de militares consultados por Página Siete cuestionaron que los tribunales militares aún estén en “vacación judicial”.

Este medio buscó la versión del funcionario militar denunciado, pero su personal de apoyo señaló que -por recomendación del área jurídica del TPJM- no dará ninguna declaración, hasta que sea autorizado por el Comando en Jefe de las FFAA.

Por separado, otro uniformado del servicio activo apuntó que similar irregularidad se dio con miembros del Comando en Jefe de las FFAA.

Los uniformados afectados insistieron en señalar la responsabilidad del presidente Arce, pero también la “manipulación política” que se dio al proceso de ascensos por parte del ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

Página Siete intenta por varias semanas contar con una contraparte de los miembros de las FFAA y del ministro Novillo, pero hasta la fecha no hubo respuesta alguna.

Inicio de denuncias

Zúñiga Las denuncias realizadas por militares de las promociones 87, 88, 89 y 90, en sentido de que el gobierno de Luis Arce “ha quebrado la jerarquía militar”, se dieron desde la designación y ascenso a general de Juan José Zúñiga, actual jefe del Estado Mayor del Ejército, quien en 2014, junto a otros 12 militares, fue sancionado por el robo de dinero destinado al pago de dos bonos solidarios.

Fuente: Pagina Siete