FmBolivia
Radio FmBolivia

Lluvias: un muerto en Santa Cruz y un maestro desaparecido en Irupana

5

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Basilio Villarreal, de 53 años, murió ayer arrastrado por las aguas en un canal de drenaje en el barrio Tres Pasos al Frente en Santa Cruz, luego de una intensa lluvia que cayó en esa capital. En Irupana, La Paz, un maestro de 70 años desapareció en la comunidad Huiri Lanza a raíz de una riada. Otro profesor se salvó, pero una escuela, cinco viviendas, cuatro vehículos y una avícola fueron afectadas por la mazamorra.

En la ciudad de Santa Cruz, los bomberos encontraron sin vida el cuerpo de Villarreal, de 53 años, que cayó a un canal de drenaje. El cadáver fue hallado cerca de la laguna Guapilo, donde desemboca el canal de desagüe.

De acuerdo con los familiares, Villarreal salió ayer por la tarde en su bicicleta, pero no retornó más a su domicilio. Bomberos rescató el cuerpo después de tres horas de búsqueda. Villarreal dejó a un hijo de 15 años.

La lluvia inundó varios barrios de la ciudad de Santa Cruz y decenas de vehículos quedaron atrapados por el agua. El director de gestión de Riesgo y Emergencias Municipales, Roxney Borda, informó anoche que se reportaron además dos viviendas inundadas, en la zona de Los Lotes y la avenida G77. Entre tanto, un árbol cayó sobre un motorizado fuera del Zoológico Municipal.

Videos enviados por vecinos cruceños muestran cómo la fuerza del agua arrastró vehículos por las calles de esa ciudad ante la impotencia de los choferes que quedaron varados en medio de verdaderas lagunas en gran parte de la ciudad de Santa Cruz.

Muere un maestro

El maestro de primaria Jacinto Pari Tórrez, de 70 años, desapareció ayer luego de que una riada destruyó la unidad educativa Huiri Lanza, del municipio de Irupana en los Yungas.

Pari, natural de Santiago de Huata en el altiplano paceño, acostumbraba tomar una siesta luego de impartir las clases a los niños y pese a que fue alertado por otro profesor de la inminente llegada de la riada no pudo escapar. “Parece que se quedó dormido y ahora no aparece”, contó entre lágrimas Ruddy Cañisaire, el otro maestro que salvó la vida. El siniestro sucedió a la una de la tarde; media hora antes, los 32 escolares de la unidad educativa habían salido de las dos aulas; no obstante, algunos pequeños que se quedaron jugando por el sector, fueron alertados por un vecino.

Según los testigos, un pequeño riachuelo creció ayer por las lluvias y también por un desmonte en la parte alta. La mazamorra asoló a la escuela de esa comunidad ubicada a una hora de la capital del municipio de Irupana y a 143 kilómetros de la ciudad de La Paz.
Coches atrapados en verdaderos ríos, ayer en Santa Cruz.
Foto: El Deber

La riada destruyó además, el tinglado de la cancha, una granja avícola, cuatro vehículos y también afectó cinco viviendas, según contó el periodista Adolfo Apaza, de FM Bolivia.

En la Gobernación de La Paz informaron ayer que hay al menos 20 familias afectadas. Esa repartición informó que enviarán maquinaria pesada y ayuda alimentaria para los afectados.

Debido a la riada, Huiri Lanza quedó sin energía eléctrica, sin agua potable y aislada, porque sus caminos quedaron inhabilitados. La Alcaldía de Irupana espera recibir además ayuda de parte del Viceministerio de Defensa Civil.

Lugareños de Huiri Lanza buscaban ayer el cuerpo del maestro Pari, mientras los padres se aprestaban a pedir al Gobierno un nuevo colegio para los niños.

La zona alteña de Río Seco se inundó
La zona de Río Seco en el Distrito 5 de la ciudad de El Alto quedó inundada ayer luego de la lluvia que cayó en esa urbe aproximadamente a las 15:00. La avenida Juan Pablo II y otras vías del barrio de la extranca de Río Seco quedaron convertidas en ríos.

La lluvia, que duró unos 25 minutos, provocó que verdaderos afluentes bajen desde las zonas altas de Villa Ingenio y Villa Mercurio hasta Río Seco, en la parte baja de esa ciudad.

Los dueños de comercio tuvieron que cerrar sus tiendas para evitar que el agua ingrese. En tanto, algunos trufis quedaron varados en medio del agua. El nivel del agua superó los 20 centímetros. Los vecinos de la zona lamentaron que la Alcaldía no haya enviado personal para limpiar el sector.

Hace dos semanas, el barrio de Senkata quedó también inundado. En esa ocasión al menos tres viviendas fueron afectadas en sus techos.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas