Madre enviada a la cárcel

Las normas legales prohíben el castigo corporal contra los menores.

La madre de familia de una menor de ocho años, a quien la pegó por no haber hecho su tarea y le causó seis días de impedimento fue enviada a la cárcel, la decisión fue calificada de excesiva.

La secretaria de Desarrollo Social del Gobierno Municipal de El Alto, Blanca Mendoza, dio a conocer que luego de haberse realizado las acciones correspondientes y desarrollarse la audiencia de medidas cautelares en contra de la madre de la menor, quien fue remitida al centro penal de Orientación Femenina de Miraflores en la sede de Gobierno.

“La menor en este momento se encuentra con el progenitor y se tienen entendido que existen dos hijos más, uno que es mayor de edad, de 20 años, y otro menor de 16 años quienes estaban a cargo de la mamá. Al momento se analiza la situación de la estructura familiar y se establece que si es la madre la única que establecía estas prácticas de golpear a los menores”, añadió.

Si bien la Defensoría de la Niñez y Adolescencia es la instancia que ha realizado el proceso penal en contra de la madre de forma acelerada, por el supuesto delito de violencia intrafamiliar y doméstica, ejercido por la madre en contra de la menor, el hecho ocurrió en el Distrito 3 y la denuncia fue realizada por parte del hospital, donde fue remitida la menor.

Una vez que la niña fue remitida al centro de salud para atender sus heridas, funcionarios del hospital, por norma son quienes comunicaron la existencia de una menor que presentaba heridas como consecuencia de una agresión por parte de una familiar, que en este caso fue la madre.

“Luego de la evaluación, la médico forense establece que se le dio a la niña seis días de impedimento, porque existían evidencias, tanto en el rostro como en otras partes del cuerpo que hubo hechos de violencia en contra de la menor”, expresó.

El informe policial establece que la madre de 44 años, es quien golpeó a su hija de ocho años con un cable de electricidad, por no haber hecho sus tareas.

“Se trató de un caso de violencia familiar y doméstica que fue atendido el martes 20 del presente mes. La madre la dejó con seis días de impedimento, luego de que la menor llega a ser golpeada con un cable de energía eléctrica, en la parte del rostro y del cuerpo”, explicó el responsable de la Felcv, capitán Alejandro Rojas.

En tanto, los vecinos de la zona, donde se atendió el hecho, califican de extrema la determinación judicial.

Los vecinos de la zona dan a conocer que si bien la madre es responsable de la agresión que le generó a su hija, pero que la sanción de ser enviada a un centro penitenciario, es calificada como determinación “extrema”, porque ahora la menor y sus hermanos se verán sin la presencia de su mamá y sin que exista un familiar que se haga cargo de ellos.

“Es importante que se pueda establecer una sanción a la madre, porque dejó a su hija con seis días de impedimento, luego de golpearla con un cable, pero eso no significa que se sancione con otra pena mayor, cuando existen delincuentes, como los que han disparado a un joven que están libres, sin ser detenidos o después de robar y cogotear salen luego de tres meses de estar en la cárcel, no creemos que ahora la detención preventiva se convierta en una norma y no una acepción como señala la norma”, lamentó Juana Churqui quien propone que la Defensoría del Pueblo en El Alto o Derechos Humanos sean las instancias que se pronuncien para que si bien la madre de familia reciba un tratamiento psicológico por su actuar violento, pero que no correspondería ir a la cárcel por un hecho menor.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más