Huelga de hambre ingresa al cuarto día

2

Los médicos mantienen dos piquetes de huelga de hambre, en demanda de su inclusión a la Ley General del Trabajo y la abrogación de la Ley 1189 de prioridades. El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, pidió paciencia a los pacientes.

La huelga de hambre, por parte de los médicos, que inició el lunes pasado, en instalaciones de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital de Clínicas, cumple hoy su cuarto día.

Víctor López, médico de planta, participante de la medida de presión, indicó que se mantienen firmes en su pedido de la inclusión del sector médico a la Ley General del Trabajo.

Informó que la demanda se la viene realizando desde hace dos años junto a otras, como el mejoramiento de las condiciones para la atención de los pacientes y el adecuado aprovisionamiento de medicamentos, en los centro hospitalarios.

Respecto a la Ley 1189 de prioridades, la cual dispone la construcción de más de 60 hospitales en diferentes puntos de Bolivia, con presupuesto de la Caja Nacional de Salud (CNS), los médicos ratificaron su posición de pedir la abrogación de la norma por haber sido aprobada de manera inconsulta.

Por su parte, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, indicó que se busca un consenso entre las partes, pero manifestó su pesar por las dificultades que traban el avance del diálogo.

A su turno, López indicó que la mencionada norma “es una maniobra política de destrucción del sistema de salud en nuestro país”, la misma que no tendría finalidades técnicas, ni la adecuada planificación para ser ejecutado.

La huelga empezó con cinco personas de las cuales ayer en la mañana hubo una baja, una integrante de la protesta mostró un problema de hipertensión y por recomendación médica, se retiró de la protesta.

López indicó que el sector médico se siente discriminado por el Gobierno, por los pocos avances que hay respecto a las demandas del sector. Por tal motivo un segundo piquete de huelga de hambre fue instalado el martes en los ambientes del Hospital del Niño.

En el sector de Otorrinolaringología se lleva adelante el primer piquete de huelga de hambre, donde hay una delegación de cinco personas pertenecientes al Sindicato de Ramas Medicas de Salud Pública (Sirmes).

Otro sector de los médicos se encuentra apostado en puertas de los espacios donde fueron instalados los piquetes de huelga de hambre, con la finalidad de controlar que personas ajenas al sector no ingresen a entorpecer la medida extrema y controlar que se cumpla la huelga; también están encargados de realizar un monitorio y vigilancia del estado de salud de los protestantes.

El Diario.