Tras 40 días, los qhara qharas llegan y se declaran en vigilia

Vitoreando “jallallas” (vivas), la marcha de los qhara qhara arribó ayer al centro paceño, luego de 40 días de caminata. La caravana se declaró en “vigilia permanente” hasta que el Gobierno atienda su “agenda”.

La pasada jornada, la marcha descendió desde El Alto, a las 8:00. El 6 de febrero, la columna partió desde Sucre. Los movilizados exigen, entre otras demandas, la “restitución” de sus “territorios ancestrales”.

“Jallalla los pueblos y naciones indígenas originarios, ¡jallalla!”, fue una de las frases que expresaron los originarios al acercarse al centro de la urbe, aproximadamente a las 11:00.

Los indígenas se encaminaron a la plaza Murillo. Sin embargo, ante el fuerte resguardo policial, alrededor del kilómetro cero, la caravana se dirigió hacia el edificio del Ministerio de Justicia, ubicado en El Prado.

“Sin las naciones indígenas no existe Estado Plurinacional”, “Respeto a las naciones y territorios ancestrales”, se leía en las pancartas de los movilizados. Muchos llevaban wiphalas. Los hombres vestían ponchos, sombreros; algunos, gorras. Las mujeres, cargaban aguayos.

“Hemos llegado a La Paz, después de caminar 41 días desde Sucre y no nos vamos (a ir ) de acá sin que las autoridades (correspondientes) nos escuchen y atiendan nuestros pedidos”, sostuvo el máximo dirigente de la nación qhara qhara, Mario Chincha.

Ayer, a la columna que realizó la caminata desde la capital del país se sumaron más de 100 indígenas, provenientes de cuatro naciones originarias. Todo el grupo llegó al centro paceño aproximadamente las 11:30. “Están representantes de los 16 suyos, además de las tierras bajas”, sostuvo la originaria Martha Cabrera.

Al llegar al Ministerio de Justicia, los originarios hicieron un cabildo, en el que las autoridades explicaron los acercamientos -sin éxito- que tuvieron con las autoridades del Ejecutivo.

Aparte de la “restitución de sus territorios ancestrales”, objetivo que buscan lograr mediante la aprobación de un proyecto de ley, los originarios exigen la modificación de dos leyes importantes del andamiaje del Estado.

“Tenemos tres puntos agendados: las modificaciones a la Ley de Deslinde Jurisdiccional y a la Ley Marco de Autonomías, y el proyecto presentado para la restitución de territorios ancestrales”, manifestó el originario Samuel Flores.

El representante detalló que en el caso de la Ley de Marco de Autonomías se busca la modificación de los artículos 52 y 54, con el fin de establecer que el estatuto de las autonomías indígenas se apruebe sólo con normas y procedimientos propios, y se elimine el requisito del referendo. En el caso de la Deslinde Jurisdiccional, la caravana apunta a que se modifique el artículo 10, inciso II.

En la puerta del Ministerio de Justicia, las autoridades originarias armaron en el piso un “pabellón de bastones de mando” y realizaron un rito originario con hojas de coca.

Antes de bajar

En la mañana, antes de que la marcha partiera al centro paceño, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, minimizó la movilización. “Es una marcha muy pequeña de 22 personas, se han desempeñado en movilidad, están 40 días sostenidos por estas ONG, con financiamientos, es una marcha pagada”, dijo.

Los indígenas rechazaron las declaraciones y exigieron a la autoridad que las pruebe.

Ayer, la caravana se declaró en “vigilia permanente” en inmediaciones del viceministerio de Autonomías, hasta que su “agenda” sea atendida.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más