Responsabilizan al Gobierno por estado de salud de Añez

Expresidentes, políticos y parlamentarios condenaron la intervención a la vigilia que se realizaba en apoyo a la expresidenta y exigieron que se garantice la vida de Añez.


Tras la agresión y desalojo de la vigilia instalada en puertas del penal de Miraflores, Carolina Ribera, hija de la expresidenta del Estado, Jeanine Añez Chávez, denunció que fue atacada por grupos violentos compuestos por funcionarios públicos y gente afín al Movimiento al Socialismo (MAS). Responsabilizó al Gobierno por la delicada salud de su madre.


En conferencia de prensa y tras ser retirada del penal, Ribera exigió que se cumpla la determinación judicial para que la exmandataria sea atendida en un centro médico dado su delicado estado de salud.
Denunció que las personas que conforman los grupos que intervinieron la vigilia son funcionarios públicos y militantes del partido gobernante, por lo que este hecho será denunciado ante la comunidad internacional.


“Mi madre Jeanine Añez está sola y desfalleciente, hostigada por la gobernadora que impide su traslado al hospital, como ordenó el juez. Me sacaron a golpes del Penal. Hordas de funcionarios nos empujaron a la abogada y a mí”, expresó.


Ribera además responsabilizó al gobierno del MAS por el estado de salud de su madre, condenando que de forma irregular se evite dar cumplimiento a la resolución de autoridad jurisdiccional competente, que la jornada pasada concedió una Acción de Libertad para que Añez sea atendida en un centro médico.


“Son directos culpables de lo que suceda a mi madre, Jeanine Añez, por incumplir la orden judicial de traslado a un hospital, de enviar policías y funcionarios a sacarme por la fuerza de su lado”.


La tarde de ayer, un grupo de personas, presuntamente funcionarios públicos, llegaron hasta las afueras del penal de Miraflores y procedieron a destruir la vigilia instalada en el lugar para hacer seguimiento a la salud de la exmandataria, al mismo tiempo, Carolina Ribera, era desalojada del interior de este centro penitenciario, contra su voluntad y por la fuerza.


Tras conocerse esta situación, legisladores y políticos repudiaron el hecho manifestando su rechazo a través de redes sociales y medios de comunicación.


Los expresidentes Jorge Quiroga y Carlos Mesa condenaron esta intervención y exigieron que se garantice la vida de Añez para que sea atendida en un centro hospitalario, además de bridarle protección contra los grupos violentos que la hostigan.


Advirtieron que el mundo es testigo de las irregularidades alrededor del injusto encarcelamiento de una expresidenta constitucional y la forma en que se incumple la resolución judicial que ordena su traslado a un centro médico. De la misma forma, se cuestionó el silencio del Relator Especial para la Independencia de la Justicia, Diego García-Sayán, quien se encuentra en el país.


A este rechazo se sumaron legisladores de oposición y autoridades que lamentaron las agresiones contra Ribera y la falta de humanidad en el trato a Añez. Oficialistas minimizaron el hecho.
Al finalizar la tarde, se conoció sobre una nueva determinación judicial en la que se ordena que la expresidenta sea atendida al interior del penal de Miraflores, incluso contra su voluntad.

Fuente: El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más