COB pide 10% de alza a sueldo mínimo y privados rechazan

38

La Central Obrera Boliviana (COB) plantea un aumento de 10% al salario mínimo nacional y 7% al salario básico, pliego que recibió el rechazo del sector privado.

“Este año los trabajadores a nivel nacional estamos proponiendo un incremento salarial del 7% al salario básico nacional y un 10% al salario mínimo nacional. Es la propuesta que estamos realizando para el incremento salarial 2022”, afirmó el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, luego de entregar el pliego petitorio al presidente del Estado, Luis Arce.

Agregó que el pliego incluye un incremento inversamente proporcional y de esa manera ayudar a los trabajadores que resultaron afectados por el presunto golpe de Estado, que denuncia el MAS, y la pandemia. Luego de recibir el pliego de la COB, Arce afirmó que será evaluado por las diferentes instancias del Gobierno.

“Sabemos que hay muchas necesidades, sabemos que hay muchas demandas, vamos a operar en las comisiones que se ha mencionado, las comisiones que se pondrán en funcionamiento, atender y responder desde el Gobierno nacional el pliego que hoy recibimos de la COB”, indicó el mandatario.

El gerente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Gustavo Jáuregui, señaló que un alza salarial este año no es factible porque la economía aún busca la recuperación y no es una etapa de estabilidad y crecimiento.

Además, aclaró que en 2021 Bolivia cerró con una tasa de inflación de 0,9%, menor al 1%. “Esto nos dice que el índice de precios de la canasta familiar se mantuvo estable sin mayor variación y, por tanto, el poder adquisitivo de las personas también no sufrió mayor variación”, dijo.

Según Jáuregui, el mundo entero aún está en emergencia sanitaria debido a la pandemia del Covid-19, que aún azota con sus efectos a la economía de los países, lo cual genera una condición alejada aún de una normalidad. “Los países buscan estabilizar sus economías a partir de la implementación de medidas que dinamicen tanto la oferta como la demanda. Es por eso que en Bolivia aún continuamos con declaración de emergencia sanitaria”, explicó a Página Siete.

El presidente de la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa (Conamye), Agustín Mamani, advirtió que la reactivación es aún lenta y un alza de salarios será contraproducente para el sector. “No estamos en posibilidad de nivelar salarios, en la pandemia el poco capital que tenían los microempresarios lo dispusieron para atender la salud, estamos buscando recursos para reactivarnos y evitar que más empresas se cierren”, dijo.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, manifestó que el planteamiento de la COB está fuera de contexto, porque con una inflación menor a 1% en 2021, los salarios no perdieron su poder adquisitivo. Alertó que con la pandemia en la industria se perdieron 70.000 empleos y si se persiste con estas medidas, habrá más desempleo. (MB)

Pagina Siete.