Carlos Ochoa y sofia Espín son dos prófugos de la justicia, Lenín no persigue

1

La ministra del Interior de Ecuador, María Paula Romo Rodríguez, confía en que el Gobierno de Bolivia actuará en el marco de las normas y no concederá asilo a los ecuatorianos Sofía Espín y Carlos Ochoa, requeridos por la justicia de su país.

La abogada de 39 años, que en 2011 fue elegida por la revista Foreign Policy como uno de los nuevos rostros del pensamiento iberoamericano por su compromiso con las mujeres y los Derechos Humanos, en entrevista con Página Siete afirmó que Ocho y Espín no son perseguidos políticos y puntualizó que el caso se enmarca en un tema de índole judicial.

Agregó que “el gobierno del presidente Lenín Moreno respeta la independencia de las funciones y no persigue ciudadanos”.

Romo, designada el 31 de agosto de 2018 como ministra del Interior por el presidente de Ecuadro Lenín Moreno, es máster en Gobierno y Administración Pública graduada en la Universidad San Francisco de Quito.

El 4 de febrero, Ecuador remitió a la Cancillería de Bolivia una nota que contiene en sus anexos los documentos judiciales sobre la situación legal del exsuperintendente de Comunicación Carlos Ochoa y la exasambleísta correísta Sofía Espín.

La entrevista a la ministra Romo se realizó mediante WhatsApp. Ella, por su paso por la Asamblea de Ecuador, creó el Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres

¿Cuál es el perfil que trazaría de Ochoa y Espín?

Dos funcionarios públicos que fueron muy funcionales al gobierno del expresidente Rafael Correa, que se prestaron para responder a sus intereses aunque eso significara ir contra la Constitución y violar derechos.

¿Cuál es el rol que cumplían Ochoa y Espín durante el gobierno de Rafael Correa?

Sofía Espín fue asambleísta, destituida por la Asamblea Nacional en noviembre de 2018 por “visitar” en la cárcel a una testigo protegida con el fin de que cambiara de versión la víspera de una audiencia judicial –por presunto secuestro- contra Rafael Correa.

En cambio, Carlos Ochoa fue Superintendente de Comunicación, agencia creada para controlar contenidos y que acaba de ser eliminada por la reforma legal presentada por el presidente Moreno.

Desde ahí se dedicó a perseguir a los periodistas y a los medios de comunicación. Cada semana, desde sus espacios llamados “sabatinas”, Rafael Correa denigraba, amenazaba, injuriaba a periodistas y medios, y con una rapidez sorprendente, a semana seguida, se iniciaban procesos sancionatorios -de oficio- contra medios o periodistas.

Organizaciones de sociedad civil registraron, al menos, 705 sanciones en cinco años.

¿Si Rafael Correa aún estuviera en el poder Ochoa y Espín serían procesados?

Seguramente no. Durante una década todos los funcionarios cercanos a Correa obtuvieron protección de la justicia aún cuando sus irregularidades eran evidentes.

Precisamente su salida del poder y la postura respetuosa del gobierno ha permitido que las investigaciones judiciales progresen y se descubran tramas desde los asuntos más graves, como los de Odebrecht, hasta los más “pequeños” cometidos por muchísimos exfuncionarios del gobierno de Rafael Correa.

¿Recibieron alguna respuesta del Gobierno boliviano, de ser así, que les informaron?

El Gobierno ecuatoriano envió a la Cancillería de Bolivia el reporte judicial sobre Espín y Ochoa para dar cuenta de que son requeridos por la justicia de Ecuador y de que no son perseguidos políticos.

¿El Gobierno de Ecuador tiene previsto enviar una comisión para informar sobre los antecedentes de Ochoa y Espín?

Con la información judicial, el Gobierno boliviano tiene suficientes datos para confirmar que se trata de dos prófugos de la justicia.

¿Confía en que el Gobierno de Bolivia rechace el pedido de Espín y Ochoa?

El gobierno del presidente Lenín Moreno respeta la independencia de las funciones y no persigue ciudadanos.

Sofía Espín y Carlos Ochoa

La Fiscalía de Ecuador investiga a Sofía Espín por visitar en la cárcel a Jéssica Falcón, detenida por secuestro.

Durante su visita, Espín supuestamente presionó y ofreció a Falcón protección de las Naciones Unidas y su traslado a Europa a cambio de que se retracte de su declaración contra el expresidente Rafael Correa.

El Ministerio Público la convocó para que presente su declaración, pero no lo hizo porque estaba fuera de Ecuador desde octubre de 2018, según reportes de las autoridades judiciales de ese país. El 13 de noviembre de 2018, la Asamblea Nacional de Ecuador, con 89 votos, destituyó a Espín.

En tanto que en octubre de 2013, Carlos Ochoa fue designado como el primer Superintendente de la Información y Comunicación.

En marzo de 2018, Ochoa, considerado en Ecuador uno de los “hombres fuertes” de Correa, fue censurado y destituido del cargo por la Asamblea de Ecuador. Es acusado de una presunta falsificación de la Ley de Comunicación.

Hoja de vida

Inicio María Paula Romo Rodríguez nació en Quito el 4 de junio de 1979. Es abogada y política feminista.
Trayectoria Fue legisladora en la Asamblea Constituyente de 2007. Creó y coordinó el Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres en la Asamblea de Ecuador.

Pagina Siete.