Vecinos y Junta Escolar amenazan ingresar a comunidad Cosmipata

LOS PADRES DEL MENOR, SUPUESTAMENTE SACRIFICADO EN LA MINA SANTA BARBARA, LOCALIDAD AUCAPATA.

La junta de vecinos y la comunidad educativa del Distrito 14 de la ciudad de El Alto, de la que es vecino Norberto Condori, padre del menor presuntamente sacrificado en rito minero, advirtió ayer que más de 1.200 personas podrían trasladarse hasta la comunidad Cosmipata, a la mina Santa Bárbara, si las investigaciones policiales sobre el niño de ocho años J.C. no muestran avances reales, declaró ayer su presidente, Pedro Mayta.

El padre del menor dijo tener la esperanza de encontrar a su niño con vida, a pesar de que pobladores de la comunidad Cosmipata y cercanas a la mina Santa Bárbara persisten en señalar que fue sacrificado. “Aunque la gente me dice otra cosa porque ante de la desaparición de mi hijo había indicios porque le regalaron golosina, por eso sospechamos”, señaló.

El abogado del Ministerio de Justicia, Antonio Marques, asignado al seguimiento del caso, anunció que, en coordinación con el Ministerio Público y la Policía, una nueva comisión investigadora podría desplegarse hacia otras comunidades sobre la base de nuevos indicios sustentadas en declaraciones de los pobladores.

En criterio de Condori, padre del menor, el operativo interinstitucional, realizado el pasado lunes, fue un fracaso debido al permanente contacto del fiscal asignado al caso con pobladores y cooperativistas de la mina Santa Bárbara. “Estaba en contacto con los mineros, son aspectos que tienen que aclararse”, refirió tras señalar que no descarta pedir el cambio de fiscal.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más