Obras buscan evitar desastres

Embovedado del río Kalajahuira evitará deslizamientos en la parte baja de la zona Periférica.

Las obras de construcción del embovedado del río Kalajahuira tiene un avance del 50 % y evitará problemas de deslizamientos en la parte baja de la zona Periférica, como los ocurridos en febrero pasado, cuando unas viviendas se desplomaron por efecto de la humedad que provoca el río en los terrenos circundantes.

Técnicos y obreros ediles construyeron hasta la fecha 120 metros del embovedado del río Kalajahuira (50% de la obra), en la zona del mismo nombre (Periférica), informó el director de Prevención de Riegos de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riegos (Smgir), Jaime Tinini.

La infraestructura tiene carácter preventivo y es de hormigón armado. Se ha utilizado mampostería (paredes) de piedra y hormigón armado en la cubierta. El tramo que va a cruzar la avenida Ramiro Castillo es enteramente hormigón armado, tiene una sección de 2 metros de base y 2,50 de alto.

La parte construida del embovedado se encuentra en la parte de arriba de la avenida Ramiro Castillo y ahora se interviene el tramo de 20 metros que pasa por debajo de la vía.

Posteriormente, se continuarán las obras que se encuentran calles más debajo de esta avenida, donde se avanzará en canal abierto, con mampostería de piedra en forma escalonada, hasta el lecho natural del río.

La longitud total de este embovedado es 240 metros. Este proyecto beneficiará a los vecinos de la zona Kalajahuira, sobre todo en lo preventivo y protección de las viviendas de los alrededores.

“Reforzar, mitigar el efecto de colapso total de la alcantarilla existente y proteger las viviendas que están en el entorno. Además, fortalecer y reforzar la vía (Ramiro Catillo) para evitar el colapso para evitar la perturbación del tráfico vehicular”, aseguró Tinini.

Se prevé que la obra, cuyos trabajos se iniciaron el 1 de octubre, esté concluida en unos seis meses.

Asimismo, se informó que el cambio de ducto del drenaje pluvial en la zona de Kalajahuira (Periférica) tiene un avance del 45 % como resultado de la intensificación de las labores y la habilitación de dos grupos de obreros que trabajan al mismo tiempo en dos sectores.

La obra consiste en la construcción de un nuevo drenaje pluvial en un total de 240 metros lineales. El proyecto es ejecutado ante el deterioro de la bóveda que en varios sectores sufrió un “aplastamiento” y para evitar futuros problemas.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más