Nuevo seguro de salud necesitará 10 % del PIB

La Federación de Sindicatos Médicos y Ramas Afines de la Caja Nacional de Salud (Fesimra) pide mayor presupuesto para mejorar los servicios de salud.

Para la implementación del Seguro Universal de Salud (SUS) en Bolivia, los médicos de la seguridad social exigen al Gobierno un financiamiento del 10 % del Producto Interno Bruto (PIB). En caso de no incrementar el presupuesto, el sector salud retomará sus medidas de presión informó el secretario ejecutivo de la Federación de Sindicatos Médicos y Ramas Afines de la Caja Nacional de Salud (Fesimra), Luciano Valenzuela.

El ejecutivo del sector lamentó que en el encuentro nacional por la Salud no se haya detectado ninguna fuente de financiamiento básica para sustentar el Seguro Universal de Salud. Señaló que el Gobierno sólo apunta al 15.5 % que designan los municipios y a la rectoría de los servicios departamentales de salud.

El Gobierno –dijo– debe aportar el 10 % del Producto Interno Bruto (PIB) para mejorar el sistema de salud, que en la actualidad afronta una de sus peores crisis.

Valenzuela detalló que en 2017, el PIB del país era de 37 mil millones de dólares y el 10 % equivale a 3.700 millones de dólares, por lo que criticó que el Gobierno oferte 200 millones de dólares, que no serán bastos para el sistema de salud del país.

“Necesitamos un seguro universal, pero el Gobierno debe demostrar su voluntad política para proporcionar un presupuesto adecuado, que responda a las necesidades en salud”, agrego.

PARTICIPACIÓN OBLIGADA

A través de un instructivo, la gerencia de la Caja Nacional de Salud (CNS) obligó a trabajadores de las regionales de cada departamento a asistir a los encuentros por la salud y la vida.

El instructivo señala que “el incumplimiento dará lugar a una sanción, de acuerdo con el reglamento interno de trabajo”. El ejecutivo calificó que dicho instructivo “es un atentado a la población, obligarle a ser algo que no quiere se llama coacción y coerción”, aseguró.

SEGURIDAD SOCIAL

Señaló que con la Ley 475 se obliga a la CNS a atender a los pacientes no asegurados, como a los adultos mayores; mujeres embarazadas hasta los 6 meses después del parto; menores de 5 años de edad; personas con discapacidad; y a mujeres en edad fértil. Afirmó que ahora se busca que la entidad aseguradora atienda las emergencias a pacientes no afiliados.

COLAPSO

Señaló que todos los días los hospitales están colapsados, tanto del sistema público como de la seguridad social, y para la implementación del nuevo seguro se deben establecer las condiciones mínimas de infraestructura, caso contrario la crisis será aún peor.

“La seguridad social no tiene espacio para atender a personas que no sean sus afiliados, lo que ocasionará más demora, lo que repercutirá en una deficiente atención médica”, dijo.

Asimismo, señaló que el Gobierno debe atender en primera instancia los factores sociales como la educación, garantizar la nutrición de los niños, generar empleo en el país y cuidar el medio ambiente. “No mejorará la Salud de los bolivianos si no se atiende de forma la Salud de manera integral”, manifestó.

NO EXISTEN CONDICIONES

Los trabajadores en salud de El Alto, en relación al Seguro Universal, señalaron que la implementación del beneficio debe darse, siempre y cuando, se den las condiciones en infraestructura, ítems nuevos, de tal forma se pueda brindar mejor atención a la población.

En opinión de Daniel Cazas, representante del Sindicato de Médicos de El Alto, si bien se ha hablado de la implementación del Seguro Universal de Salud, sin embargo, las condiciones no están dadas, debido a que los hospitales públicos se encuentran en medio de una precariedad absoluta, no se cuentan con ítems, además de existir otras necesidades básicas.

El sector considera que para implementar un seguro universal de salud, primero se tienen que dar las condiciones, para lo cual serán necesarias reuniones técnicas, donde se puedan escuchar las propuestas y por otra parte es necesario pensar en un mayor presupuesto.

SEGURO GRATUITO

El presidente Evo Morales anunció en septiembre que en 2019 se implementará un Seguro Universal de Salud gratuito en el país que será financiado por el Tesoro General de la Nación (TGN) sin tocar los recursos de la seguridad social.

En la oportunidad destacó que esta iniciativa será financiada íntegramente por el TGN y que no se tocarán los aportes de los trabajadores con los que actualmente funcionan otros seguros, como la Caja Nacional de Salud, entre otros.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más