FmBolivia
Radio FmBolivia

Retorno a las aulas llega entre anuncios de marchas y un paro

21

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El Gobierno dijo ayer que está abierto al diálogo para solucionar el conflicto. Maestros preparan movilizaciones y exigen la entrega de más ítems, entre otras demandas.

Mientras estudiantes del país vuelven este lunes a las clases presenciales luego de dos años a causa de la pandemia, el magisterio urbano y el Gobierno están en pleno enfrentamiento y lejos de alcanzar un acuerdo. En pleno retorno a las labores escolares, los profesores anunciaron una marcha nacional para el miércoles y un paro de actividades de 24 horas para el viernes.

Desde la anterior semana, los maestros protagonizaron protestas para exigir la dotación de más ítems, la aprobación de un incremento salarial y la entrega de insumos de bioseguridad.

El jueves, los representantes de este sector y del Ministerio de Educación instalaron una mesa de diálogo, pero sin éxito.

El viernes, la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia (CMUB) instruyó el repliegue de sus bases a sus regiones para organizar protestas para esta semana contra el Gobierno.

Este sector exige 10.000 ítems nuevos y más presupuesto para la educación. “Todas las delegaciones del interior del país están retornando nuevamente a La Paz. Las 31 federaciones, bajo el liderazgo de La Paz, realizaremos una gran marcha el día miércoles. Y el viernes haremos un paro movilizado de 24 horas”, dijo el ejecutivo de los maestros urbanos, Álex Morales.

El representante indicó que los maestros se movilizarán en los distintos departamentos del país, además en las ciudades intermedias se realizarán bloqueos de las mil esquinas. En otras regiones, los afiliados desarrollarán bloqueos de caminos.

La representante del magisterio urbano de Cochabamba, Griselda Tórrez, anunció que una comisión de maestros viajará a La Paz para reforzar la marcha programada para el miércoles.

Para el ministro de Educación, Édgar Pary Chambi, los dirigentes del magisterio urbano radicalizan sus medidas de presión contra el Gobierno porque tienen intereses políticos personales. Según la autoridad, el Gobierno nacional prioriza la educación y para esta área destina el 10,8% del Presupuesto General del Estado (PGE).

“Analizando el comportamiento de este movimiento, creemos que estamos en una pugna política. La federación de La Paz está a puertas de sus elecciones. Creo que en este momento está motivada para buscar popularidad para ratificarse como federación”, sostuvo ayer Pary.

El Ministerio de Educación informó que el Estado hace su mayor esfuerzo económico con la asignación de 3.300 ítems al magisterio durante este año.

El ministro Pary reiteró su predisposición de dialogar y llegar a consensos que beneficien a los estudiantes y a los maestros.

Hay polémica por el origen de los ítems

El Gobierno informó que los dirigentes del magisterio se oponen al reordenamiento y optimización de las horas de trabajo del sector.

El ministro de Educación, Édgar Pary, dio ayer a conocer dos ejemplos de unidades educativas del área urbana de La Paz con varios maestros trabajando con poco alumnado: en el primero, cinco maestros trabajan con 14 alumnos; y en el segundo, cuatro profesores trabajan con 12.

“Queremos terminar con esta inequidad. No podemos permitir que algunos colegas docentes trabajen con dos o tres estudiantes y otros con más de 40, pero los dirigentes nos dicen no”, informó ayer, antes de convocar al diálogo.

José Luis Álvarez, exdirigente del magisterio de La Paz, manifestó que, en realidad, las autoridades no entregaron 3.300 ítems, sino que consiguieron esos puestos por el cierre de las unidades educativas y la clausura de algunos cursos paralelos.

Días de conflicto
Intento El jueves se rompió el diálogo luego de que los maestros urbanos rechazaron la propuesta de 800 ítems, sumados a los 2.500 que entregó el Gobierno en el mes de febrero, porque entienden que es insuficiente.
Conflicto Los maestros urbanos volvieron a movilizarse el viernes en inmediaciones de la avenida Arce a metros de las oficinas del Ministerio de Educación. De acuerdo con un informe de los representantes del magisterio, hubo “ocho heridos por golpes en la espalda, brazos y manos, y otros se torcieron el tobillo al escapar de la persecución policial”. Los casos no son graves, explicó Rolando Reynoso, dirigente de la Confederacion de Maestros Urbanos de Bolivia.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas