Exigen a ABC informe sobre vía Santa Bárbara – Caranavi

7

El asambleísta departamental Emilio Yanahuaya pidió ayer a las autoridades de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) una Petición de Informe Escrito (PIE) ante la Asamblea Departamental de La Paz, con relación a los contratos para la construcción de la carretera Santa Bárbara – Caranavi y el porqué hasta la fecha no se entrega esa ruta.

El asambleísta informó que el 8 de febrero de este año formuló una Petición de Informe Escrito (PIE), dirigida al presidente de la ABC, Luis Sánchez Gómez, que a la fecha no ha merecido una respuesta “y eso genera dudas sobre lo que pasó con esta carretera inconclusa”.

“Queremos conocer cómo se ha contratado a las empresas ArBol en 2010, y a la empresa Royal en 2016. Ambas debían ejecutar esa obra de 184 kilómetros, (cuya obra) no se termina, (y ya pasaron) nueve años”, dijo Yanahuaya.

Recordó que en mayo de 2010, el Gobierno firmó el contrato con la empresa constructora Asociación Accidental Argentino-Boliviana (ArBol), por $us 257.252.531 con aporte de 60 millones de dólares.

Seis años después y ante el incumplimiento del contrato, en mayo de 2016, la ABC firmó un segundo contrato por Bs 475.479.365 con la empresa Royal, misma que tampoco concluyó la obra.

“Hay otros dos contratos, uno por mantenimiento y otro por fiscalización. Aun así, hemos tenido derrumbes, y muertes que probablemente podían evitarse (…) son nueve años de construcción sin avance. Ya han pasado dos empresas y parece que la actual también dejará la obra. Cuando pasen las lluvias, los transportistas tomaremos determinaciones radicales, dijo Yanahuaya.

RETRASOS Y OBSERVACIONES

El asambleísta informó que los trabajos de la vía Santa Bárbara-Caranavi empezaron en 2010 y debían terminar en 2014, pero aún la empresa china Royal no entrega la carretera.

Explicó que en la inspección se verificó la mala calidad de la capa asfáltica, que desapareció, también existen baches, hundimientos y profundos huecos en todo el tramo Santa Bárbara – Caranavi, pero con el deslizamiento de la plataforma en el sector de Puente Armas.

En el recorrido se confirmó que la empresa Royal no cumple con especificaciones internacionales en cuanto al uso de asfalto rígido y flexible.

“Según las especificaciones internacionales, la capa de asfalto flexible debe ser de siete centímetros de espesor, pero en la carretera se tiene una capa asfáltica de tres centímetros. Ni siquiera se entregó la carretera y el asfalto ya está destrozado, peor las cunetas; no existe señalética, menos aún el pintado que separa los carriles. En si la obra está mal hecha”, dijo.

Lo más grave -añadió- es la construcción de dos túneles, que son un peligro, porque están mal construidos, las paredes interiores no están aisladas, no hay iluminación y corren el riesgo de desplomarse.

DATOS

  • Según los datos de la ABC, en enero de 2010, el Gobierno suscribió cuatro contratos para esta carretera por un monto total de 326 millones de dólares. Los dos primeros fueron con las constructoras Asociación Accidental Argentino-Boliviana (ArBol), y la china Royal, respectivamente. El plazo de entrega era de cuatro años y medio, pero hasta la fecha obra está inconclusa.
  • El 2015 la ABC se rescindió el contrato, con ArBol, por incumplimiento de los plazos, además de incumplir con el asfaltado de los 184 kilómetros y los dos túneles.
  • En 2016, el Gobierno adjudicó la obra a la empresa china Royal por 68,3 millones de dólares. Empero, Royal subcontrató varias empresas, sin que hasta la fecha se entregue la obra. El plazo venció en junio de 2018.

El Diario.