Tonchy Mario Antonio Bascopé, líder de la Resistencia Cochala, se declara en huelga de hambre en Palmasola

Mario Antonio Bascopé, uno de los líderes de la Resistencia Cochala, se encuentra detenido en la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, debido a una sentencia por narcotráfico. En el penal cruceño, “Tonchy” se declaró en huelga de hambre desde el viernes por “los atropellos de la dictadura que han sido constantes”.

“Yo no le temo a la cárcel, pero lo que no puedo soportar es que mi familia siga siendo maltratada, porque todo el sistema capturado por el Movimiento Al Socialismo pretende hacerle daño para quebrarme, quebrar la voluntad de todos sus presos políticos y así liquidar la voluntad de un pueblo que no quería que le arrebaten su libertad”, escribió Bascopé, en una carta.

“Tonchy” fue sentenciado a diez años de cárcel por narcotráfico, debido a que el vehículo que vendió a un tercero fue usado para el tráfico de drogas, aunque esta persona nunca realizó el cambio del nombre del motorizado. Por este caso, el líder de la RJC considera que el Gobierno busca venganza por liderar las protestas en contra de Evo Morales en octubre y noviembre de 2019.

“Lo hicimos de forma pacífica y por convicción, con gran riesgo para nuestra seguridad, por cuanto no contábamos con apoyo policial ni de ningún otro tipo, solo el aliento de nuestro pueblo”, indica Bascopé sobre la crisis de 2019 en su carta.

También afronta un proceso por daños al edificio de la Fiscalía General del Estado en Sucre, durante las movilizaciones en demanda de la renuncia de Juan Lanchipa, en octubre de 2020.

En su misiva también se refiere a este caso y menciona que la protesta “se llevó a cabo de forma pacífica”. “No se rompió ni un vidrio, no se hirió a una sola persona y mucho menos se cometió delito alguno”, señaló, al indicar que el Gobierno también utiliza este proceso como una venganza.

“Hemos sido acusados de ser una organización paraestatal. Pero solo somos un grupo de jóvenes, hombres y mujeres, que decidimos protestar y resistir. Repito, protestar y resistir. Decidimos luchar por nuestros principios democráticos. Nuestra única arma fue la convicción”, agregó.
Fuente: Correo del sur

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más