FmBolivia
Radio FmBolivia

Fiestas y conciertos sin control incitan la llegada de la cuarta ola

78

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En las fiestas y los conciertos que se realizan en las últimas semanas, los organizadores y asistentes aplican muy poco control de las medidas de bioseguridad. Especialistas aseguran que este descuido incita a la llegada de la cuarta ola al país y advierten que hay seis millones de bolivianos en riesgo.

“Hemos visto que desde hace tres o cuatro semanas se han relajado mucho las medidas de bioseguridad en las personas. (Esta situación) ha provocado que prácticamente todo esté volviendo de a poco a una nueva normalidad con fiestas y conciertos incluidos”, dijo a Página Siete el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes), Óscar Romero.

Según el médico, dentro de esas actividades también se incluyen los acontecimientos sociales, como matrimonios y bautizos, entre otros. Además, de acuerdo con el especialista, volvieron a funcionar bares, discotecas y karaokes, hasta se realizan los famosos conciertos, en los que se aglutina una gran cantidad de gente. “No hay que olvidar que también hay una mayor concentración de gente en las canchas deportivas y los parques”, explicó.

Este semana, el alemán Fancy, Los Kjarkas, La Tía Coca y Delirios fueron los encargados de amenizar los cuatro días de fiesta en honor a la Virgen de Guadalupe, una festividad patronal que se realizó en el poblado de El Choro (Oruro).

La fiesta comenzó el martes 7 de septiembre y tuvo un toque internacional el jueves 9, cuando el intérprete de Flames of love ofreció un show para los devotos de la Virgen. En las imágenes que circulan en las redes se ve al cantante durante su recital, acompañado de su banda.

“Hace dos semanas hubo un concierto en la zona Sur. No estaba lleno, pero la poca gente consumió bebidas alcohólicas y perdió el cuidado en el uso de mascarillas y el distanciamiento”, contó Marco, un ciudadano que asistió al evento.

Marco contó que tanto en los conciertos como en las fiestas sociales las personas ingresan con barbijo y pasan por unas cámaras de desinfección, pero dentro del evento los asistentes se sacan la mascarilla para beber. “Cuando se pasan de copas, terminan compartiendo el vaso y la botella de trago”, agregó.

Esta acción -según el jefe de epidemiología del Ministerio de Salud, Freddy Armijo- “es muy riesgosa” porque puede generar un incremento de casos y “el ingreso a la cuarta ola”.

“Por el momento, Bolivia se encuentra en un momento favorable con el nivel de contagios de la pandemia y está es la decimatercera semana consecutiva que se reporta una desescalada de casos”, dijo a Página Siete Armijo e indicó que presume que al concluir esta semana “también se presentará una desescalada”.

El epidemiólogo Álex Cornejo indicó que por este decrecimiento de casos las autoridades regionales han flexibilizado los horarios en los centros nocturnos y conciertos. “Pero eso es muy variado, porque si vemos en el continente, prácticamente muchos han comenzado su cuarta ola, tal como Estados Unidos, México y Centroamérica, aunque toda Sudamérica está en decrecimiento”, sostuvo.

Armijo aseguró que esa flexibilización ha provocado que las personas se relajen con las medidas de seguridad. “(Por esta situación) en un par de semanas los registros cambiarán”, dijo y explicó que esta proyección dependerá del comportamiento de las personas.

Pero Cornejo ve el panorama un poco más desalentador y aseguró que “esta será la última semana en descenso, pues desde la siguiente habrá una tendencia ascendente”. Indicó que el departamento de Oruro ya demostró ese panorama durante esta semana. “Ahí prácticamente se está dando un giro en la curva”, agregó.

Los otros departamentos también están en la fase final de la desescalada y casi todos están a punto de girar el comportamiento. “Santa Cruz y Cochabamba aún están en una tendencia lineal estacionaria, pero eso dura muy poco, normalmente una o dos semanas, y eso es para comenzar a elevarse nuevamente”, sostuvo.

Ante este panorama, los profesionales recomendaron continuar con las medidas sanitarias y no relajar los cuidados.

El viernes, Página Siete informó que debido a dos festejos por el Día del Adulto Mayor, el asilo Sagrada Familia, de Oruro, registró un brote de la pandemia: 77 de las 110 personas del albergue dieron positivo. En el centro viven 90 adultos mayores y 20 administrativos.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Oruro, Juan Carlos Challapa, reportó que el jueves murió la segunda persona infectada y que estaba en estado crítico. Otros cinco están internados en terapia intensiva.

Cornejo indicó, además, que mucha gente cree que porque pasó la enfermedad o se vacunó, ya quedó inmune. “A eso se llama agotamiento de casos”, pero afirmó que existe aún una buena cantidad de personas que están en riesgo.

“Los menores de 18 años y los que no se vacunaron actualmente llegan a ser más de seis millones de personas que aún están en riesgo de contraer la enfermedad y probablemente den problemas al sistema de salud”, dijo el especialista.

Recomendó a las personas mayores de 18 años que todavía no recibieron la vacuna, que reciban las dosis lo antes posible.

De acuerdo con Armijo, en el país cerca del 55% de 7,4 millones de bolivianos que están en edad vacunable ya recibieron la primera dosis y cerca del 40% ya accedieron a la segunda.

“No hay que olvidar que las personas que no recibieron la vacuna serán los que se van a enfermar de forma grave”, añadió.

Se conoce que varias discotecas y restaurantes están preparando diferentes actividades, conciertos y fiestas temáticas para celebrar el 21 de septiembre, Día del Amor.

El jefe de epidemiología solicitó a los centros de eventos y restaurantes, entre otros, que para hacer alguna actividad soliciten el certificado de vacuna como requisito. “He visto que en una peluquería, (los dueños indican) que todo su personal está vacunado y que preferentemente atenderán a los que ingresen con su certificado”, contó.

Jóvenes, los que menos reciben la dosis

Gobierno El Ministerio de Salud alertó que los jóvenes son ahora los que menos reciben la vacuna contra la covid. De acuerdo con este informe, los porcentajes están por debajo del 50% en siete departamentos.

Solicitud Ante esta situación, especialistas y autoridades locales convocan a las personas de 18 a 29 años a acudir a los puntos de inmunización para cortar de esa manera la cadena de transmisión del covid.

Reporte Según Salud, Tarija y Santa Cruz son los únicos departamentos que superaron el 50% de vacunados en los jóvenes de 18 a 29 años. En el resto del país se registran porcentajes menores. Por ejemplo, Potosí sólo alcanzó un 33% de cobertura en este grupo etario. Le sigue Beni con un 37% de avance.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas