FmBolivia
Radio FmBolivia

Arica: falta de acuerdo ocasiona sobrecostos al comercio exterior

28

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Desde el 5 de agosto, luego de una negociación infructuosa, la Empresa Puerto de Arica (EPA) aplica las tarifas públicas de la terminal a la carga boliviana.

La aplicación de las tarifas públicas en el puerto de Arica por la falta de un acuerdo entre la Administración de Servicios Portuarios – Bolivia (ASP-B) y la Empresa Puerto de Arica (EPA) y su concesionaria TPA genera sobrecostos a los importadores y exportadores bolivianos, ya que, según éstos, el incremento será absorbido por los privados.

El presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduana, Antonio Rocha, señaló que al incrementarse las tarifas en el puerto de Arica, ASP-B también incrementará sus costos, ya que el agente boliviano subcontrata los servicios del puerto.

“Nosotros no accedemos a las tarifas del puerto, porque no contratamos un servicio libre, sino un servicio monopólico, en ese caso ASP-B, es decir que los bolivianos no podemos contratar otro servicio portuario que no sea el de ASP-B; entonces, ellos si ven que se incrementan sus costos, bajo los cuales subcontratan al puerto, obviamente van a querer incrementar las tarifas al usuario boliviano”.

Rocha agregó que es necesario evaluar los márgenes de ganancia de la ASP-B y determinar si la estatal puede absorber los sobrecostos.

“Lo que hay que ver es si los márgenes que maneja ASP-B son lo suficientemente altos como para soportar ese incremento de los costos de la tarifa de TPA y no trasladarlo al usuario boliviano”, agregó Rocha.

El lunes, mediante un comunicado, el gerente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Gustavo Jáuregui, denunció que la ASP-B encarece las operaciones del comercio exterior boliviano hasta en un 142%, restando competitividad al sector empresarial boliviano.

“Bajo el modelo actual, resulta preocupante observar que ASP-B cobra por sus servicios un precio que supera las tarifas públicas que manejan todos los puertos con los que opera el país. El impacto del incremento en los costos operativos de las empresas, a raíz de las tarifas que aplica ASP-B, es de un 142% en promedio para servicios tipo que son requeridos en Arica, lo cual le resta competitividad al sector empresarial formal de nuestro país”, ratificó Jáuregui.

Por ejemplo, Jáuregui indicó que, en el caso de contenedores indirectos de 20 pies con despacho anticipado, el cliente final en Bolivia paga por servicios portuarios 130,69 dólares, de los cuales 40,60 dólares corresponden a la tarifa de TPA y 90 dólares a los costos por servicio de ASP-B. Situación similar es el caso de contenedores de 40 pies; el cliente final en Bolivia paga 155,69 dólares, de los cuales 40,60 dólares corresponden a la tarifa de TPA y 115 dólares a los costos de ASP-B.

Asimismo, el gerente de la CNC agregó que la ASP-B incluso cobra por servicios que no tienen un costo en el puerto, como es el caso del despacho directo.

“Situación que se torna aún más ilógica en los despachos directos, dado que los puertos no cobran este servicio al estar esta faena ya incluida en el flete que paga el importador. Sin embargo, ASP-B cobra entre 36 y 46 dólares por despachos directos en los que su función es totalmente irrelevante al estar la cadena logística automatizada”, informó Jáuregui.

Por su parte, el gerente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (CANEB), Marcelo Olguín, señaló que, si bien el impacto de la aplicación de las tarifas públicas en Arica afecta más a los importadores, de todas maneras existe una afectación al sector exportador, por lo que pidió a la ASP-B volver a la mesa de negociaciones a la brevedad posible.

“La aplicación de las tarifas públicas nos afecta de una manera importante por el encarecimiento de la logística comercial; estamos expectantes de que pueda volverse a la mesa de negociación y se revise la propuesta hecha por Chile a la mayor brevedad posible, de ser necesario que se presente una contrapropuesta, lo importante es reencaminar la negociación. De otra manera, durante este tiempo es el sector privado el que va a asumir el diferencial de tarifas y obviamente en la exportación afectará la competitividad, lo cual nos va a limitar el acceso a diferentes mercados en los niveles que solíamos tener antes del 5 de agosto”, expuso Olguín.

Situación actual

El pasado 5 de agosto, la EPA y TPA avisaron a la ASP-B de la aplicación de las tarifas públicas al comercio exterior boliviano, luego de no haber logrado un nuevo acuerdo sobre los descuentos que recibe la carga boliviana en el puerto con ASP-B.

La EPA presentó una propuesta que considera la firma de un acuerdo trianual con un descuento promedio de un 38% para 23 servicios, cuya vigencia será hasta el 4 de agosto de 2024.

La ASP-B por su parte, pidió a EPA un plazo de seis meses sin modificación de tarifas para evaluar la propuesta, pidiendo comprensión por la situación del país a causa de la pandemia.

Puerto de Arica

Tarifas La carga boliviana recibe un trato especial en el puerto de Arica en cumplimiento a lo establecido en el Tratado de 1904, que garantiza el libre tránsito del comercio exterior por la terminal marítima; por esta razón, la carga con destino al país recibe descuentos sobre lo que pagan la carga chilena y peruana que también circula por el puerto.
Incremento La aplicación de las tarifas públicas a la carga boliviana en Arica supone un costo adicional del 46% en los servicios que ofrece el puerto.

Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas