Murió el padre Santiago, el creador del Centro Lavi Grande

2
    El recordado padre Santiago
El recordado padre Santiago

La Paz, 10 de oct. En los años 70, Lavi Grande, municipio de Irupana, se convirtió en un referente boliviano sobre capacitación técnica a jóvenes del área rural. El artífice de esta iniciativa fue el Padre Santiago, sacerdote católico de la Orden de San Agustín, quien falleció el último 29 de septiembre en su país natal, Holanda.

En su búsqueda por fortalecer las capacidades de los yungueños, los agustinos holandeses construyeron un centro de capacitación técnica de primer nivel. Además del amplio campo de la agricultura, el centro ofrecía otras carreras, como Cerrajería, Carpintería e instalaciones de aguas potables. Es así que, por ejemplo, casi todos los carpinteros que trabajan hasta hoy en las poblaciones yungueñas son fruto de Lavi Grande.

Por el lugar se paseaba el Padre Santiago, con su eterno cigarrillo entre los dedos. De constitución delgada y de pocas palabras, este sacerdote se ocupaba de que las actividades en Lavi Grande funcionen con precisión holandesa. Luego de su salida de la dirección del centro de capacitación, estuvo realizando labor pastoral en distintas parroquias de la zona, para terminar en la de La Chojlla.

Cansado por el paso de los años y aquejado por problemas de salud, retornó a Holanda durante los años 90, junto a muchos de los hermanos de su orden, quienes gastaron la vida en la región yungueña. Además de Lavi Grande, los agustinos holandeses impulsaron en Yungas proyectos fundamentales como Radio Yungas, Pulmón Sano, Centro Emaús, ICMY, cooperativas de ahorro y crédito, además de sistemas de aguas potables en decenas de comunidades yungueñas.
GMZ