Un estudio será la base para acordar qué se requiere para hacer viable Ilo

Un estudio será la base para planificar y acordar con Perú lo que se requiere para hacer viable el puerto de Ilo, en términos técnicos, para el comercio exterior boliviano.

“Ese estudio va a ser la base para poder planificar y para poder acordar lo que se requiere para hacer viable el puerto de Ilo en términos técnicos”, explicó a Página Siete el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco.

La autoridad indicó que lo que Bolivia busca en Ilo es que el puerto sea una verdadera alternativa para el comercio exterior nacional.

El tema cobra relevancia a partir de la reciente comparecencia del excanciller de Perú Óscar Maúrtua ante el Congreso de su país. A principios de este mes, en ese recinto, Maúrtua sostuvo que dos convenios significativos de Ilo no se implementan o no tuvieron aún una aplicación práctica debido a que Bolivia no ha designado a las dos “empresas promotoras” estipuladas en esos acuerdos.

Zonas, no puerto

El 24 de enero de 1992, los gobiernos de Bolivia y Perú suscribieron una declaración, cuatro convenios específicos y tres acuerdos. Entre los convenios están los referidos a la zona franca industrial y la zona franca turística en la playa en Ilo.

Blanco, en referencia al primero, indicó que es un área delimitada, donde Bolivia, a través de una “empresa promotora”, podía hacer la importación de bienes y la reexportación si era exclusivamente para el país, pero -subrayó- no es que Perú “nos estuviera dando un puerto”.

Respecto al convenio referido a la zona turística, que son cinco kilómetros de costa, para la cual también se debía designar a una “empresa promotora”, indicó: “Es lo que se llama Boliviamar, muchos piensan que Boliviamar es el puerto que nos ha dado Perú, pero no es así”.

Blanco sostuvo que en los 90 en Bolivia se hizo el intento para licitar la administración de esas dos zonas, como estipulan los convenios, pero -aseguró- “no ha habido interesados porque no hay carga”.

“Mientras no tengamos un volumen de carga que pueda justificar tener una zona franca ahí, difícilmente alguien se animará a invertir en esa zona”, aseguró.

Convenio de 2010

Blanco indicó que el 2010, Bolivia y Perú suscribieron un acuerdo complementario a los convenios de Ilo, en el que, entre otras cosas, ese Estado se compromete a dar un punto de atraque. “Es un protocolo bastante extenso, que lo que busca es precisamente eso, que funcione el puerto de Ilo para que con la carga que llegue, que sale del puerto de Ilo, se justifique obviamente la zona franca que podía ser para ser utilizada por Bolivia”, dijo.

La autoridad manifestó que a partir de aquello se tuvo varias reuniones, mesas técnicas y los gabinetes binacionales, y se empezó a trabajar en convertir más operativo el puerto de Ilo para Bolivia.

“Al principio, en el 2017, estimábamos que podríamos manejar alrededor de 30 mil toneladas de exportación y 30 mil toneladas de importación, pero hemos superado muchísimo eso. En un año hemos tenido 155 mil toneladas que han circulado por el puerto, pero utilizando las actuales condiciones. Es decir, se han desarrollado esfuerzos de ambas partes para hacer más operativo el puerto”, aseveró.

Arce y Castillo

Blanco explicó que con la reunión del gabinete binacional del 30 de octubre de 2021 se dio un nuevo impulso al tema relativo al puerto de Ilo, dado que en esa oportunidad el presidente Luis Arce y su homólogo Pedro Castillo coincidieron en el beneficio mutuo que se puede alcanzar.

“Si Bolivia puede realmente redireccionar su carga al puerto de Ilo vamos a poder, además de tener una alternativa portuaria a Arica, disminuir los altos costos que tenemos en este momento de transporte. Y por el lado de Perú también es obviamente una gran ventaja porque estaríamos dinamizando esa zona de Perú que está bastante afectada, la zona sur”, aseguró.

La autoridad explicó que uno de los compromisos que se hicieron en esa reunión fue el de conformar un equipo binacional permanente, el cual debe reunirse de manera periódica y debe informar de sus avances a los jefes de Estado.

Blanco informó que el equipo ya tuvo tres reuniones y lo que acordaron hasta ahora es lo siguiente: “Lo que hemos hasta ahora acordado, que es bastante relevante, es la realización conjunta de un estudio del puerto Ilo como alternativa para el comercio exterior boliviano, que precisamente permita justificar una inversión o que se vea cuál puede ser el plan de negocios, cómo vamos a trabajar entre Perú y Bolivia para que el puerto de Ilo sea efectivo, sea realmente una verdadera alternativa”, afirmó.

La autoridad manifestó que más allá de que Bolivia no designara a las “empresas promotoras” para las zonas francas industrial y turística, el país está enfocado en la necesidad de hacer inversiones de forma conjunta con Perú en el puerto.

“En conclusión: lejos de que Bolivia no haya nombrado cuáles son estos operadores privados que podían hacerse cargo de la zona franca turística y de la zona franca industrial que hay en Ilo, en realidad el tema es que requerimos de manera conjunta hacer inversiones para que ese puerto sea viable para el comercio exterior boliviano”, sostuvo.

Inversiones, la clave

Blanco explicó que para que el puerto de Ilo pueda ser una alternativa para el comercio exterior boliviano se requieren varias obras, varias inversiones, como ser un rompe olas, para poder garantizar que las naves que atraquen no tengan problemas por la alta marea, además del alargamiento del muelle.

“Nosotros, como Bolivia, podríamos tener la posibilidad de hacer una inversión conjunta con Perú para que este puerto pueda ser realmente una alternativa al comercio exterior boliviano y hacer estas inversiones. Sin embargo, es necesario que podamos estudiar cuál es el beneficio que tendría para nuestros operadores comerciales si es que realmente va a ser más conveniente poder exportar por este puerto y se va a justificar esta inversión”, aseguró.

Pero también está el marco normativo. El convenio de 2010 no se aprobó en el Congreso de Perú, por lo que Blanco manifestó que “va a ser importante poder acordar en muy breve plazo este nuevo marco normativo que debe existir para que las inversiones en caso de que sean conjuntas puedan estar avaladas por un acuerdo internacional y protegidas por este acuerdo internacional”.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más