FmBolivia
Radio FmBolivia

¿Por qué en La Paz hay más feminicidios? Casi la mayoría decidió dejar a su agresor

12

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Antes de ser asesinada, Jéssica había decidido dejar a su agresor, incluso presentó una denuncia por violencia y consiguió una orden de alejamiento. No se pudo salvar. El 26 de julio, la joven de 24 años fue asesinada con 26 puñaladas por su expareja, Daniel C. R., en el barrio de Ovejuyo en la ciudad de La Paz.

En la actualidad, la mamá de la víctima peregrina por justicia y el jueves se arrodilló en la puerta del los juzgados para exigir la máxima sanción para el autor, quien el día de su detención confesó el crimen y en la audiencia negó la autoría del hecho para apelar su detención preventiva en el penal de Chonchocoro.

La historia de Jéssica M. no es la única. De los 71 feminicidios que se registraron en el país en lo que va del año, La Paz lidera la lista con 27 casos. Es decir cuatro de cada 10 asesinatos contra mujeres ocurrieron en este departamento.

¿Por qué en La Paz hay más casos? Casi la mayoría de las víctimas -es decir 14- decidieron dejar a sus agresores o los denunciaron antes de ser asesinadas, según un registro elaborado por Página Siete.

Los especialistas atribuyen esta alta incidencia de feminicidios a tres principales factores. El primero se refiere a la búsqueda de empoderamiento de las mujeres. El segundo es porque el hombre se cree el dueño o cree que el cuerpo de su pareja es de su propiedad y porque existe un alto nivel de machismo.

Marynés Salazar, psicóloga y doctora en Investigación Transdisciplinar, explicó que La Paz ahora se identifica como un espacio de reivindicación de los derechos de las mujeres. Esta situación ocurre con más fuerza que en otros espacios (otras regiones).

Es decir que la mujer paceña busca empoderarse. “(Hoy) se tienen mujeres que están en búsqueda de su identidad personal, de su decisión propia y están rompiendo los lazos de dependencias con sus opresores”, aseguró Salazar.

Esa determinación provocó reacciones más fuertes. “El hecho de que haya mujeres que se asuman como sujeto de derecho y por lo tanto que decidan sobre el tipo de relación que quieren entablar, la forma en la que se quieren relacionar con la sociedad, hacer política si están o no en espacios partidarios molesta a la sociedad machista”, agregó.

De acuerdo con la especialista, la mayor parte de los hombres “fue educado para controlar, atacar y consumir”. “Este grupo se encuentra en el desconcierto de tener una mujer independiente que no lo necesita y por ello, al sentir su frágil identidad, lo que hace es buscar someter a la mujer tal como aprendió. Si no puede con la seducción, lo hace con la fuerza y si no, eliminando a esa mujer que sentía de su posesión”, explicó.

El director de la Defensoría Municipal de La Paz, Harry Suaznábar, dijo que en realidad, la sociedad boliviana y paceña es machista y patriarcal; por ello aseguró que ésa es una de las causas para el alto registro de casos de feminicidios que es el máximo de la violencia en razón de género.

Aunque también existen otras causas que serían secundarias y detonantes para que ocurran estos hechos, como el uso de drogas, alcohol y la violencia, entre otras.

“Lo que sucede es que el hombre -que ha sido criado en toda su vida por esta sociedad patriarcal- cree que tiene en sus manos básicamente la vida de las mujeres; por eso es que ante una cuestión de celos, infidelidad o alguna razón equivocada de celos, toma la decisión de quitar la vida a la persona de la que se cree dueño o su propietario”, dijo Suaznábar.

El “Estudio sobre las características de los casos de feminicidio y la respuesta del sistema de justicia en las nueve ciudades capitales y El Alto”, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés) Bolivia, -que fue presentado el mes pasado- revela que el 92% de 173 casos de feminicidios analizados por la institución fueron de “tipo íntimo”, es decir perpetrados por el cónyuge, pareja, enamorado y expareja, o sea que no es una persona extraña a la mujer. Por lo tanto, el victimario cree que es dueño de la pareja.

Marlene Choque, experta en temas de género, explicó que en estos dos últimos años, la situación se hizo más compleja por el incremento de casos de violencia doméstica. “Durante la pandemia, muchas mujeres tuvieron que convivir todo el día con sus agresores sin salir de la casa y en condiciones habitacionales deficientes. Además, el estrés generado por la pandemia, la cuarentena rígida y los efectos económicos de las restricciones afectaron a miles de familias que anteriormente obtenían sus ingresos día a día. Eso generó situaciones en que se dieron diversas formas de violencia (psicológica, física y sexual) en escalada”, explicó.

Suaznábar aseguró que en la actualidad se busca combatir el flagelo llevando a los vecinos, a las organizaciones de mujeres y a los gremiales, entre otros sectores, a los espacios donde se deben presentar las denuncias de hechos de violencia. El especialista recordó que las víctimas pueden presentar sus denuncias en la Policía y los SLIM de cada macrodistrito. “Ahí, tras un abordaje multidisciplinario, la víctima recibe apoyo en un albergue”.

El municipio da los primeros pasos para proteger al sector
La Paz dará atención a los huérfanos

El municipio de La Paz da sus primeros pasos y aplica un protocolo para proteger y atender a los niños huérfanos de feminicidios.

“Ya hemos lanzado un protocolo para la atención de feminicidios y con el último caso que se registró en el municipio ya aplicamos este protocolo”, dijo el director de la Defensoría municipal de La Paz, Harry Suaznábar.

Explicó que para aplicar este protocolo, la Defensoría ya acompañó el proceso penal de un caso de feminicidio; además, el municipio participó en las actuaciones investigativas, en especial de declaración de los niños que fueron testigos del crimen. Esta entrevista se hizo en cámara Gesell con los psicólogos de la institución y los especialistas del Instituto de Investigación del Ministerio Público.

Los niños fueron enviados a terapia psicológica; además, las autoridades emitieron una Resolución de Tutela provisional establecida en la modificación de la Ley 348 Integral de Una Vida Libre de Violencia hacia la Mujer.

“Esa tutela provisional fue remitida al tribunal competente, el Juez de la Niñez y Adolescencia para que se determine la tutela de los niños”, dijo e indicó que esa tutela sirve. Lo único que falta es ganas de trabajar y que las autoridades tengan ganas para comenzar esta tarea, indicó.

El funcionario precisó que el municipio levanta una investigación de los casos de feminicidios. Así puede identificar si la víctima tenía hijos y qué pasó con los pequeños, con quién viven, si existe una tutela y si estudian o no. “Por el momento ellos son niños invisibles”, comentó.

La autoridad municipal aseguró que en el país no existe una cifra exacta de cuántos niños quedaron en la orfandad por esta causa. “Por datos que tenemos en prensa, se tiene un número aproximado de la existencia de al menos 450 niñas, niños y adolescentes invisibilizados”.

Suaznábar dijo que no se sabe si están en una situación de vulnerabilidad y como hasta el momento no se hizo ningún trabajo por esta población, se hará un plan a partir de este año para “corregir los errores de anteriores administraciones municipales”.

El funcionario municipal explicó que ahora ya está vigente el protocolo que fue lanzado hace unos días.

El municipio sede de Gobierno habilitó además la línea 156 para que las mujeres también realicen sus denuncias por agresión. Mediante este contacto, las víctimas de violencia también podrán recibir la ayuda correspondiente, asesoramiento legal, psicológico y estar en un albergue.

Juana, la primera víctima del año

Juana Y. M., de 40 años, la primera víctima de feminicidio de este año en el departamento de La Paz fue degollada. El hecho ocurrió en su casa, en la zona de Cupilupaca Norte (Los Pinos). Fue degollada por su inquilino, un adolescente de 16 años. El agresor también atacó a la hija de Juana e intentó escapar. Fue detenido por la Policía.

Danitza murió en manos de su pareja

Danitza G., de 20 años de edad, fue asesinada por su pareja el pasado 8 de mayo luego de salir de una discoteca en la ciudad de La Paz.

La autopsia evidenció que la joven murió a causa de asfixia mixta por sofocación y estrangulamiento, además presentó una serie de lesiones. El autor fue detenido. La víctima dejó un niño en la orfandad.

Jessy fue golpeada y apuñalada

Jessy E. H. M., de 25 años de edad, fue golpeada brutalmente y apuñalada hasta morir. El principal sospechoso fue su esposo Roberto C. R. J., de 27 años.

La autopsia de la joven reveló que la causa de su deceso fue traumatismo cráneo-encefálico abierto; además presentó laceraciones a nivel del tórax por arma punzocortante.

Ana murió luego de caer de una casa

El 12 de junio, Ana fue encontrada sin vida en la puerta de su casa en la zona de Villa Yunguyo. Los principales acusados indicaron que la joven se lanzó del tercer piso luego de consumir bebidas alcohólicas. Sin embargo, en la investigación se encontró un mechón de cabello en la habitación de donde se habría lanzado. Los acusados se encuentran detenidos.

Silvia, crimen que se intentó ocultar

Luego de un estudio forense, las autoridades de la Fiscalía y la Policía verificaron que Silvia, de 29 años, fue asfixiada. El cuerpo de la víctima ya era velado de forma clandestina en la localidad de Collana, pero una vecina denunció el caso porque sabía que Silvia era constantemente golpeada por su esposo. El agresor fue detenido.

Margarita dejó dos niños en la orfandad

Margarita C., de 33 años de edad y madre de dos niños, fue asesinada. Su cuerpo fue encontrado en un barranco de Alpacoma y fue identificado luego de dos semanas.

Luego de sufrir violencia física y psicológica, Margarita decidió dejar a agresor. Por eso, sus familiares claman justicia y denuncian que el autor del crimen es la expareja de la víctima.

Lourdes fue violada y estrangulada

Lourdes, de 35 años de edad, fue estrangulada. Su cuerpo fue encontrado con signos de violencia sexual. El caso se registró en la segunda semana de julio en un distrito del municipio paceño de Viacha. La víctima dejó a cuatro niños en la orfandad.

El principal sospechoso del caso es un taxista, según la Policía.

Jéssica fue asesinada delante de sus hijos

Jéssica, de 24 años, fue asesinada por su expareja 20 días después de que ella lo denunciara por una brutal agresión que sufrió. Ella obtuvo una orden de alejamiento de la Policía para que él no se le acercara. Pero, aquello no intimidó al hombre que comenzó a planear cómo acabar con la vida de su expareja. Cometió el crimen delante de sus hijos.

Elsa fue víctima de agresión sexual

El domingo 1 de agosto se conoció el caso de Elsa, de 35 años de edad. Fue encontrada sin vida en la puerta de su casa luego de hacer un viaje a la ciudad de Oruro para visitar a su hijo que se encuentra en el cuartel. El informe forense reveló que Elsa fue asfixiada y sufrió agresión sexual. La víctima dejó tres hijos en la orfandad.

Rita fue víctima de violación grupal

Luego de sufrir una violación grupal y una agonía de seis días, Rita murió el 3 de agosto a causa de una grave infección que afectó a todo su organismo.

El 29 de julio, la joven abordó un minibús de transporte público en la calle 2 de la Ceja de El Alto. Según la familia, antes de morir, Rita reveló que en el vehículo fue violada por siete hombres.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas