Cocina de unidad educativa fue improvisada para aula

10

La unidad educativa República de Italia demanda infraestructura al Municipio alteño, pedido que no es atendido, por este motivo improvisaron una cocina dentro un aula, lamentaron los padres de familia.

El establecimiento escolar se ubica en Senkata, correspondiente al Distrito 8, donde los padres de familia solicitaron al Gobierno Municipal de El Alto atender sus necesidades de infraestructura y permitir que los escolares puedan pasar clases en espacios pedagógicos y no en ambientes improvisados.

“Lastimosamente, por la falta de espacios es que ahora se está disponiendo de la cocina, no solo para que funcione la dirección, sino un aula, donde los niños de primaria pasen clases, en estas condiciones estamos porque a las autoridades no les interesa la educación y la infraestructura donde deben pasar clases nuestros hijos”, indicó Juana Mercado una de las madres de familia.

Desde el fin de semana, los padres de familia están realizando trabajos de albañilería porque el muro de la cocina, que ahora es aula se derrumbó, como consecuencia de las constantes lluvias, esta necesidad fue hace meses solicitada a la Dirección de Educación, pero ante el “no me importismo”, es que los padres de familia decidieron trabajar.

“Nosotros somos quienes tenemos que trabajar de albañiles, parece que no hubiera Alcaldía en este sector, porque nosotros hemos comprado ladrillos, cemento y todos los materiales, porque hasta que la Alcaldía nos atienda, nuestros hijos corren el riesgo de quedar aplastados en el muro que estaba cayendo. Nuestra unidad educativa tienen muchas necesidades, no tenemos baños para los niños, se ha dado el aviso a servicios generales de la Alcaldía, pero nada hacen, ni a inspeccionar vienen, nos dicen que no hay presupuesto y ese descuido genera riesgo en la salud de nuestros hijos”, expresó Juana Mamani, madre de familia.

De la misma manera, los padres de familia de cuarto de primaria que carecía de vidrios, puerta, solo con la participación y aporte de los padres de familia se ha logrado atender esa necesidad, ante la ausencia de la instancia municipal.

En tanto, el director Rubén Pilco reiteró las necesidades que llegan ser atendidas por los padres de familia, desde la construcción de acera, muros, puertas, ante el descuido de la Subalcaldía de Marco Vera, instancia que no realiza recorrido a los establecimientos escolares y menos responde a sus necesidades, llegando a recortar el presupuesto de esta unidad educativa en principio, pero pese a la reposición, la Subalcaldía está ausente.

El director de la unidad educativa Villa Imperial ubicada en el D-8, dio a conocer la falta de equipamiento para bachilleres técnicos en el centro educativo humanístico, pese a tener una moderna infraestructura entregada por el Gobierno, adolece de equipamiento, al no tener ni un martillo, ni clavos para el trabajo técnico de los estudiantes.

Fuera de las cuatro aulas inconclusas que no fueron terminadas por el Gobierno Municipal de El Alto.

“Casi al concluir el año escolar el pasado año fueron techadas las cuatro aulas, pero a la fecha no se ha concluido y las autoridades del Municipio que nos responden que solo se trata de la primera fase, si alcanza el POA al año pueden concluir, pero como alumnado no pueden estar esperando a la voluntad de los funcionarios públicos, es por eso que los papás de la unidad educativa son quienes afligidos por la necesidad de aulas es que tomaron la decisión de dar un dinero para el equipamiento del área técnica, cuando eso debía ser dividido en dos montos presupuestarios, pero son los padres de familia quienes urgidos de que sus hijos pasen clases están realizando los esfuerzos personales”, explicó el responsable de la unidad educativa.

El Diario.