Identifican a la jueza que liberó a feminicida en Potosí

Inés Cruz, madre de Paola Jancko Cruz, víctima de feminicidio y violación en 2016 en Llallagua, Potosí, denunció a la jueza Mónica Echalar de haber evitado que Bryan Heredia Toco, uno de los tres sentenciados por la muerte de su hija, cumpla los 30 años de cárcel.

El 20 de septiembre de 2019, el Tribunal de Sentencia del Juzgado de Llallagua sentenció a 30 años de cárcel sin derecho a indulto a Heredia, a José Guadalupe Pérez Lino y a Moisés Román Méndez en el penal San Miguel, de Uncía. Pero, el primero apeló la decisión y se benefició con detención domiciliaria.

“Hice conocer la denuncia (contra Echalar) ante el Consejo de la Magistratura, a la unidad de control y fiscalización el 31 de enero en la ciudad de Potosí, y ellos debían llegar a Llallagua para revisar todo el cuaderno de investigación ante esta denuncia”, confirmó la madre Inés Cruz a Página Siete desde la localidad de Llallagua.

El 13 de agosto de 2016, tres hombres violaron y asesinaron a Jancko en el distrito minero de Llallagua, y si bien Pérez y Román cumplen la pena, Heredia guarda detención en casa.

“Es injusto, porque ahora él (Heredia) está libre y yo debo viajar de Llallagua para saber cómo está el caso”, señala Cruz.

La madre de la víctima afirma que Heredia, que trata de eludir definitivamente la sentencia de 30 años de cárcel, anda libre. “Estamos muy preocupados como familia, porque fui incluso amenazada por los familiares de este hombre (Heredia)”, alertó.

El caso de Llallagua se conoce una semana después que la Fiscalía aprehendiera al exjuez Rafael Alcón que liberó a cuatro feminicidas, entre ellos el violador serial Richard Choque.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más