Canes salvajes proliferan por irresponsabilidad de dueños

Los representantes de instituciones como Amor por los animales Bolivia (Aplab) y la Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) afirman que el descuido en la tenencia responsable está entre los problemas para la proliferación de canes vagabundos.

Las aseveraciones de dichas instituciones, que son los protectores de los animales, señalaron que de no ponerse un alto al abandono de los perros por parte de sus propietarios, la proliferación de canes vagabundos se puede incrementar, debido a que al buscar alimentación los ataques a otras especies se convierte en un inminente peligro.

Los canes en su afán de alimentarse empiezan a convertirse en animales peligrosos, solamente obedecen a sus instintos, el hambre les empuja a atacar para comer, entonces existen culpables para esta conducta, alguna vez tuvieron dueño, pero los abandonaron y empezaron a deambular las calles, los verdaderos responsables son los propietarios que los echan cuando constituyen una carga económica y de cuidados, afirman los expertos.

La representante de Aplab, Ana Serrano, al referirse a los continuos ataques de canes salvajes a camélidos en el sector de Alto Milluni, indicó que es urgente la identificación del problema para que de esta manera se puedan lograr un rastrillaje con la finalidad de capturar a estos perros y lograr su esterilización, como un primer paso.

“La eliminación de estos canes no es la solución, pero se tiene que buscar la forma de detener que estos perros continúen creciendo en este sector de la población de Milluni, para lo cual debemos realizar un trabajo coordinado con las autoridades municipales, donde bajo una planificación se pueda, primero llevarlos a un lugar donde puedan permanecer para ser esterilizados”, dijo Serrano.

Otro de los temas que se debe encarar, según la representante de Aplab, es la concientización a los dueños de estos canes, del sector de Alto Milluni, para que opten por una actitud responsable en la tenencia de sus animales y que de poder contar con uno o dos puedan brindarles alimentación y el cuidado necesario para que no abandonen sus hogares.

También se ha podido identificar, en muchos de casos, donde una familia compra un perro como mascota para sus hijos y mientras sea pequeño vive en el interior del hogar, pero cuando ya crece y al ver que ya es una carga en la alimentación muchos dueños optan por abandonarlos en la calles para que busquen su propia alimentación, lo que es uno de los principales problemas para que estos animales se conviertan en vagabundos.

“A pesar de que continuamos con este trabajo de sensibilización, nos falta mucho porque existen algunas personas que no quieren entender que un perrito no debe ser utilizado como mascota, y cuando ya no es útil es echado a la calle, debemos frenar esa actitud, porque duele mucho que algunos perritos con avanzada edad ya no tengan cabida en un hogar y son echados a la calle”, indicó Serrano.

Otro de los problemas que se debe encarar con mucha responsabilidad –según Pofoma– es la eliminación del mercado ilegal de venta de animales, en este caso de canes en la feria de la zona 16 de Julio, donde a pesar de su prohibición, muchas personas se dedican al comercio indiscriminado de animales domésticos y silvestres.

Un sector donde todo tipo de animales son expuestos para su venta en condiciones pésimas de tenencia, los cuales son trasladados en yutes o cartones que al no poder ser vendidos permanecen durante todo el día en esta feria de los jueves y domingos.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más