FmBolivia
Radio FmBolivia

Policía impidió batalla campal

11

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Decenas de efectivos policiales intervinieron ayer en el conflicto de la Fejuve alteña, cuando vecinos del sector norte y sur de esta urbe se enfrentaron con la finalidad de tomar las oficinas por la fuerza, aspecto que generó una batalla campal, las fuerzas del orden evitaron que el hecho afecte a transeúntes.

Nuevamente la dirigencia de ambos bandos que se disputan ocupar las oficinas de Fejuve, como es el caso de Basilio Villasante y Sandro Huajlliri, demostraron no solo el grado de intolerancia que se genera entre vecinos, sino que causaron un ámbito de inseguridad en contra de transeúntes, comerciantes, conductores y estudiantes que por obligaciones laborales o de estudio, debían pasar por la avenida 6 de Marzo, altura de la calle dos, corriendo el riesgo de ser agredidos o que les llegue alguna piedra, como ocurrió con un padre de familia, quien estaba acompañado de su hijo.

Los grupos que se enfrentaron hicieron uso de elementos violentos como son los petardos, palos, piedras, cinturones y todo objeto que pueda ser lanzado con el propósito de tomar a la fuerza la sede de la Federación, intencionalidad que se aplicó por parte de ambos bandos, aspecto que obligó a la intervención de la instancia policial.

Los enfrentamientos de los grupos vecinales fueron controlados solo por la intervención policial, explicó el Comandante Regional Franz Sellis, “son dos sectores que en ambos casos quieren tomar la Fejuve. El primer grupo está a cargo de Villasante que fue posesionado hace pocos días, de este sector representa 150 personas quienes están movilizados con el interés de enfrentarse porque ellos estaban haciendo vigilia. El segundo grupo de Huajlliri, quienes buscaban tomar estas instalaciones con un grupo de 100 personas, es por este extremo y ante el uso de elementos que generan riesgo a los transeúntes, como petardos, piedras, entre otros, es que nos vemos obligados a intervenir el enfrentamiento”, explicó.

De acuerdo con la Policía, hubo uso de petardos, piedras y cachorros de dinamita (explosivos en pequeñas proporciones).

Para el coronel Sellis, el uso de petardos y piedras ocasionó que más de un transeúnte quedó afectado en su humanidad, razón por la que se cerró la vía, ante el riesgo de ocasionar daños al transporte público.

“Estamos hablando con ambos sectores, para que dejen de enfrentarse, estamos pidiendo tolerancia e imaginamos que tienen sus intereses, pero buscamos evitar que las personas ajenas al conflicto queden afectadas. Son por el momento cuatro veces que ambos grupos han ingresado y han deschapado y encadenado las puertas, mientras que ahora se habla de enfrentamiento entre ambos”, estableció.

La intervención surgió a las 09.30 horas y hasta en horas de la tarde la instancia policial, se mantuvo en resguardo, mientras ambos grupos buscaban la manera de tratar de intervenir dichas oficinas de Fejuve, aspecto que generó críticas en la ciudadanía.

“Es el colmo que estas personas que se dicen que son vecinos, se enfrenten como vándalos, mostrando claramente la carencia de tolerancia y menor proceso democrático, solo por la ambición de dirigir una instancia vecinal, que no representa a nadie”, añadió Juana una de las comerciantes y vecina de la Ceja .

El conflicto surgió después de que se denunció al expresidente de la Fejuve, Juan Carlos Machaca, por supuestamente haber intentado cobrar 30 mil dólares a cambio de una candidatura a diputación por el MAS.

Contra Machaca, surgió Eusebio Merlo como presidente de la Federación, sin embargo, ambos bandos se desconocieron mutuamente. Los dirigentes en disputa decidieron dar un paso al costado, después de hechos de violencia con un intento de toma de la institución.

La dirigencia afín a Machaca eligió a Huajlliri como sucesor, mientras que el sector de Merlo escogió a Villasante.

Huajlliri desacreditó a Villasante y dijo que sólo representa a un distrito de los 14 que tiene El Alto. Le acusó además de haber tenido en el pasado la “línea amarilla”, como se dice coloquialmente a las personas que son de Unidad Nacional.

Por otra parte, el dirigente Ernesto Quispe, que apoya a Villasante, dijo que se necesita “un nuevo líder, con nueva ideología”. Criticó a Huajlliri a quien acusó de responder a quienes están acusados de cobrar por candidaturas.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas