FmBolivia
Radio FmBolivia

«Permitir una auditoría sobre nuestra soberanía fue un error catastrófico»

17

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

César Navarro, exministro de Minería del gobierno de Evo Morales, acaba de publicar un libro titulado El fraude de la OEA y el golpe de Estado en Bolivia, en el que expone la visión del MAS respecto a los sucesos de 2019. En lo personal, recuerda que estuvo exiliado en México, que su casa en Potosí fue destruida y que su sobrino estuvo a punto de ser asesinado. Ahora Navarro está alejado del poder, pero dice que se dedica a buscar justicia para él y su familia.

En esta entrevista con Página Siete responde sobre las dos afirmaciones de su libro: que la OEA cometió el fraude y que hubo un golpe de Estado en 2019.

¿En qué se basa para afirmar que la OEA ha cometido un fraude, si el acusado de cometer el fraude fue el MAS?

Las acciones de la misión de observación electoral (MOE) los días 21, 22 y 23 de octubre determinan la anulación de las elecciones.

¿Entonces no fue la auditoría sino la misión de observación?

La auditoría es la conclusión del golpe de Estado y la destitución del presidente Evo Morales. En el tuit del 20 de octubre de la MOE, de manera deliberada, vinculan el TREP al cómputo electoral, cosa que no existe. Segundo, en un comunicado del 21 de octubre, la MOE ya afirma con certeza la segunda vuelta y el miércoles 23 de octubre, pese a que admiten la posibilidad que Evo Morales tenía más de 10 puntos sobre Carlos Mesa, dicen que lo más recomendable es la segunda vuelta. La misión de observación posiciona la segunda vuelta vulnerando sus principios fundamentales.

Entonces ¿por qué la Cancillería pidió a la OEA que haga una auditoría si la MOE ya se había pronunciado? ¿Fue un error?

Creo que es un error muy serio porque al solicitarle y permitirle una auditoría sobre la soberanía boliviana, estamos diciendo a unos técnicos que decidan sobre más de seis millones de bolivianos. Para mí es un error catastrófico.

¿Pero además le dice que sea vinculante?

Quien determina la característica de la auditoría no es el Gobierno, es Luis Almagro.

Ustedes eran Estado, podían observar.

Ésa es parte de las preguntas que tienen que tener respuesta, porque nosotros le pedimos una auditoría al cómputo y Luis Almagro nos dice que tiene que ser vinculante, que se llevará en el marco de la misión electoral. Nosotros asumimos, admitimos y aceptamos las condiciones del tipo de auditoría que nos impone Luis Almagro.

¿Entonces por qué no enjuician a Diego Pary?

Hay un comportamiento pendular muy dramático de Almagro. Cuando sale la sentencia constitucional en septiembre de 2017, Almagro dice que la reelección no es un derecho humano, pero contrariamente a esto, Luis Almagro es el que habilita a Evo para las elecciones de 2019, enviando un grupo de observación electoral para las primarias de enero de 2019, en las que se habilita a Evo. Luego viene Almagro en mayo a decir que sería discriminatorio que impidan a Evo participar en las elecciones y luego el 11 de noviembre dice que el verdadero golpe de Estado lo hizo Evo Morales con el fraude electoral y la repostulación. Hay un cambio dramático, no sé si será por subordinación al imperialismo, o por la edad que tiene Almagro, se desdice de una opinión de un momento a otro.

Más allá de las cuestiones formales, la OEA ha llegado a conclusiones concretas: corte del TREP, cambio de tendencia después del corte, dos servidores ocultos, actas manipuladas. ¿Cómo puede decir que la OEA ha hecho el fraude?

Yo he leído y estudiado este informe con el corazón y la cabeza, porque este informe es criminal, es responsable del asesinato, de la masacre de compañeros y compañeras, incluida (la destrucción) de mi domicilio particular en Potosí y el intento de asesinato de mi sobrino. El informe preliminar que se presenta la madrugada del 10 de noviembre se presenta de manera incompleta, porque la misma OEA reconoce que el trabajo debería desarrollarse 12 días y sólo se hizo siete días. Entre el informe preliminar y el informe final hay diferencias abismales. En el preliminar se dice que se descubrió una clara manipulación del sistema TREP, que afectó tanto los resultados de dicho sistema como del cómputo; eso quiere decir que la utilización del sistema TREP estuvo vinculada al cómputo oficial, pero en ninguna de las conclusiones finales de los 12 puntos uno puede encontrar una sola palabra que demuestra cómo la utilización de los diferentes servidores, B01, B02, B03, que son servidores del TREP, tuvieron vínculo con el cómputo. Además, en el informe final tienen una afirmación dramática, dicen que 1.511 mesas que no fueron incluidas en el TREP, pero sí forman parte del cómputo, pero en ninguna parte de la ley nos dice que las actas tenían que pasar primero por el TREP y luego por el cómputo. En el preliminar hablan de la existencia de actas físicas con alteraciones; de acuerdo al informe final, las actas físicas están como prueba en el anexo 8, que tiene aproximadamente 400 páginas, cerca de 200 están vinculadas a observar el tipo de caligrafía en las palabras y los números y se verifica que hay una persona que llena las actas, con nombre, apellido y CI, pero en ninguna dice que las firmas son falsificadas, no presenta una sola acta que demuestre que altera un resultado de uno con relación a otro. Esa famosa afirmación sobre la existencia de actas físicas con alteración que dice en la madrugada del 10 de noviembre, no la ratifica el 5 de diciembre.

Usted dice que el informe de la OEA es responsable de masacres, pero ¿no fue Evo el que se prorrogó pese al referendo del 21 de febrero de 2016, que le dijo que no podía ser candidato?

Nosotros entramos a la tercera gestión del presidente Morales y acudimos a una consulta al pueblo para que le permita una segunda repostulación. Tenemos una respuesta negativa por el pueblo y nosotros luego acudimos al Tribunal Constitucional, creo que es una de las observaciones internas que debemos asumir autocríticamente. Creo que tanto el 21F como la sentencia constitucional 084 se constituyen en la excusa de la movilización de las oposiciones.

Usted dice que hay que ser autocríticos. ¿Eso quiere decir que fue un error que Evo Morales insistiera en la postulación?

Yo no creo que lo del 21F y la repostulación de 2019 tuvieran que ser asumidas sólo como una decisión de Evo. Existe una decisión que asumió el congreso del instrumento político, que plantea vías para la modificación de la Constitución y la repostulación de Evo. Ha habido una decisión colectiva del instrumento político.

¿Entonces colectivamente se equivocaron?

No creo que la palabra correcta sea que nos equivocamos colectivamente. Tal vez nosotros entendimos que el proceso de cambio estaba limitado a Evo; creo que el proceso tenía múltiples liderazgos, creo que ésa fue la mayor equivocación.

Si Evo no hubiera insistido en su postulación, tal vez el candidato hubiera sido Luis Arce, no hubiera habido acusación de fraude, Jeanine Añez no hubiera llegado al poder, no hubiera habido muertos en Sacaba y Senkata. ¿No se sienten responsables políticamente por todo eso?

La idea de fraude se ha ido posicionando de manera dura y dramática un año antes de las elecciones. Cuando renuncian al TSE José Luis Exeni y Katia Uriona, algunos políticos dicen que renunciaron porque no están de acuerdo con la habilitación ilegal de Evo Morales, pero además dicen que se está organizando el fraude desde el Tribunal Electoral. Las conclusiones de los cabildos cívicos eran no reconocer el triunfo del MAS porque será producto del fraude.

Un órgano electoral tiene que ser independiente para que todos crean en él, pero el Órgano Electoral habilita a Evo pese a que un referendo le dijo que no. ¿El MAS no tiene responsabilidad también en haber seleccionado ese Tribunal Electoral?

Yo creo que eso es bien discutible. Somos el primer gobierno por decisión democrática del pueblo, no somos producto del cuoteo, eso da alta legitimidad. Tenemos la posibilidad de reconstituir el Estado en base a los nuevos principios constitucionales y la elección de los vocales la hace la Asamblea Legislativa.

Una asamblea dominada por el MAS.

Aunque sea dominada por el MAS es emergente del voto popular. Si la oposición no llega a ser Gobierno, es que el pueblo no los acepta.

La segunda afirmación de su libro es que hubo un golpe de Estado. Los militares no se quedaron con el poder, la Asamblea Legislativa siguió operando, convocó a elecciones y esas elecciones las ganó Luis Arce, del MAS. ¿Qué tipo de golpe es ése?

Luis Almagro es un delator compulsivo, porque tiene una actuación pública el 2 de noviembre, donde lee el pedido de los policías y felicita el comportamiento de los militares e instruye al próximo gobierno atender la demanda de los policías. Existe un comunicado de las FFAA el 9 de noviembre, en el que dicen que las FFAA no nos enfrentaremos con el pueblo y respetaremos la Constitución.

¿Acaso no era una decisión del MAS que las FFAA no salieran para que los sectores se enfrentaran entre sí?

Personalmente creo que las FFAA y la Policía dejaron de estar bajo el mando de las autoridades civiles desde finales del mes de octubre, y respondieron al mando del grupo liderado por Luis Fernando Camacho. Luego el día 12 de noviembre empiezan a subordinarse al mando de la senadora Jeanine Añez. Creo que el golpe de Estado tiene que entenderse porque hay una modificación de la titularidad política del Estado; el segundo elemento es que no se ha cumplido ni siquiera un solo principio constitucional para que se produzca la sucesión constitucional y el tercer elemento es que la presidenta no toma juramento en la Asamblea Legislativa.

Pero es el MAS el que no concurre a la sesión, ¿verdad?

No, muchos compañeros no pudieron arribar y no les permitieron ingresar.

¿Quién provocó el vacío de poder en la cadena de mando?

Nunca hubo vacío de poder.

Cómo que no, si han renunciado todos.

Cuando el presidente plantea la convocatoria a nuevas elecciones el domingo 10 a las siete y media de la mañana y convoca a los partidos para la decisión, los partidos rechazan. Camacho no sólo rechaza, sino plantea un golpe al estilo del 70, dice renuncia de la Asamblea Legislativa, renuncia del Órgano Electoral y la designación de un gobierno de notables.

¿Y ustedes por qué le hacen caso?

No le hacemos caso. El mismo memorando de la Iglesia Católica dice nosotros conocimos la propuesta de Camacho y desechamos. La llamada a Jeanine Añez debió ser a las seis de la tarde, ella sale en Unitel para decir que convocará a una sesión del Congreso para conocer la renuncia del presidente, del vicepresidente y de Adriana Salvatierra. Lo que pasó en los hechos es que el mando armado, en los últimos días era el sustento de nuestro gobierno, pasó a estar subordinado al mando civil de Camacho, luego al mando del grupo de la Universidad Católica y luego a Jeanine Añez.

Y si no hay Congreso para aceptar las renuncias, si hay vacío en la cadena de mando, ¿a qué apostó el MAS, a que hubiera guerra civil?

En ningún momento nosotros hemos apostado a impulsar la violencia. Muchos compañeros nos pedían que saldremos porque se viene el golpe.

Pero si rechazan la sucesión de Jeanine Añez y la consideran un golpe, ¿cuál era la salida?

Si el día domingo 10 de noviembre había un encuentro político entre los candidatos que habían perdido las elecciones, se podía llegar a una transición política, pero la decisión política que habían tomado los sectores de la derecha era pedir la renuncia del presidente Evo.

Si el fraude es de la OEA y hubo golpe, ¿por qué no le devuelven el poder a Evo Morales?

Es que ha corrido mucha agua bajo el puente.

¿La legitimidad de Luis Arce radica en la convocatoria a elecciones de Jeanine Añez?

La legitimidad de Luis Arce radica en la capacidad que tuvieron las organizaciones sociales de tener un candidato único. Los parlamentarios, todos, han sido elegidos por el voto popular; ellos tienen un alto nivel de legitimidad, ellos aprueban la ley de convocatoria, y lo que hace Jeanine Añez es sólo promulgar la convocatoria a elecciones.

¿El gobierno de facto sirve para unas cosas y para otras cosas no sirve?

Incluso pudo haberse acordado con el presidente si los partidos aceptaban, la conformación de un gobierno de transición, que no se logró porque el objetivo era destituir a Evo del Gobierno. La legitimidad de Lucho no viene del gobierno de Añez. El golpe de Estado nos derrocó como gobierno, pero rearticuló al movimiento social.

¿Qué está pasando ahora con el MAS? ¿Por qué no da paso a la renovación?

El MAS tiene que tener su profunda revolución interna y tiene que refundarse bajo la lógica del Estado plurinacional. El MAS no tiene que ser concebido como la sigla electoral para las elecciones, sino como la organización política con estructura orgánica que sea capaz de dirigir al Estado. Creo que hay que dar un salto cualitativo para reflejar lo que es el Estado plurinacional.

¿Qué papel juega Evo Morales ahí? Hay quienes dicen que el que gobierna es Evo y no Luis Arce.

Eso es para descalificar a Lucho, que es uno de los economistas más reconocidos de la región. Evo es uno de los líderes más importantes de la historia del siglo XXI en nuestro país. No creo que exista un líder de la característica de Evo.

¿Eso a costa de la renovación del MAS?

Creo que todos los líderes tenemos nuestras temporalidades políticas.

¿Y la de Evo no terminó?

El liderazgo como líder histórico no terminará nunca.

¿Pero como jefe del partido y candidato del MAS?

El candidato es otro tema.

Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas