Señalan que Morales trata de victimizarse

Ante las denuncias del expresidente del Estado, Evo Morales, en las que señala ser víctima de persecución y constante seguimiento, el diputado por la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Alberto Astorga, sostuvo que la exautoridad se victimiza porque siente que investigaciones lo vinculan con actividades ilícitas, por lo que debe aclarar cuáles son los nexos que lo relacionan con el coronel Maximiliano Dávila.

Astorga lamentó que este tipo de declaraciones hagan eco en la opinión pública y que autoridades nacionales anuncien que se destinarán recursos y personal en atender estas supuestas amenazas.

Sostuvo que las palabras de Morales corresponden a intentos por aparecer como víctima de persecución, cuando las investigaciones sobre los nexos del exdirector antidrogas, durante su gobierno, apuntan a que existe relación con actividades ilícitas que son investigadas por el país del norte. “Lo conocemos a Evo Morales, cuando comete algún delito se victimiza” sostuvo el parlamentario.

Manifestó además que no es posible que Morales haya estado ajeno a las acciones cometidas por uno de sus colaboradores de confianza siendo que el exjefe policial también era amigo cercano del exmandatario. “Dávila ha sido su director nacional de la Felcn y al mismo tiempo ha sido su amigo íntimo”, refirió Astorga.

El legislador de oposición rechazó que autoridades como el ministro de Gobierno hayan salido a declarar que se asumirán medidas para precautelar la seguridad de Morales.

Desde el oficialismo, el diputado Sandro Ramírez, justificó los anuncios de autoridades señalando que se deben tener consideraciones al tratarse de un expresidente, por lo tanto corresponde que se asuman medidas de seguridad.

“Debe haber una protección como exmandatario y por otro lado no permitir la injerencia norteamericana que lamentablemente está tratando de confundir a la sociedad boliviana”, dijo.

Acotó que esta es una muestra de que EEUU trata de interferir en la política boliviana de la misma forma en que sucedió en el 2019.

Durante el fin de semana, Morales denunció estar siendo perseguido y espiado sin precisar si se trata de la embajada norteamericana o grupos de oposición, por lo que instó al Gobierno a tomar cartas en el asunto.

“Denunciamos que estamos siendo perseguidos, espiados y sometidos a un permanente seguimiento. Estamos investigando si estas acciones ilegales vienen de la derecha o embajada de EE.UU. Nuestro gobierno debe controlar a estos grupos y garantizar la seguridad del pueblo”, manifestó desde su cuenta de Twitter.

Fuente: el Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más