FmBolivia
Radio FmBolivia

Reactivan la Planta de Úrea, pero analistas prevén baja rentabilidad

14

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El Gobierno anunció ayer la reanudación de operaciones de la Planta de Amoniaco y Úrea, cuya producción estimada hasta septiembre de 2022 es de 590 mil toneladas métricas (TM), es decir 78% de lo que puede procesar. Expertos afirman que la factoría no será rentable mientras no opere por encima de 90% de su capacidad.

El complejo que demandó una inversión de 953 millones de dólares, antes de su paralización en noviembre de 2019, ya había sufrido al menos cuatro paros y nunca operó a toda su capacidad.

El presidente de Estado, Luis Arce, acusó al gobierno de transición de provocar un daño de 450 millones de dólares por la interrupción de las operaciones, por el despido de 240 profesionales altamente especializados y la pérdida de mercados que ya estaban consolidados.

“Es fundamental nuestra planta de úrea para garantizar la seguridad alimentaria, reducir costos de producción agropecuarios y tener una mayor capacidad y poder competitivamente ingresar a los mercados internacionales”, destacó.

Durante el acto, anunció que la planta fortalecerá la hidrovía Ichilo-Mamoré para llegar al norte cruceño, Beni y garantizar la exportación a Brasil.

El mandatario enfatizó que sin la producción de la planta, el sector agropecuario se vio forzado a comprar el fertilizante, a mayor precio, en el mercado exterior.

“La úrea es muy importante para los productores agropecuarios. Ellos pagaban 833 dólares por TM importada, mientras que en nuestro gobierno la compraban a 400 dólares. Ese daño al sector también hay que considerarlo”, aseveró. Según la proyección de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la planta producirá 590 mil TM hasta septiembre de 2022 .

De ese volumen 46.000 TM se comercializarán en el mercado interno, mientras que 391 mil se exportarán a Brasil, 125 mil a la Argentina, 6.000 a Perú y 22.000 a Paraguay.

La planta fue construida para una capacidad de anual de 750 mil TM del fertilizante.

Eso significa que la producción estimada por YPFB hasta septiembre 2022 representa sólo el 78% de la capacidad.

Hugo del Granado, analista del sector, señaló que para que la planta sea rentable debe producir encima de 90% de su capacidad instalada, tiene que reducir costos de operación, especialmente el transporte.

Este problema debía ser superado con la vía férrea Montero- Bulo Bulo para transportar la úrea a Brasil, pero la construcción está retrasada. “Sólo abriendo mercados se tendrá la planta operando a plena capacidad”, precisó el experto.

El analista Álvaro Ríos sostuvo que para que la planta sea rentable se debe garantizar contratos de venta del fertilizante que permitan mantener la planta en un 80% a 90% de funcionamiento, los 365 días del año y que se bajen los costos de transporte.

Sólo así se podrá cubrir costos de operación, mantenimiento y recuperar la inversión que supera los 1.100 millones de dólares con todas las reparaciones que se han tenido que hacer.

Explicó que la planta en 2018 funcionó en un 36% y en 2019 en un 40% a 43% y eso no es suficiente, ya que debe operar plenamente porque si no, se pierde credibilidad y cuesta recuperar.

“Cualquier precio de la úrea por encima de 400 dólares da rentabilidad a la planta, en Brasil está en 480 dólares. Si se mantuviera en 500 dólares por varios años se tendría un buen retorno, pero el precio histórico los últimos 30 años ha sido oscilante y no superó los 450 dólares”, dijo.

El domingo, el ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, dijo que la planta genera una rentabilidad de 12,92% aún si opera al 55% de su capacidad.

El analista Francesco Zaratti opinó que con base en esa estimación, la planta operará a media máquina, pero señala que el ministro olvida que el retorno debe tomar en cuenta la amortización de la deuda contraída con el Banco Central de Bolivia.

Se desconoce, dijo, si se tiene mercado externo para la úrea y la falta de vía férrea encarece el costo de exportación. El gas es otro problema porque el precio en el mercado interno no debe superar en 50% al de exportación que está entre cinco y seis dólares.

La factoría recibía el gas a 0,96 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica).

El presidente de YPFB, Wilson Zelaya, indicó que el proyecto generará un precio de realización del gas mayor al precio actual de exportación (seis dólares).

Procesos y daño

Crítica El presidente Luis Arce informó que se ha instruido al ministro Franklin Molina que se inicien procesos para determinar a los culpables del daño económico por la paralización la planta por mala manipulación y aseguró que no es una venganza política.

Atentado El 12 de noviembre de 2019 el suministro de gas natural a la planta se cortó debido a un atentado contra el ducto por donde la petroquímica se provee del recurso, extraído desde el campo Carrasco (Cochabamba). Antes ya había sufrido paralizaciones.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas