En Bolivia buscan garantizar que la guerra no afecte al precio del pan de batalla

El gobierno y la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) reafirmaron este lunes un convenio para garantizar que el precio de la harina que se entrega a los panificadores, no se incremente ante la escalada del precio del cereal por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Juan Cachicatari, ejecutivo de la Confederación de la Nacional de Panificadores de Bolivia, explicó que hay un convenio entre el Gobierno, la Empresa Nacional de Alimentos (Emapa) hasta diciembre para que el precio del quintal sea de Bs 147.50 la bolsa de 50 kilos.

“Lo que quiero aclarar a la población a nivel nacional que hay un convenio suscrito en el mes de enero, a través del Ministerio de Desarrollo Productivo y Emapa, un convenio con vigencia hasta diciembre (…) para precisamente abastecer a la población la provisión de harina y el pan”, sostuvo el dirigente.

Cachicatari lamentó que dirigentes del sector panificador artesanal especulen con que el precio de la harina y por ende del pan de batalla.

“Emapa garantiza los convenios y se van a cumplir. El precio del pan no va a subir y como estado van a cumplir y nosotros también. En la gestión del 2022, no se discutirá el precio del pan”, acotó.

Según el dirigente, cada panificador recibe cuatro quítales de harina al día, aunque con algunas demoras por parte de Emapa.

Por su parte, el gerente general de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos, Franklin Flores, manifestó que hay 130 tm3 de trigo, que están acopiadas en los hilos del Estado boliviano, que equivale a más de un millón de quintales que serán distribuidos al sector panificador.

“A partir de la fecha, todo sector panificador que demande harina va a ser a través de la Confederación o de las federaciones orgánicamente constituidas”, advirtió el Gerente.
UrgenteBo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más