Ministro de Justicia anuncia evaluación amás de mil jueces

El ministro de Justicia Iván Lima informó que por un acuerdo de las salas plenas del Consejo de la Magistratura y del Tribunal Supremo de Justicia, se someterá este año a una evaluación de desempeño a más de mil jueces del Órgano Judicial, con participación de observadores nacionales e internacionales, como un paso previo a la renovación total de los operadores de justicia.

Indicó que, ante las permanentes denuncias de corrupción judicial, hay un pedido ciudadano para que se vayan todos a su casa. “Yo sería muy popular al decir que se vayan los 1.138 jueces, 26 magistrados y el fiscal general, pero no es acorde a la Constitución. Ahora entre esas dos posiciones tiene que haber un punto intermedio y ese punto es la evaluación para sacar a los malos elementos rápidamente”, manifestó.

Dijo que esta evaluación es parte de la agenda que para entregar propuestas, a partir del emblemático caso del exjuez de Ejecución Penal, Rafael Alcón que dio nacimiento a la conformación de una comisión interinstitucional que tiene 120 días para revisar casos de femicidios y violación impunes.

Explicó que la evaluación del desempeño se hará desde afuera, no desde el Órgano Judicial y tendrá la participación de importantes observadores como el Centro de Estudio de Justicia de las Américas y la visita Relator Especial sobre la Independencia Judicial de la ONU.

Señaló que, durante la gestión del exministro de Justicia Héctor Arce, en algún momento se vio la posibilidad de mandarlos a su casa a 88 jueces y, actualmente, se enfrentan problemas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por lo que una medida en ese sentido tiene que tener prudencia.

Otra decisión destacada por el ministro, es el anuncio del Consejo de la Magistratura de lanzar una convocatoria para eliminar a los jueces transitorios, porque «si la reforma no atiende a las personas no habrá apoyo de la sociedad», advirtió.

La autoridad destacó la próxima elección del nuevo director de la Escuela de Jueces el 11 de febrero, para que se pueda tener un escenario de formación de las nuevas autoridades con la más grande idoneidad porque está claro que ninguna facultad de derecho enseña a los abogados a cómo ser juez o administrar justicia.

También se revisará el desempeño de 18 jueces de ejecución penal en la idea de renovar también todos estos juzgados y ver qué ha pasado con los 775 o 885 casos de feminicidios, de los 113 tienen sentencia y 30 están en fase de apelación.

Lima afirmó que los cambios en la justicia es un tema que el Gobierno se ha toma en serio y está trabajando con el escrutinio internacional y con los profesionales de mayor experiencia en la región y en Bolivia.

“Si no hay independencia judicial, no hay reforma judicial; si no hay transparencia, si no vamos con fuerza contra todos los jueces y fiscales corruptos, no hay reforma judicial. Si no ajustamos leyes, no va a haber reforma judicial, si no logramos mostrar resultados concretos en las próximas semanas, no vamos a tener el respaldo ciudadano que pedimos”, sostuvo el ministro Lima.

Anticipó que parte de la agenda de reforma judicial es encontrar una salida al cuestionamiento a la elección de 26 magistrados por voto popular. Recordó que hace tiempo planteó cambiar la Constitución vía referéndum que pudo haberse votado el 7 de marzo de 2020 junto a la elección de alcaldes y gobernadores y lamentó que nadie de los juristas actuales que lanzan propuestas, le hubieran dado una respuesta.(Erbol)

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más