Gremiales son más afectados por delincuencia

Los gremiales de la ciudad de El Alto, de diferentes sectores, denuncian que son los más afectados con la proliferación de la delincuencia, quienes sufren robos y atracos, pero no pueden denunciar por temor a las amenazas de venganza.

A causa de los últimos hechos delincuenciales que se registraron en la Ceja de El Alto, como las zonas consideradas rojas, Villa Dolores, 12 de Octubre y adyacentes, donde en pleno día y sin que nadie pueda auxiliar a una mujer que fue acuchillada en plena vía pública, las gremiales de esta ciudad señalaron que este tipo de hechos suceden a diario.

Según las aseveraciones de la señora Felisa Condori, vendedora de más de 30 años en este sector de la Ceja, relató que su sector son los más afectados por los grupos de antisociales que operan en todas estas calles y avenidas donde existe muy poca presencia policial, aspecto que es aprovechado por estas personas.

“Como es de conocimiento de la población, nosotros los gremiales somos los más afectados por los delincuentes que se encuentran en estos lugares, porque saben que manejamos dinero de nuestras ventas aunque no en grandes cantidades, además nos roban nuestros celulares y otros objetos de valor y para que no digamos nada nos amenazan con vengarse si los denunciamos a la Policía, así es que no podemos hacer nada”, relató Condori.

De acuerdo con las versiones de otras personas del mismo gremio, también denunció que prácticamente son objeto de todo lo que quieren hacer los antisociales, porque saben que no serán denunciados, porque así como las vendedoras se encuentran todos los días en sus puestos, de la misma manera los antisociales también ya son conocidos, por eso no pueden hacer nada contra ellos.

La preocupación de las vendedoras de la Ceja y sus alrededores, se da porque en los últimos días los antisociales que caminan en grupos de cinco a siete personas entre hombres y mujeres, han proliferado, quienes causan miedo y zozobra en estos barrios donde se encuentran ferias y mercados zonales.

“Lamentablemente nos hemos cansado de pedir la presencia de efectivos policiales en estas calles donde nosotros vendemos a diario, porque a pesar de las muchas solicitudes escritas que hemos hecho llegar al Comando Regional de la Policía en este sentido, nunca hemos podido tener respuesta de aquellas autoridades que han pasado y las actuales, solo recibimos la explicación que no tienen suficiente personal”, dijo otra de las comerciantes.

Producto de este abandono por parte de la Policía las comerciantes de estos lugares han optado por organizarse con pitos y petardos como medida de alerta a la presencia de algún delincuente, pero no es suficiente porque los antisociales se dan modos para burlar estas advertencias.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más