FmBolivia
Radio FmBolivia

Cinco sectores mejoran indicadores económicos

21

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los datos macroeconómicos del país, en el primer semestre, reflejaron un crecimiento por el buen momento que pasan las materias primas en el mercado internacional y la economía nacional reportó un Índice Global de Actividad Económica (IGAE) de 8,7 %, empujado principalmente por cinco rubros, en su mayoría commodities, por lo que la Cámara Nacional de Industrias (CNI) señala que se debe analizar la situación económica por sectores, para conocer el estado real de las mismas.

El Gobierno aseguró que la aplicación de sus políticas, desde diciembre de 2020, están dando resultados, y la economía poco a poco se va reactivando, sin embargo, los economistas y empresarios señalaron que el crecimiento obedece a un rebote estadístico, y está empujado principalmente por el mercado externo.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, así lo reconoció que uno de los principales sectores que gravitó en el crecimiento económico fue la minería, pero también está la construcción, transporte y almacenamiento, hidrocarburos, industria manufacturera, electricidad y gas, comercio, entre otras.

Montenegro detalló que el crecimiento de la actividad económica fue impulsado por el rubro de minería que se expandió en 52,4 %; construcción 32,8 %; transporte y almacenamiento 22,6 %; hidrocarburos 14,8 %; industria manufacturera 10,7 %; electricidad, gas y agua 9,6 %; comercio 9,1 %, entre los más importantes.

El Ministro destacó el incremento de la producción de minerales. Entre enero y junio de 2021, comparado con el mismo período de 2020 se registró un incremento en la producción de zinc de 51 %, plomo 64 %, estaño 59 %, plata 67 % y oro 63 %.

“Vemos un aumento importante en la producción de cemento cercano al 30 %, un aumento en la importación de barras de hierro con 55,5 % y el índice de insumos importados para la construcción en 25,2 %, son variaciones significativas e importantes que se aparejan con el aumento de la población ocupada”, remarcó la autoridad de Gobierno, la semana pasada, en su boletín del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

En este contexto de reactivación económica, resaltó también el incremento en el consumo de energía eléctrica, principalmente del sector industrial con una variación acumulada en torno al 18 %.

“Este es un buen indicador porque cuando la industria demanda energía es porque requiere de este importante insumo para la producción de bienes y servicios”, declaró.
A junio de 2021, la industria de manufacturas también reporta un crecimiento en 10,7 %, indicador que también es consistente con un aumento de la población ocupada.“Todo esto confirma que la economía boliviana está recuperándose, se está reconstruyendo en varios sectores”, enfatizó el Ministro.

Crecimiento y análisis

La Cámara Nacional de Industrias señala que se registra una leve dinamización de la economía, pero recuerda que se debe evaluar el crecimiento del sector industrial de 10,7 % a junio de 2021.

“De acuerdo con un análisis pormenorizado de la cifra de crecimiento en referencia, encontramos que, en su mayoría, está impulsada por los precios de las materias primas del sector externo. Las exportaciones industriales totales crecieron 77 % producto del efecto precio en el mercado internacional. Este porcentaje de crecimiento es explicado únicamente con las exportaciones de oro metálico que crecieron 71 %, soya 78 %, estaño metálico 138 %, plata metálica 99 % y carne 130 %”, señala la entidad gremial.

Por su parte, el mercado interno industrial aún no se reanima, mantiene bajas cifras en sus ventas y experimenta una severa iliquidez, agregó el presidente de la CNI, Ibo Blazicevic.

La CNI señala que el mercado interno industrial de bebidas, alimentos, plásticos, muebles de madera, textiles, metal mecánica, cuero, industria gráfica y productos de construcción aún se encuentra en recesión.

Asimismo, indica que se registra una caída en las ventas, reducción de los turnos de trabajo, incremento de la capacidad instalada ociosa, estancamiento en la demanda de créditos en el sistema financiero, caída en las importaciones de bienes de capital industrial (maquinaria, equipo industrial), ocasionando que la reactivación economía aún no se sienta en el sector industrial en su totalidad.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la importación de bienes de capital registró casi cifras similares en el primer semestre de la presente gestión a igual periodo de 2020, con una diferencia no tan significativa.

Los datos sobre la baja inflación y estancamiento en la otorgación de créditos en el sistema bancario reflejan la persistencia de la recesión industrial en el mercado interno, señala.

La inflación acumulada a julio de 2021 llegó a 0,44 %, cuando en similar periodo de 2020 alcanzó a 0,92 %. Los depósitos en el sistema financiero entre fines de 2020 y julio de 2021 subieron en 1 %, y los créditos descendieron en -0,1 %, cuyos datos muestran el descenso de la liquidez y de la inversión en la economía. Esas cifras demuestran que el dinamismo en la industria aún es leve y necesita mecanismos de incentivo para alcanzar las cifras del 2019.

El Gobierno para revertir el tema de la importación de bienes de capital promulgó la Ley 1391, de Incentivos Tributarios para la Importación de Bienes de Capital por el lapso de un año, y la reglamentación fija fechas de antigüedad para la compra en el mercado externo de equipos y herramientas.

Preocupación

El D.S. 1802 de 2018 establece que si la economía crece más del 4,5 % (periodo julio 2020 a junio 2021) rige el pago del segundo aguinaldo y a junio de 2021 las autoridades públicas indican que se registró un crecimiento de 8,7 %, señala la CNI.

Ante ese panorama, sostiene que se debe hacer un análisis riguroso sector por sector para tener un panorama claro, y de no hacerlo implicaría activar el doble aguinaldo, y se generaría un severo impacto negativo para la mayoría de las industrias del país, en particular medianas y pequeñas, que hoy están tratando de sobrevivir.

“Nuestra preocupación radica en que las cifras promedio en la mayoría de los casos no refleja la situación general, por lo que, realizar un análisis por rubros de la industria sería el mejor camino, para evitar porcentajes promedio que no muestran las particularidades por rubros o sectores productivos de la industria nacional; de esta manera se evidenciará que no procede el segundo aguinaldo, evitando de esta manera que se profundice el cierre de actividades económicas, la pérdida de fuentes laborales, menor aporte tributario al Estado e impulsar en contrapartida el contrabando y la informalidad”, reflexionó.

Estos son importantes elementos a considerar para la tan anhela reactivación económica y preservación de empleos en el país que, con diálogo, generación de políticas y acciones conjuntas público privadas lograremos por el bien de nuestro objetivo común, que es el fortalecimiento y desarrollo económico y social de Bolivia, concluyó Blazicevic.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas