FmBolivia
Radio FmBolivia

Bolivia muestra leve recuperación, pero es el más bajo de la región

16

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los datos presentados por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas sobre el comportamiento de la economía nacional al primer semestre de la presente gestión son observados por economistas, debido a que los mismos no están en la página del Instituto Nacional de Estadística, las comparaciones son manipuladas acorde a las cifras y el crecimiento es calificado como raquítico, debido a que países vecinos tienen números tres veces más altos que Bolivia.


Una nota de prensa del Ministerio de Economía señala que las medidas adoptadas por el Gobierno empiezan a reflejar resultados de la reactivación de la economía del país, el mercado interno empieza a fortalecerse, la inversión pública se ejecuta en proyectos estratégicos que generan un efecto multiplicador, las exportaciones suben y las recaudaciones tributarias reportan un incremento del 26% al primer semestre de 2021.


Para el economista y docente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Ernesto Bernal, las autoridades del sector juegan con datos estadísticos, y esto preocupa, debido a que no se tiene la información del crecimiento del tercer y cuarto trimestre de 2020, y el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) solo se tiene a noviembre de la pasada gestión en la página del INE.


Bernal opinó que se estaría manipulando los datos, así como las comparaciones, puesto que se mencionan los periodos de 2005 y 2006, sin tomar en cuenta que el año de la desaceleración empezó en 2015 y se registró con mayor fuerza el 2019.


El economista Gabriel Espinoza también observó que los datos que presenta esa cartera de Estado no son públicos y el público en general no tiene acceso, puesto que no se encuentran en la página del INE, encargada de publicar las cifras económicas.


Si bien el Ministerio muestra una cifra de -8,2%, con la que había terminado el 2020, la información del INE se quedó en julio de la pasada gestión. Espinoza señaló que el crecimiento será por efecto rebote, algo que se esperaba.


Pero el dato que el ministerio muestra sobre el crecimiento de la economía es raquítico. En abril, el IGAE reportó una cifra de 5,3%, mientras que en economías vecinas el porcentaje estaba tres veces más que las de Bolivia.


Además, señala que el crecimiento de la economía, que muestra el Gobierno, se debe a factores externos, gracias a la recuperación de los precios de los hidrocarburos y de los minerales.


Sin embargo, en el nivel interno hay preocupación, debido a que la recuperación todavía no se siente, a pesar de los datos que presentan sobre el incremento del registro de empresas o el aumento de la facturación de los restaurantes.

Tanto Bernal como Espinoza, coinciden, por separado, en que las comparaciones se acomodan a los años que eligen, y esta acción evita un análisis de los datos.


Indicó que desde el año pasado todavía estamos en restricciones fuertes, has personas redujeron sus ingresos, y por ende también el gasto se contrajo, y es por ello que la comparación del Ministerio es poco útil para establecer una evaluación correcta.


«El elemento externo impulsa una recuperación leve; en términos comparativos con otras economías es bastante raquítica, ya que el mejoramiento obedece a factores de precios más que a políticas públicas», indicó.


Mientras que Bernal sostiene que la informalidad tomó más espacio en la economía nacional, y este sector no cuenta con las prestaciones sociales, y representa alrededor del 80%, contra el 20% de los formales.


Ambos economistas sostienen, por separado, que la reducción del desempleo obedece a la necesidad de generar recursos, y por ello una parte de la población se dedica al comercio, empleo por cuenta propia, y no tiene un empleo con todas las prestaciones sociales.
Ahí básicamente se habla de ocupación y no de empleo, debido a que no cuenta con un ingreso estable, tampoco seguridad social, y por ello califica a la evaluación del Ministerio de Economía como sesgada y poco útil.


Espinoza recuerda que la caída del porcentaje del desempleo también se debe a que todavía hay una población desactiva, debido a la falta de oportunidades de trabajo en el mercado laboral.


Señaló que a julio de 2020 la cifra alcanzó un porcentaje alto y en la presente gestión el porcentaje cayó a menos del 8%.

Modelo
Entre tanto, el déficit fiscal va en aumento, debido a que los recursos para el gobierno son cada vez menores, pero sigue aplicando su modelo económico productivo comunitario, que consiste en gasto y consumo interno, reflexionó.


“Al paso que va, tal vez el modelo no pueda responder para salir de la crisis en un plazo estimado para toda la región, entre dos a dos años y medio, y Bolivia posiblemente siga abajo por más tiempo», advirtió.


Por su parte, Bernal sostiene que no se aplicaron políticas económicas en este 2021, para salir del proceso de recesión en que se encuentra la economía nacional, y para ello es importante el dato del IGAE mensual.

Políticas
Para Bernal, el Banco Central de Bolivia (BCB) aplica políticas monetarias ortodoxas, neoliberales para controlar la inflación, que a julio llegó a 0,15%, cuya cifra también muestra que la economía aún no se ha dinamizado por falta de políticas públicas.

Datos macroeconómicos

A junio de 2021, la inversión estatal se incrementó en 111% con relación al mismo período de 2020, al pasar de 474 millones a 999 millones de dólares.


Las ventas facturadas de los restaurantes se incrementaron de 159 millones a mayo de 2020 (mes de la pandemia) a 182 millones de dólares en el mismo período de 2021, con un aumento del 15%.


A junio de 2021 (periodo de la cuarentena), la inscripción de nuevas empresas aumentó en 72% de 5.509 a 9.454 firmas legalmente establecidas, según reportan los datos de la Fundación para el Desarrollo Empresarial (Fundempresa).


Las exportaciones se elevaron en 54% a junio de 2021, de 3.174 millones a junio de 2020 a 4.904 millones de dólares al primer semestre de este año.


Las ventas de manufacturas representan una mayor cuantía con 2.357 millones de dólares en junio de 2021, seguido por la minería con 1.297 millones y el sector de hidrocarburos con 1.056 millones, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).


Durante el período enero a junio de 2021 se reporta una balanza comercial positiva por 832 millones de dólares, mientras que en el mismo período de 2020 se tenía un superávit comercial por 12 millones.


A junio de 2021 las recaudaciones tributarias subieron en 26% en comparación con 2020 al pasar de 19.760 millones a 24.979 millones de bolivianos.


Las transferencias y regalías a gobiernos locales y universidades públicas del país aumentaron de 8.366 millones a junio de 2020 a 8.766 millones de bolivianos en junio de 2021, con un ascenso del 5%, este aumento está en línea a la mejora de las recaudaciones tributarias y en consecuencia permite a los gobiernos locales disponer de mayores recursos.

Solvencia del sistema financiero
A junio de 2021 los ahorros del sistema financiero reportan un incremento del 5% al pasar de 27.821 millones a 29.349 millones de dólares.


El índice de mora reporta un descenso a 1,7% a junio de 2021, comparado con el mismo mes del 2020 cuando registró 1,9%. La cartera en el sistema financiero alcanzó a 27.990 millones de dólares a junio de este año. Fuente Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas