UPEA sigue en emergencia por caso Jonathan Quispe

1

La Universidad Pública de El Alto (UPEA) se movilizó en la jornada ayer, demandando revertir el proceso abreviado y la sentencia de cinco años en favor del teniente Cristian Casanova. En 10 días el Tribunal de Sentencia responderá la demanda.

Con una marcha de protesta realizada en la víspera por el centro de la sede de Gobierno, docentes, universitarios a la cabeza de su principal autoridad académica Freddy Medrano, demandaron justicia y la ratificación del estado de emergencia exigiendo sentencia de 30 años sin derecho a indulto en contra del funcionario policial que asesinó al universitario Jonathan Quispe.

“La UPEA junto con sus autoridades, el Concejo Universitario y en sus diferentes instancias se mantienen en estado de emergencia, hasta agotar todas las instancias que demanden la pronta reversión de la sentencia que solo genera impunidad, es por eso que en esta ocasión al igual que en pasado meses solicitamos a las autoridades del Ministerio de Justicia y del Ministerio de Gobierno a apoyar la reversión de la sentencia y no generar un manto de impunidad, porque de mantenerse esta sentencia sería un nefasto antecedente judicial de plena impunidad que afecta a todo el país, porque se habla de la muerte de una personas y la pena menor por ello”, aseguró Medrano, el rector de la universidad .

La sala penal primera del Tribunal Supremo de Justicia en La Paz, analiza la apelación presentada por los abogados de la casa superior de estudios, con la finalidad de poder revertir la sentencia de cinco años que favorecía al oficial de Policía, por la muerte del universitario.

En la audiencia las autoridades judiciales recibieron la documentación correspondiente de la comisión jurídica de la UPEA, con la finalidad de que la misma será analizada y tendrá una respuesta en el tiempo de 10 días, en tanto se mantienen el estado de emergencia de esta casa superior de estudios, en sus tres estamentos, los cuales nuevamente descenderán a la ciudad de La Paz, demandando ¡justicia!

“Recordemos que el oficial de policías es autor confeso de la muerte del universitario Jonathan Quispe Vila, esperábamos que la justicia logre demostrar ser imparcial, pero lastimosamente nos vemos afectados, queremos que se escuche a la población universitaria y a la familia de Quispe, quienes piden justicia por una muerte cruel“, dio a conocer Medrano, quien con megáfono en mano, solicitaba a los universitarios que descendieron de El Alto a los Tribunales de Justicia a que mantengan la calma y conforme a una movilización pacífica, se deje en claro la posición inamovible de este sector .

El Tribunal de Apelación es la instancia que definirá si acepta o no la apelación presentada por la familia de Jonathan Quispe y de la universidad para que se revierta la sentencia de solo cinco años en favor de Casanova, quien experimentó con un fulminante alterado con canicas de vidrio, la letalidad de las escopetas utilizadas por funcionarios policiales en eventos de protestas sociales.

En la calle Potosí y Yanacocha, la comunidad universitaria aguardó pacíficamente los resultados, con carteles inscritos recordando al responsable de la muerte del universitario mientras efectivos policiales observaban con sigilo en la calle Yanacocha, para que universitarios no se acerquen a la puertas del Tribunal de Justicia y manifiesten su impotencia ante la postergación de la audiencia de apelación.

“No es posible que a una persona le quiten la vida y al responsable de su muerte solo le otorguen cinco años de sanción y evitando de que se permita un antecedente nefasto en la justicia boliviana, aspecto que acabo de forma violenta con la vida de un universitario, es por eso que pacientemente esperaremos al desarrollo de la audiencia”, recordó el rector, quien al momento de entregar la documentación ante los estrados judiciales.

El Diario.