FmBolivia
Radio FmBolivia

Desembolsos del Gobierno son insuficientes

41

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El sector de la construcción señala que los desembolsos realizados de noviembre de 2020 a junio de 2021, de 1.854 millones de bolivianos para la reactivación de 303 proyectos carreteros en el país, solo representan el 11 % de las 11.500 empresas activas en el territorio nacional, y que los 2.000 millones del Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública (Farip) son insuficientes, por lo que se requiere dinero fresco para cumplir con pagos adeudados y nuevos proyectos.

El presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), Luis Bustillos, destacó los esfuerzos que hacen las autoridades para reactivar la economía, y observan como acciones positivas la reactivación de los proyectos paralizados así como los desembolsos de recursos para cumplir con deudas.

Un comunicado de la Caboco informa que la UPRE ha programado la cancelación de pagos de proyectos concluidos y en ejecución hasta un 85 % de avance con un total de 700 millones de bolivianos.

Por otro lado, el Ministro de Economía informó que se aprobó el Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública (Farip) de 2.000 millones de bolivianos, que serán destinados a financiar proyectos de inversión pública de gobernaciones y municipios, que fueron suspendidos en diciembre de 2019, a causa de la pandemia del coronavirus, este ingreso es importante para la economía nacional pero también es insuficiente, señala la institución.

A pesar de ese contexto, todavía son insuficientes los recursos, ya que la deuda es alta con el sector de la construcción, y solo como ejemplo, los gobiernos subnacionales de Tarija adeudan 1.000 millones de bolivianos a los constructores.

“Todavía hay un endeudamiento. Necesitamos una reactivación, se requiere plata fresca para nuevos proyectos, pero también para cumplir con el pago de deudas a los constructores, que data desde hace años”, señaló.

Informó que el 2020 fue lapidario para el sector ya que registró una recesión de -50,95¨%, y es por ello que se presentó iliquidez en las empresas constructoras, quedaron endeudados y no pueden cumplir con sus obligaciones tributarias, en especial. Bustillos dijo que las prioridades de las empresas constructoras va primero con el pago de deudas y zanjar los adeudos que tienen con el Servicio de Impuestos Nacionales. Informó que hace unos meses atrás enviaron una carta al presidente del SIN para entablar una reunión, con el fin de dialogar sobre las deudas.

Deuda

Asimismo, lamentó no dar una información sobre el monto total que las deudas que tienen con el sector de la construcción, ya que las mismas quedaron atrás tras los pagos que se vienen realizando por entidades públicas.

Y, al parecer la reactivación recién comenzaría la próxima gestión, debido a que algunos gobiernos subnacionales estarían proyectando la ejecución de proyectos para el 2022. Es por ello que no tienen una estimación de crecimiento, ya que dependen de la inversión pública, de los pagos que pueda hacer el Gobierno Central, de la plata fresca para nuevos proyectos, entre otras.

“No se puede decir cuánto se crecerá sino se inyecta recursos”, apuntó e indicó que la construcción es un sector importante que aporta al crecimiento de la economía nacional. Por ello, los constructores exigen una explicación de cómo se lograra realmente cubrir toda la deuda que se arrastra a nivel nacional, de los más de 300 municipios, que deben cumplir sus obligaciones con las empresas para su reactivación.

Tributos

Asimismo, en lo que respecta al pago de tributos, Bustillos buscan condiciones adecuadas para el sector, que no implica condonación sino que no se apliquen intereses ni multas, de esta manera se aliviaría la carga para el sector. El 82 % de los contribuyentes no han podido honrar sus pagos por encontrarse en condiciones precarias, de iliquidez y endeudamiento, en virtud a la falta de pagos por proyectos y por la poca oferta de trabajo.

La Caboco considera que se deben implementar medidas de alivio y otras solicitadas por los sectores, y no seguir con las sanciones y procesos coactivos, ya que estas acciones con seguridad ocasionarán el cierre definitivo de muchas empresas, como también el daño de los profesionales, ciudadanía en general y sus familias, ocasionando a futuro mayor desempleo e incertidumbre, señala la institución.

Informó que la Caboco, en el mes de mayo, solicitó al Presidente del Servicio de Impuestos Nacionales una reunión, con la finalidad de poder entablar un conversatorio que permita ver soluciones oportunas para la suspensión de multas, intereses y las medidas de procesos coactivos.

Datos

A finales de agosto, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, informó que la economía del país creció en 8,7 % a junio de 2021, de acuerdo con los datos del Índice Global de Actividad Económica (IGAE).

El incremento de la actividad económica fue impulsado por el positivo desempeño de varios sectores como el rubro de minería que creció en 52,4 %, construcción 32,8 %, transporte y almacenamiento 22,6 %, hidrocarburos 14,8 %, industria manufacturera 10,7 %, entre otros.

El IGAE es un indicador que muestra la evolución de la actividad económica del país, con periodicidad mensual. Se define como un índice sintético mensual, cuyo objetivo es el de proporcionar una estimación de medición del comportamiento de la actividad económica en el corto plazo.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas