Fernando Camacho advierte que Morales se hace de la “vista gorda” sobre relación con Dávila

El gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho, sostuvo este viernes que el expresidente Evo Morales se hace de la “vista gorda” en su relación con su exjefe antidrogas Maximiliano Dávila, luego de que Estados Unidos reveló de que el exjefe policial tiene cargos por narcotráfico y pidió su detención preventiva con fines de extradición.

“Sin duda que el Movimiento Al Socialismo y el actual gobierno van a evitar que se lo extradite (a Dávila) porque es ahí donde puede hablar; hasta el momento lo que ha hecho Evo morales es hacerse de la vista gorda, si es que el señor (exjefe antidrogas) habla o no en función de la ayuda que le da”, declaró Camacho, líder de la alianza opositora Creemos.

Después de casi dos semanas, Morales rompió el silencio en esta jornada al referirse a la política antidrogas de Estados Unidos, pero sin citar a Dávila, quien fue su director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico en 2019. La investigación estadounidense apunta al exjefe policial por delitos que cometió antes y durante su función de jefe antidrogas, precisamente en su periodo gubernamental.

«Históricamente, EEUU y sus agentes políticos proimperialistas han atentado contra movimiento cocalero del Trópico, base de resistencia y símbolo de unidad de la lucha popular. Antes de ser gobierno, EEUU a través de su embajador Manuel Rocha, nos calificó de ‘talibanes andinos'» escribió Morales en un primer tuit.

«Después del golpe, el gobierno de facto quería forzar una intervención militar extranjera en el Trópico para frenar las elecciones de 2020. Querían acusar a cocaleros de ser grupos narcotraficantes armados. Pero nuevamente fracasaron con sus mentiras» señaló en un segundo tuit.

«Ahora la derecha demuestra su servilismo al imperialismo y lanza sus ataques contra el MAS-IPSP y sus líderes. Pero estoy convencido de que la campaña de mentiras y odio fracasa porque se impone la verdad, unidad, dignidad y responsabilidad de nuestro pueblo», sostuvo en su tercer mensaje.

En criterio de Camacho, lo que hizo Estados Unidos, a través de u a investigación de la DEA (Administración de Control de Drogas, por su sigla en inglés) es castigar un hecho delictivo cometido por el “hombre de confianza y exjefe nacional de la FELCN”.

“No podemos decir nos lavamos las manos; su preocupación (de Morales) es, sin duda, de que hay una información a nivel internacional que es un hombre al que no sólo le dio su confianza, sino que festejaban cumpleaños juntos, y eso es una preocupación grande porque uno puede tener amigos y no saber qué pasa, pero el designar a un cargo tan importante como es la lucha contra el narcotráfico a nivel nacional y entregársela a un narcotraficante, eso sí es peligroso”, acotó Camacho.

En ese sentido, Camacho expresó su acuerdo con la extradición de Dávila a Estados Unidos, debido a que el tratado bilateral con ese país es que el país que inicie una investigación sobre un determinado hecho delictivo, tiene prioridad sobre otra investigación. En este caso, Estados Unidos inició la pesquisa contra Dávila en 2020 y Bolivia recién este mes capturó e inició un proceso al exjefe policial por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, no por narcotráfico.
Fuente: Brújula Digital

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más