Feminicidios: desde 2019 se crearon 2 comisiones sin éxito

Desde 2019, ante el pedido del Gobierno, el Legislativo creó dos comisiones para investigar los casos de feminicidios. Las familias de las víctimas indicaron que ambos equipos no dieron resultados concretos y aseguraron que aún esperan justicia.

“Ésta es la tercera comisión que se conforma para investigar la impunidad en casos de feminicidios”, dijo la mamá de una víctima de feminicidio y activista, Helen Álvarez.

Explicó que en 2019 se conformó la primera comisión y estaba dirigida por Sonia Brito, entonces diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS). Indicó que la segunda se creó en 2021 y estaba dirigida por Estefania Morales, diputada también del oficialismo.

Con la primera -según Álvarez- se tenía una gran expectativa. “Todos los familiares de las víctimas de hasta entonces hemos llevado nuestros papeles y hemos presentado todo para que se nos haga justicia, pero lamentablemente no hubo ningún resultado. En vano nos han llenado de ilusiones”, dijo.

La presidenta de la Asociación de Familiares Víctimas de Feminicidio, Estela Quintana, coincidió con Álvarez y aseguró que dicha comisión se creó con el fin de identificar los cuellos de botella en los procesos judiciales y dar celeridad a los casos.

“La comisión concluyó en diciembre del año 2019, justo cuando había problemas políticos en el país”, explicó.

Según Quintana, como conclusión, esta comisión indicó que “no tuvieron suficiente tiempo como para hacer más, pero nos dijeron que enviaron una solicitud a Sucre para que se hagan las auditorías a casos como el de Abigail, Celinda Panoso entre otros, pero nunca llegaron resultados de la famosa auditoría”.

Álvarez recordó que para la primera comisión, todos los familiares de las víctimas fueron a contar a los abogados sobre el asesinato de sus hijas, hermanas o madres. “Sin importar la revictimización a la que estaban expuestos”, explicó.

La segunda comisión se creó en enero de 2021 con la finalidad de conocer cómo se puede mejorar el acceso a la justicia de los casos. Quintana dijo que la organización volvió a “presentar las carpetas de varias víctimas’’. Algunos ya con sentencias que en muchos casos no estaban ejecutoriadas.

María René Álvarez, diputada de la oposición y miembro de la segunda comisión, indicó que la función de la segunda comisión era ver por qué había retardación de justicia porque muchos casos llevaban más de cinco años con proceso. “Hemos viajado a los distintos departamentos”, dijo. Aseguró que ésa fue su labor.

La activista Álvarez indicó que la comisión solicitó que las familias reciban la colaboración con la ejecución de la sentencia. “Ya habíamos llegado a culminar por lo menos unos 10 casos”, dijo. “Se le dio todo un legado, pero no recibimos ninguna respuesta”, sostuvo. Lamentó que para la presentación de esas carpetas, nuevamente, las familias volvieron a ser revictimizadas porque debían contar caso por caso, todo nuevamente.

Luego de ese informe, no volvieron a ser convocadas y el 20 de diciembre del año pasado se sorprendieron con la conclusión de la comisión. “En el documento indicaba que hacía falta funcionarios públicos, es decir policías, investigadores, jueces y fiscales, pero no se hizo nada de lo que nosotros habíamos pedido”, dijo Quintana.

Ella recordó que como organización ya se había identificado que “había corrupción en estos casos y había favoritismo para los feminicidas; por eso, muchos se estaban beneficiando con detención domiciliaria, otros no tenían sentencia ejecutoriada pese a tener sentencia y por eso pedían la cesación. Lastimosamente, nadie hizo nada al respecto”.

La representante de las familias dijo que como organización, las integrantes ya conocían sobre estos actos de corrupción desde antes y por eso presentaron los casos a las dos comisiones. “Incluso les hemos indicado qué fiscal, qué juez estaba llevando los casos y obrabade la misma forma. Por eso les hemos pedido que se los investigue y se los suspenda, nada de eso ha sucedido”, sostuvo.

En ese peregrinaje, las familias de las víctimas se conocieron, se unieron y pidieron formar parte de la comisión, pero fueron rechazadas. “Nos indicaron que la comisión era del Legislativo y por eso ni siquiera como civiles podíamos entrar”, explicó Quintanaa Página Siete.

Según Álvarez, no se avanzó en nada. El pasado lunes, en la marcha de las mujeres, todos los familiares se volvieron a encontrar exigiendo justicia. “Eso significa que ambas comisiones no ayudaron a nadie”, dijo.

Por eso, según Álvarez, ahora “desconfía” de esta tercera comisión que conformó el Gobierno el martes. Esta comisión que comenzará a trabajar desde el viernes tiene la tarea de tener los primeros resultados en 120 días.

Álvarez ahora se pregunta si nuevamente volverán a llevar las carpetas de sus familiares a la nueva comisión y volverán a ser revictimizadas contando todo lo que pasó. “Creo que la comisión que concluyó debía entregar las carpetas con un resumen de cada caso, para que no volvamos a realizar todo el trámite. Pero si tenemos que hacerlo, lo haremos. Queremos justicia”, dijo.

De acuerdo con la diputada los expedientes están en la comisión, además de un resumen de trabajo. Todos los documentos serán entregados a la nueva comisión.

Para las representantes, la creación de esta comisión es “sólo una cortina de humo” para calmar la sed de justicia. “Por eso no le tengo confianza”, explicó Álvarez.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más