FmBolivia
Radio FmBolivia

Luis Arce insiste con el fallo de hace 3 años para pedir diálogo a Chile

33

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Después de tres años de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el tema mar está en un “punto cero”, y el gobierno de Luis Arce apela al fallo, que determinó que Chile no contrajo la obligación de negociar con Bolivia, para pedir diálogo a La Moneda.

Fue el 1 de octubre de 2018 cuando se conoció que, por 12 votos contra tres, La Haya concluyó que “Chile no contrajo la obligación legal de negociar un acceso soberano al océano Pacífico para el Estado Plurinacional de Bolivia”.

Ese mismo día, Morales indicó que, si bien la CIJ no establece una obligación de Chile, “sí invoca a seguir dialogando por una salida al océano Pacífico para Bolivia”.

La primera apuesta de Arce para con Chile fue la de plantear, el 23 de marzo, “un nuevo tiempo de relacionamiento”. No sólo eso, además presentó una “hoja de ruta” de nueve puntos que permitirán -dijo entonces- “proyectar la inserción internacional” de Bolivia al Pacífico.

No obstante, esa misma jornada desde La Moneda le respondieron que el asunto fue resuelto por la Corte de La Haya, y el 7 de mayo se dio a conocer que ambos países definieron una “hoja de ruta para este 2021”, que no incluye el tema mar.

A ello hay que agregar que el 18 de septiembre, en la cumbre de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), Arce se estrelló contra la Organización de Estados Americanos, habló de la liberación de las patentes de las vacunas y de la condonación de la deuda externa, pero no dijo nada sobre el tema mar.

Fue en su reciente intervención en la ONU, el 23 de septiembre, cuando Arce marcó un antes y un después al recurrir a la figura de la “invocación”, que fue acuñada durante el período de Morales, luego de la derrota en La Haya.

Según el discurso de Arce, la Corte “instó a Chile y Bolivia que sigan trabajando en aras de la solución significativa del problema”.

“Bolivia -manifestó Arce en la ONU- toma el párrafo 176 de esa sentencia como una invocación y una aclaración en sentido de ‘mantener un diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad, con el fin de tratar los temas relativos a la mediterraneidad de Bolivia, cuya solución es considerada por el uno y por el otro como de interés mutuo. Con la voluntad de las partes, unas negociaciones con sentido serán posibles’”.

En contacto con Página Siete, Andrés Guzmán Escobari, analista en temas internacionales, sostuvo que si bien el fallo de La Haya marcaba un retroceso para los intereses de Bolivia, a partir de ahí se debió adoptar una “nueva estrategia” con un nuevo enfoque creativo, con una mirada integracionista y geopolítica, y sobre todo con una perspectiva que no mencione el fallo de La Haya, porque “no es un punto de avance”.

“Si bien hay una hoja de ruta que se planteó a partir del Gobierno, el discurso es prácticamente el mismo y la estratega es simplemente recordar a los chilenos que el fallo tiene un párrafo que señala que la decisión de la corte no va a ser un impedimento para que continúen las negociaciones, y eso además lo interpretan como si fuese una ‘invocación’. Entonces, es lo único que se ha hecho”, sostuvo Guzmán Escobari.

Luisa Nayar, integrante de la Comisión de Política Internacional de la Cámara de Diputados, manifestó a este rotativo que después del veredicto de La Haya el partido azul se rindió, y la constatación de aquello es que hoy no hay diálogo con Chile sobre el tema.

“El gobierno del MAS se rindió. Después del fallo, no se dedicó a hacer nada con referencia a la reivindicación marítima. No hay diálogo, no hay gestión, no hay nada, más allá de los discursos demagógicos de siempre”, afirmó la legisladora de CC.

El presidente de la Comisión de Política Internacional de la Cámara Baja, Higinio Farfán Abán (MAS), manifestó a este medio que “todo está dado” y subrayó que no hay que perder la esperanza.

“Hay que hacer un análisis: yo creo que todo está dado. Sin embargo, no hay que perder las esperanzas. Vamos a seguir intentando, porque no hay otra forma, somos países hermanos”, aseguró.

Un nuevo enfoque

Guzmán Escobari considera que el tema mar requiere un nuevo enfoque creativo, en el que se deje de lado la vía jurídica.

“Se debe abandonar cualquier posibilidad jurídica, donde efectivamente no hemos tenido buenos resultados y no los vamos a tener, y plantear el tema en el ámbito político, donde sí se puede obtener réditos y donde sí se puede plantear soluciones que favorezcan a Bolivia, Chile y eventualmente a Perú, que es el tercer interesado en este asunto, con un enfoque creativo nuevo, que no repita lo mismo que se ha venido diciendo, que no mencione siquiera el fallo, porque ése no ha sido un punto de avance en absoluto ni para Bolivia ni para Chile”, aseguró.

El experto planteó, además, un enfoque renovado, que incida en el comercio internacional y en las nuevas concepciones que existen sobre la soberanía. Debe tener -agregó- una mirada de integración no sólo con Chile, sino con todos los países de la región, y un enfoque geopolítico, en el que no se destaquen las rivalidades, sino los puntos en común y las sinergias que se pueden desarrollar.

“Y para lograr eso, yo digo, es necesario revisar y volver a tratar las narrativas maestras en ambos países, porque las versiones que existen en ambos sobre lo que ocurrió a partir de la Guerra del Pacífico, y en todas las negociaciones a lo largo de la historia, son contradictorias”, expresó.

12 votos

de jueces de La Haya determinaron que Chile no contrajo la obligación.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas