FmBolivia
Radio FmBolivia

Vecinos preocupados por provisión de agua potable

36

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los representantes del Comité “Unidos Por El Agua” que agrupa a vecinos de Lipari, Huajchilla y Taipichullo expresaron su preocupación por el deficiente servicio que brinda la cooperativa distribuidora Lihuajtaypi, que opera en estos tres sectores del municipio de Mecapaca, al sur de la ciudad de La Paz.


El representante del comité, Miguel Delgadillo Pacheco, afirmó que existen constantes quejas por las tarifas que se imponen de forma caprichosa en estas tres zonas, además de los intempestivos cortes y los elevados costos para nuevas conexiones.


Delgadillo indicó que mientras que la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) cobra cerca de Bs 1.500 por nuevo servicio, en la cooperativa se debe pagar casi Bs 4.500, el solicitante debe pagar el material que se utiliza para la conexión, al final el costo se eleva entre Bs 11.000 a 15.000, afirmó.


Aseveró que las tarifas del agua potable son modificadas sin previo aviso y fluctúan entre Bs 4,70 y 9 por metro cúbico, mientras que en la urbe paceña el costo es de Bs 4,30 aproximadamente por la misma cantidad del líquido vital, ante este conflictivo panorama, los pobladores de estos sectores envían cartas de reclamo al Consejo de Administración de la Cooperativa, pero nunca tienen alguna respuesta.


El representante recuerda que, aproximadamente, en 1986 se fundó la cooperativa con los sindicatos agrarios del lugar, que presuntamente tienen tarifas preferenciales, y que en 2017, luego de los reclamos hechos por los vecinos ante la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable (AAPS) por el deficiente servicio, se determinó que Epsas provea el agua a toda la región, menos a Lipari, Huajchilla y Taipichullo, hasta la fecha la cooperativa se encarga de estas tres zonas e hizo notar que solamente provee el agua, pero no se encarga del alcantarillado sanitario, tal como dicta la norma, afirmó que muy pocas viviendas poseen desagües.


Lamentó que se nota discriminación hacia los habitantes y que existen los comunarios que son de primera y los vecinos que son de segunda, actualmente se formaron más de 50 urbanizaciones, aunque las 58 comunidades ejercen el poder de decisión en todos los aspectos.


Los vecinos afectados con este problemas, que son más de 1.300, “piden que la AAPS suspenda la autorización que tiene la cooperativa Lihuajtaypi de distribuir agua y que esa distribución pase a Epsas, porque es una empresa pública y tiene la capacidad y el conocimiento para que sea sustentable esa distribución de agua, sea continua, se cobren las tarifas justas, tanto mensual como en la instalación del servicio”, expresaron.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas