Williams Kaliman asegura que no hubo golpe de Estado y que cumplió con la LOFA

0

El excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman aseguró que no hubo golpe de Estado, después de la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia. El militar aseguró que al pedirle que dimita lo hizo amparado en la Constitución Política del Estado (CPE) y en la Ley Orgánica de la institución castrense.

“Cómo puede ser un golpe de Estado, si nosotros solo hacemos una declaración, yo no saqué soldados, no utilicé tanques, yo no me entré al Palacio, ningún militar estaba en las calles, no me he quedado de presidente, nadie se quedó de presidente, no hubo ningún fallecido desde el momento de la crisis”, afirmó Kaliman en una entrevista con

John Arandia, en Fides Tv.

A las 16:50 del domingo 10 de noviembre, Evo Morales renunció desde el Chapare, en Cochabamba. Una hora antes, Kaliman y el Alto Mando Militar le pidieron públicamente que dimita “por la pacificación del país”, en una conferencia de prensa.

En el comunicado que leyó el excomandante usó la palabra “sugerir” (la renuncia). “La palabra se encuentra exactamente en la LOFA (Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas), la cual permite al Alto Mando Militar y al comandante en jefe sugerir a las autoridades correspondientes alguna situación y principalmente si el Estado estaba en peligro. La LOFA nos permite realizar esa sugerencia, entonces nosotros lo hacemos enmarcados en la Constitución, principalmente en la LOFA y el manual de uso de la fuerza en conflictos sociales”, explicó el militar.

Cuando aún estaba en Bolivia y, faltando horas para que se vaya a México, el expresidente Morales denunció que en el país se ejecutó un golpe cívico-policial, en referencia al motín de los efectivos de días anteriores.

Una vez que llegó a Ciudad de México y que salieran las tropas a las calles en Bolivia, el exmandantario aseguró que se trataba de un golpe de Estado militar.

Las tropas en las calles

El general Kaliman aseguró que jamás se negó a sacar a las calles a las tropas militares el 11 de noviembre para resguardar a la población, tal como sostienen varios integrantes de su Estado Mayor, entrevistados por Página Siete. “Cómo me voy a negar a sacar a las Fuerzas Armadas, solamente estábamos esperando lo que dice la norma constitucional y la Ley Orgánica de las FFAA (…). Yo estuve esperando que llegue el comandante de la Policía (Vladimir Calderón)”, contó a Fides.

Los miembros del Estado Mayor contaron que después de contarle el panorama hostil que vivía el país, ante amenazas de grupos violentos afines a Morales y después de una serie de quemas a inmuebles, Kaliman les dijo que la Policía aún no había sido rebasada y que esperaba órdenes de Javier Zavaleta, exministro de Defensa.

No obstante, horas antes la entonces presidenta del Senado, Jeanine Añez, conminó a Kaliman para que saque a los soldados mostrándole la carta del comandante en la que decía que sus efectivos habían sido rebasados. Pero el excomandante de las FFAA no se refirió ayer a eso.

Habló del plan Sebastián Pagador, dijo que horas antes de que salgan las tropas a las calles habían sacado a los militares a resguardar los bienes públicos y a neutralizar grupos armados, como en Challapata. “Entonces cómo me voy a negar a sacar, sobrevolaron aviones en Challapata (…). estuve con el Alto Mando Militar todo el tiempo”.

Este medio llamó al excomandante de las Fuerza Armadas por segunda semana consecutiva, pero no se tuvo éxito; está abierta la invitación para que pueda conversar con Página Siete.

Llamadas de Evo

Comunicación Jefes militares contaron que el excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman seguía comunicándose con Evo Morales, aún después de que éste ya había renunciado.
Llamadas “Le hablaba de ‘hermano, Evo’, ‘hermano Presidente’. Seguía recibiendo órdenes el lunes (11 de noviembre) eso nos molestó mucho”, indicó uno de los generales de División que fue entrevistado por Página Siete.

El excomandante minimiza el rol del general Rojas

Después de que se conociera que uno de los generales del Estado Mayor, Gróver Rojas, fue uno de los protagonistas que permitió la salida de las tropas a las calles la noche del 11 de noviembre, el excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman aseguró que es mentira.

“Es mentira, no tiene ningún papel (Rojas), hasta ese momento yo nunca tuve contacto con él”, aseguró Kaliman a Fides.

No obstante, una carta escrita por Rojas le llegó al excomandante militar a las 14:32 en la que le pide que cumpla con la Constitución Política del Estado (CPE) y le reprocha el hecho de que “jamás” pidió consejos ni se reunió con su Estado Mayor.

“No puedo ser indiferente a la realidad que atraviesa el pueblo boliviano, del cual somos parte y nos debemos a él. Debo recordarle nuestro principio y trilogía: Dios, patria y hogar, que por más de 30 años juramos preservarla”, dice parte del documento.

Kaliman contó ayer que se convocó a los generales y almirantes del Estado Mayor. “Se les indicó (sobre la salida de los soldados), ellos indicaban que sí, que hay que salir, ahí (estaban) todos y no hay ningún problema, ahí estaba el general Rojas”, dijo.

Lo que no contó el excomandante de las FFAA es que su Estado Mayor entró a su despacho para advertirle que si no sacaba a las tropas lo iban a arrestar.

Pagina Siete.

También podría gustarte