Violencia política electoral protagonizada por el MAS

En las últimas horas en Cochabamba, Sucre y Potosí destacaron tres actos de violencia en medio de la campaña política electoral, en todos ellos, se vieron involucrados militantes y afines del Movimiento Al Socialismo (MAS) y el accionar de la Policía Boliviana que aprehendió por unas horas a un activista defensor del 21F.

Los ataques mediáticos de los actores políticos del oficialismo y la oposición, que a diario se lanzan mutuas acusaciones para deteriorar la imagen del contrincante, se trasladaron a las calles y a actos públicos.

COCHABAMBA

Uno de ellos fue el protagonizado por dos grupos pertenecientes a la Central Única de El Morro de las Bartolinas, aliadas del MAS, se enfrentaron el jueves en Sacaba, Cochabamba, a puñetes, empujones y golpes con palos y sillas en la elección del directorio.

En un video que, circuló en redes sociales, se ve a mujeres y hombres sobre un escenario que se empujan y se golpean entre sí. Algunas mujeres manejan palos, con los cuales atacan a los que intentan subir; otros caen de la tarima, incluso, alguien, que no se distingue, levanta una silla, pero la deja a un lado.

Este hecho fue confirmado por el ejecutivo de la Federación de Campesinos de Cochabamba, Jhonny Pardo, quien dijo que fue informado de los enfrentamientos ocurridos, durante la elección del Directorio de la Central Única de El Morro de las Bartolinas, donde además se iba a definir la otorgación de credenciales, en miras del congreso nacional.

“Me enterado que sí ha habido conflictos, amagues de enfrentamiento, algunas agresiones físicas. Nosotros como organización sindical, repudiamos porque esta organización no es para eso, sino cada uno tiene que respetarse, tiene que primar el respeto institucional, para eso hay las leyes y los derechos de las personas nadie lo puede violar, nadie lo puede agredir”, relató Pardo a Univalle TV.

POTOSÍ

El activista de la plataforma por la Dignidad de Potosí, Fernando Laime, fue detenido por la Policía por unas horas por entregar una nota al expresidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, con el mensaje «Bolivia Dijo No», la concejala de la opositora Unidad Nacional (UN), Azucena Fuertes, considera que la libertada de expresión está quebrada por el Movimiento al Socialismo MAS, que trata de tapar ese tipo de hechos a los ojos de la comunidad internacional.

Fuertes denunció que el gobernador del departamento de Potosí, Juan Carlos Cejas, propinó una patada al activista como muestra de la intolerancia a la libertad que tiene cada ciudadano de expresarse libremente.

“Fue detenido y golpeado por el Gobernador, le propino una pata hay una intolerancia con los ciudadanos, las autoridades deben garantizar los derechos, exigimos libertad de expresión, esta cuartada del MAS es para demostrar a otras exautoridades como Zapatero que todo está bien, cuando no es así”, dijo Fuertes a Radio Fides.

SUCRE

En tanto, en la capital del país, Sucre, el secretario de Juventudes de la Dirección Municipal del MAS-IPSP Sucre, Juan Yupari, intentó agredir al candidato por Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa, según denuncia de la organización política del expresidente.

Ante el intento de agresión, la persona fue detenida por la Policía.

“Condenamos las acciones violentas de Juan Yupari, Secretario de Juventudes de la Dirección Municipal del MAS-IPSP Sucre, quien intentó agredir físicamente a nuestro candidato Carlos Mesa, en un encuentro con ciudadanas y ciudadanos en la capital del país”, dice un comunicado de Comunidad Ciudadana en Twitter.

En tanto, la versión del oficialismo es totalmente contraria. Acusan a militancia de CC de agredir a un “joven trabajador de la Terminal de Buses, que le reclamó (a Mesa) por los hechos de Octubre Negro de 2003, hechos que evoca los actos racistas del 24 de mayo de 2008 en Sucre”.

El Diario.

Publicidad