Vicepresidente anuncia la producción de etanol en el norte paceño y sugiere plantar soya para biodiesel

El vicepresidente Álvaro García Linera anunció la noche de ayer que el Complejo Agroindustrial de caña de azúcar de San Buenaventura, en el departamento La Paz, contará con una planta de producción de etanol con el fin de producir gasolina. Además, sugirió que en el norte paceño se debe considerar plantar soya para producir biodiesel. Aseguró que ambos combustibles podrán ser vendidos a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“Como Gobierno vamos a invertir en la planta de azúcar San Buenaventura; sino me equivoco es una inversión de 50 o 60 millones de bolivianos, para incorporarle una súper planta de producción de etanol. Vamos a agarrar el alcohol, le vamos a sacar la gasolina y eso le vamos a vender a YPFB”, anunció García, durante su intervención en la inauguración de la Quinta versión Feria La Paz Expone.

Resaltó que, a mandato del presidente Evo Morales, el Ministerio de Economía envió a la Asamblea Legislativa un presupuesto reformulado, que incluye el monto para el proyecto de etanol. Consideró que la producción del mismo es una gran oportunidad para la ampliación y potenciamiento de la agricultura en el departamento paceño.

“Ahora ha surgido otra oportunidad tanto para la caña de azúcar como para otros cultivos en el norte de La Paz es la producción de etanol. El etanol es aditivo a la gasolina (…) Eso hemos comenzado a hacer en Santa Cruz”, dijo.

Afirmó que, si bien al inicio se propuso comprar a los ingenios de Santa Cruz 80 millones de litros año ahora se habla de 180 millones de litros año. Dijo que eso significará una expansión de este cultivo en el departamento cruceño, en otras 60 mil hectáreas (ha).

Expresó que ese fenómeno se podría replicar en La Paz, lo que significaría la expansión de las hectáreas de este monocultivo, proyectadas a 11 mil ha para los primeros años de la década de 2020.

“Fácilmente puede expandirse a 20 mil, 30 mil, 40 mil y 50 mil”, proyectó.

Aseguró que toda la producción de etanol se podrá vender a YPFB a un precio por encima del mercado. “La demanda de etanol por parte de YPFB es casi ilimitada”, afirmó.

Producción de soya

El segundo mandatario sugirió que se debe reforzar dos áreas claves para el desarrollo de La Paz, como son la industria y la agricultura. Por ello, expresó su deseo de que en el norte paceño se produzca soya, con el fin de que se convierta, a partir del aceite de ese grano, en biodiesel. Con eso aseguró que se dejaría de importar diésel.

“Aprovechando a YPFB como palanca del desarrollo, queremos que se produzca (en el norte paceño) soya y otros productos amazónicos, pero también soya. ¿Por qué? Estamos cerrando con el empresariado cruceño la compra del aceite de soya, para convertirla en biodiesel”, manifestó.

Explicó que YPFB compra 2 mil millones de litros (por año) de diésel y que por ello ahora se comprará aceite de soya a pequeños y grandes productores cruceños. Dijo que para esa cantidad de litros se requiere 15 mil hectáreas de soya.

Según el segundo mandatario, el biodiesel que se produzca tiene mercado seguro en la empresa estatal y a buen precio. “Es más barato para YPFB comprar aceite de soya boliviano que diésel al extranjero”, dijo.

Finalmente convocó en sumarse a esta propuesta al sector campesino y al empresarial.

«Quien se anime a cultivar soya en pequeños volúmenes como pequeño campesino, como comunidades campesinas o indígenas o como empresarios, 2.000, 20.000, 40.000, 60.000 hectáreas, tiene un mercado asegurado», precisó.

La autoridad calcula que la construcción de una fábrica de procesamiento para producir torta de soya y para aceite de soya en el norte paceño tardaría alrededor de un año.

Pagina Siete.

Publicidad