Verónica Rocha, experta en RRSS, fue “jefa” de Neurona en México

La comunicadora Verónica Rocha es, hasta el momento, el único nexo boliviano con la empresa mexicana Neurona, que obtuvo millonarias contrataciones estatales directas. Aunque en sus currículos públicos, la experta en RRSS acredita que fue “jefa” de Neurona-DF en 2015, hoy dice que ese trabajo fue “una experiencia menor” y que ya no tiene vínculos con la firma.

Rocha, exfuncionaria de los ministerios de Comunicación y Autonomías, es actualmente responsable de Comunicación del Centro de Investigaciones Sociales (CIS), dependiente de la Vicepresidencia. En 2014 fue parte de la campaña con la que Manuel Canelas ganó un curul parlamentario por el MAS.

Hoy, Canelas es ministro de Comunicación. La semana pasada presentó a la Contraloría ocho contratos por 12,5 millones de bolivianos que fueron adjudicados a Neurona, durante la gestión de Gisela López.

La experiencia Neurona

En sus hojas de vida, Verónica Rocha Fuentes acredita que fue funcionaria de Neurona. “Fue jefa de la Oficina de Comunicación Estratégica Neurona en la Ciudad de México (2015)”, se lee en el libro Comicios Mediáticos: medios de difusión y redes sociales digitales en las elecciones de 2014 en Bolivia, del cual es coautora.

Consultada sobre la relación que tuvo con Neurona y con su director, Rocha respondió: “Conozco a César Hernández. Fue por su invitación realizada desde México que me uní a un equipo de trabajo de Neurona allá. Ese equipo funcionaba con alrededor de 10 personas, reunidas en cuatro equipos que desempeñaban tareas de tipo comunicacional”.

Sobre las tareas concretas que realizaba en la firma dijo: “Mi labor era coordinar estos equipos en Ciudad de México. Realicé esta labor durante sólo dos meses, entre abril y junio de 2015. Debido a que el trabajo nunca llegó a formalizarse, decidí dejarlo y asumirlo como una experiencia menor”.

Página Siete también le preguntó sobre el trabajo de Neurona en Bolivia. “No sabría dar detalle puntual sobre esa información sin especular al respecto, lo cual no es de mi interés. Sí puedo decir que no trabajé con ellos acá en Bolivia. Yo estaba dedicada a trabajos de tipo comunicacional pero en otros espacios e instituciones”, dijo.

Campaña y dimisión

Columnista de varios medios y panelista de otros tantos programas, Verónica Rocha postuló en 2015 al Tribunal Supremo Electoral (TSE); pero retiró su candidatura tras ser vinculada al MAS.

Un año antes, Rocha había apoyado las campañas oficialistas de Evo Morales, a la presidencia, y del ahora ministro Manuel Canelas, a una diputación. Cuando la comunicadora se postuló al TSE surgieron decenas de publicaciones en sus cuentas que se sumaban a la “ola azul”.

Rocha y Canelas también formaron parte del quincenario El Desacuerdo, una publicación que desapareció después de ser acusada de “injuria” por la entonces diputada Rebeca Delgado. En ese consejo editorial también figuraban -entre otros- Susana Bejarano y Nicolás Laguna, actual director de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información (Agetic).

Pagina Siete.