Vecinos y autoridades de Roboré agradecen ayuda de la representante de la Unidad de Gestión Social de la Presidencia

25

Representantes vecinales y autoridades del Concejo del municipio de Roboré, Santa Cruz, agradecieron el lunes la ayuda que realiza la representante de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, Carolina Ribera, quien llegó hasta aquella región para entregar alimentos e insumos de bioseguridad, además de visitar a la familia de la enfermera que murió a causa del coronavirus.

«Estamos muy agradecidos por su presencia en el pueblo y por la ayuda que ha traído para los barrios. Nosotros somos las personas que sentimos la verdadera necesidad de cada vecino; hay personas muy humildes que necesitan medicinas y alimentos», manifestó el representante de las Organizaciones Territoriales de Base (OTB) de Roboré, Edgar Eguez.

El dirigente dijo que la pasada semana no hubo movimiento en el municipio debido a la cuarentena, por lo que muchas familias de escasos recursos ven mermada su economía debido a que deben trabajar para sustentarse.

«La gente humilde estaba esperando esta ayuda. Muchas gracias a nombre del control social de cada barrio del pueblo», agregó.

Del mismo modo, la presidenta del Consejo Municipal de Roboré, Maritza Flores, agradeció los donativos gestionados por Ribera y destacó las acciones realizadas en favor de su población.

«Esto es algo muy importante que hay que valorar y aplaudir, le agradecemos a la Presidenta. Las necesidades son grandes y Dios la ha puesto a ella en la presidencia para que nos de ayuda a todas las familias», señaló.

La representante de Gestión Social de la Presidencia, Carolina Ribera, quien asumió aquel cargo de forma ad honorem, llegó la víspera a Roboré con varios objetivos, entre ellos, el traslado y entrega de donaciones para la población.

Además, visitó y conoció la situación en la que se encuentra la familia de la enfermera roboreña que falleció por coronavirus.

«Fui a visitar a las hijas de la enfermera porque sé lo que se siente perder a un ser amado. Hablé con ellas y les dije que siempre van a contar con nuestro apoyo. Decirles que sean fuertes y que tienen nuestro respaldo para seguir adelante», aseguró.

En esa línea, Ribera explicó que además se llevó alimentos e insumos de bioseguridad para entregarlos a centros de acogida y hogares, además de 200 raciones de víveres para las familias más necesitadas.

Asimismo, informó que se entregará 22 trajes especiales para el personal médico del municipio, además de guantes y una cámara de desinfección al Hospital Municipal de Roboré.

La representante de Gestión Social dijo que otro de los objetivos de su visita fue reunirse con las autoridades locales para conocer las necesidades de aquel municipio para afrontar la pandemia.

«Ya me hicieron conocer sus preocupaciones y veremos cómo resolver esos temas. Como encargada de Gestión Social mi deber es, en esta emergencia, canalizar toda la ayuda humanitaria para que llegue a todo el país», añadió.

AG/VCT ABI