UIF indagará cuentas bancarias de los dirigentes de choferes

La Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) indagará las cuentas bancarias de los dirigentes de la Federación Departamental de Choferes 1ro de Mayo, a quienes se los denunció por presuntamente desviar fondos de los recursos transferidos por Vías Bolivia.

“Tengo a bien agradecerles por la información aportada, la cual será considerada de acuerdo a las atribuciones de esta entidad, dentro de un marco de alta confidencialidad y obligación de reserva, a los fines que corresponda”, se lee en una parte de la respuesta de la UIF a los diputados Wilson Santamaría y Rafael Quispe, documento que fue remitido el 2 de abril.

Los legisladores solicitaron que se disponga, a través de la investigación financiera, el rastreo de las cuentas de los representantes de los choferes por la transferencia de 11,9 millones de bolivianos, por la retención de 20 centavos a los transportistas por el peaje en la Autopista La Paz-El Alto.

Paralelamente, la Fiscalía sigue la denuncia en contra de Vías Bolivia y seis representantes de la Federación de Chóferes 1 de Mayo, que involucra a los dirigentes Rubén Sánchez, Mario Silva, José Antonio Choque, Ismael Fernández y Fortunato Sirpa.

El lunes, los diputados Santamaría y Quispe solicitaron al Ministerio Público ampliar la investigación contra dirigentes de la Federación Andina de Choferes de la ciudad de El Alto, debido a que la estatal Vías Bolivia transfirió 4,7 millones de bolivianos, entre 2008 a la fecha.

En 2003, mediante presión al Gobierno, los choferes de la Federación Primero de Mayo lograron que 20 centavos por el pago de cada peaje de la Autopista La Paz-El Alto sean destinados al seguro de salud para el sector.

En 2008, Vías Bolivia ratificó el acuerdo con los transportistas y desde entonces hasta finales de 2017 depositó casi 12 millones de bolivianos en las cuentas de seis dirigentes del servicio público, que ahora son investigados.

Ayer por la madrugada, choferes del Sindicato Eduardo Avaroa denunciaron que fueron agredidos por conductores afiliados a la Federación Andina, en represalia por exigir rendición de cuentas de los 20 centavos que reciben.

“Con piedras y palos nos quieren amedrentar por exigir un informe de los recursos que manejan, pero no vamos a permitir”, dijo uno de los choferes de base del Sindicato Eduardo Abaroa.

El martes, el representante del sindicato Eduardo Abaroa, Lucio Quispe, afirmó que se declaran en “pie de lucha” ante supuestas amenazas de la cúpula dirigencial de avasallar sus rutas.

La pasada semana, choferes de base de al menos cinco sindicatos de La Paz y El Alto resolvieron desconocer a los dirigentes de la Federación 1ro de Mayo, iniciar procesos penales y pedir auditorías externas a los recursos transferidos a cuentas particulares.

Pagina Siete.

Publicidad
FmBolivia