Trabajadores de radio Líder denuncian maltrato; la Gobernación niega el hecho

Cuatro funcionarios y extrabajadores de radio Líder, propiedad de la Gobernación de La Paz, denunciaron maltrato laboral y amedrentamiento por parte de J.M., responsable de la radio. Las quejas fueron presentadas legalmente ante Recursos Humanos de la Gobernación. Desde ese medio negaron las denuncias y afirman que no hay acoso ni maltrato.

Página Siete trató de comunicarse en reiteradas ocasiones con J.M para conocer su versión sobre estas denuncias. En un breve contacto, la responsable de radio Líder evitó hablar y pidió hacer todo contacto con el director de la Unidad de Comunicación de la Gobernación de La Paz, Édgar Ramos.

Consultado sobre el tema, Ramos negó las denuncias y cualquier tipo de acoso dentro del medio departamental. “Primero y principal, no hay acoso. Aquí no ha llegado ninguna denuncia de acoso, cualquier denuncia que pudiera hacerse contra radio Líder tiene que ser primero a su responsable, a su director, y le está hablando el director. Entiendo que han llegado algunos reclamos a Recursos Humanos, eso sí nosotros lo estamos procesando”, sostuvo.

La autoridad afirmó que tras los “reclamos” se hicieron varias reuniones tanto con el personal de la radio como de comunicación para “superar las eventuales diferencias de criterio”.

Como medio también solicitamos una entrevista con la responsable de Recursos Humanos. La cita no fue concretada.

En una anterior entrevista con Página Siete sobre el maltrato laboral a trabajadores del sector público la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, explicó que en el país no hay una ley que defina o regule qué es el acoso laboral y cómo debe sancionarse. “Entendemos que se da en ambientes laborales fuera de las particularidades políticas, religiosas u otras. No se pueden encasillar en discriminación o en acoso todos los casos. El acoso laboral son todas aquellas acciones que tienen como fin la renuncia o la anulación de una persona en el ámbito laboral”, explicó.

Las denuncias

“La que es ahora la encargada de la radio, J.M., nos amedrenta. Constantemente nos agrede verbalmente, presionándonos por el tema laboral. En un principio, hasta cierto punto, consideramos que era parte de las gestiones de una persona en ese cargo, sin embargo, la forma y las palabras que emplea son bastante agresivas al dirigirse hacia algunos de nosotros”, dijo uno de los funcionarios que presentó la denuncia a Recursos Humanos.

Otro trabajador, que pidió no revelar su identidad, aseguró que dentro de la radio también se dan casos de discriminación hacia personas de origen indígena. Además, sostuvo que se ha naturalizado el maltrato dentro de la institución.

“Ejerce la violencia psicológica desde el puesto en el que está”, detalló. Afirmó que la situación es “muy incómoda”.

Un tercer denunciante relató que el hostigamiento laboral es una forma de inducir a la renuncia del personal y aseveró que pese a las quejas presentadas ante la Dirección de Recursos Humanos de la Gobernación, la situación sigue siendo la misma.

Un documento oficial al que tuvo acceso Página Siete, revela que la directora de recursos humanos de la Gobernación, Patricia Vega, puso en conocimiento de J.M. las denuncias recibidas en ese departamento por “maltrato al personal a su cargo y personal en general”.

El documento, que data del 23 de mayo, insta a J.M a velar por un ambiente más propicio dentro de la institución.

Página Siete tuvo acceso a un audio de una reunión a la que se convocó al personal de la radio con el fin de conocer quiénes eran los denunciantes pese a que se debe garantizar que éstas sean anónimas. También se verificó que en ese y un posterior encuentro se trató de buscar una solución al problema.

Una semana después de la reunión, Ramos convocó a todo el personal de la radio como de la Unidad de Comunicación de la Gobernación a otro encuentro. En esa oportunidad estuvo presente un profesional en psicología para mejorar el ambiente.

No es la primera vez

En abril de 2018 la Jefatura de Seguridad de la Gobernación, a cargo de la Policía Boliviana, emitió un informe sobre “el maltrato y discriminación” de J.M. al personal que hacía el resguardo de la emisora en los predios del Campo Ferial de El Alto. Las afectadas eran dos uniformadas con grado de sargento y cabo.

Ambas declararon, en un informe escrito a su superior, que eran tratadas de forma despectiva y eran obligadas a realizar labores ajenas a su función.

Sobre el acoso laboral

El acoso laboral se puede dar en todos los niveles jerárquicos. Es decir que puede haber casos en los que sea del superior al inferior, entre pares o del inferior al superior.

Desde hace unos cinco años la Defensoría y el Ministerio de Trabajo impulsan una reglamentación sobre este tema, algo que en el país aún no existe. Por este motivo, hasta la fecha no hay una delimitación de lo qué es o no acoso laboral o cómo debe ser sancionado.

En 2018, sólo la Defensoría del Pueblo recibió 667 quejas de funcionarios de Alcaldías, Gobernaciones y el Gobierno central por maltrato laboral.

El servidor público y “el partido”

Varios trabajadores de radio Líder también denunciaron que J.M. les obliga a participar de las actividades del “partido”, el Movimiento Tercer Sistema, encabezado por el gobernador Félix Patzi.

“Si no van a participar (en las labores de campaña), entonces vayan pensando en que deben cuidar su trabajo, porque si no ayudan no sé qué va a pasar”, relató un extrabajador que pidió mantener su nombre en reserva.

Sebastián (nombre ficticio) sostuvo que si bien todos son obligados a hacer campaña por el partido, solo J.M. figura como militante de Tercer Sistema.

En octubre de 2018, radio Líder rompió el contrato con el programa Cabildeo, de Amalia Pando, por hacer una entrevista a Carlos Mesa. Justificaron: “Un medio de comunicación del sector estatal no puede ser utilizado para beneficio exclusivo de un candidato o partido político”.

“La que es ahora la encargada de la radio nos amedrenta. Constantemente nos agrede verbalmente, presionándonos por el tema laboral”.

Afectado

“Nos dijeron que iban a tener los nombres de los denunciantes, lo cual me pareció bastante irregular, ya que una denuncia es anónima”.

Denunciante

“No hay acoso (…) Entiendo que han llegado algunos reclamos a la oficina de RRHH, eso sí nosotros lo estamos procesando”.

Édgar Ramos, director

Pagina Siete.

Publicidad