Teresa Subieta: Fallo de la corte italiana, Yo soy testigo fiel que la justicia tarda, pero llega

La delegada defensorial departamental de La Paz, Teresa Subieta, aseguró el lunes que es «testigo fiel» de que «la justicia tarda, pero llega», en referencia al fallo que dictó la justicia italiana en el caso de 24 autores de crímenes de lesa humanidad en dictaduras en Suramérica entre los años 1970 y 1980, entre quienes se encuentra Luis Arce Gómez, exministro del Interior de Bolivia de Luis García Mesa.

«Yo soy testigo fiel que la justicia tarda, pero llega», dijo en entrevista con la Red Patria Nueva.

La Corte de Asissi, en Roma, Italia, condenó esta jornada, en segunda instancia, a 24 represores de dictaduras que amparados en el Plan Cóndor cometieron crímenes de lesa humanidad.

En el fallo de primera instancia ya habían sido condenados, en ausencia, el dictador boliviano Luis García Meza, fallecido en abril de 2018, y su ministro del Interior, Luis Arce Gómez, señala una publicación del portal digital de RT.

Subieta relató que vivió la época de la dictadura y fue torturada junto a su esposo en el Ministerio de Gobierno, ambos fueron sometidos a golpes y sufrieron la aplicación de energía eléctrica en «sus partes más íntimas», los acusaban de ser guerrilleros y les pedían información sobre dónde ocultaban sus armas y dónde se encontraban los compañeros que vivían en la clandestinidad.

Ese veredicto fue emitido 20 años después de que familiares de los desaparecidos denunciaron esos hechos criminales ante la justicia italiana.

La Delegada Defensorial de La Paz dijo que «Hugo Banzer fue uno de los principales cerebros aliados al imperialismo norteamericano para llevar al pie de la letra esto que conocemos como la doctrina de seguridad nacional y que fue avalada por los dictadores de la Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay y Paraguay que han estado bajo esa égida del sistema capitalista».

Agregó que esa época no se borra del pensamiento ni del corazón de miles de familias quienes sufrieron persecución, opresión, tortura, encierro.

Consideró que a comparación de la dictadura que se vivió en aquellos años, a la fecha Bolivia dio un salto cualitativo, y es falso lo que pregonan algunas personalidades contrarias al Gobierno de Evo Morales.

«Eso era dictadura y no lo que pregonan y plantean que el país está viviendo ahora esa situación», indicó.

xzs/ma

ABI.